El Hincha, Newell's Old Boys

Panorama rojinegro

Kudelka no tuvo misterios y confirmó el equipo para visitar a Talleres el viernes

"El hecho de sostener un alto porcentaje de jugadores que dirigimos anteriormente, más algunas incorporaciones importantes, nos da cierto sostén para lo que viene", expresó el entrenador leproso a dos días del debut ante el conjunto cordobés


Frank Darío Kudelka no quiere misterios. Como él mismo dice, “la pandemia trae tantas incertidumbres que si uno tiene una certeza no tiene sentido ocultarlas. Por eso, a diferencia de otras oportunidades, el entrenador confirmó el equipo que el viernes a las 21.10 visitará a Talleres, aunque lógicamente haya que esperar que el Covid-19 no complique lo que hoy ya está definido.

“No me voy a esconder en el Covid. Ante tanta incertidumbre, cuando uno tiene una certeza, como en este caso dar el equipo, debe hacerlo. Creo que es lo correcto. Son tiempos difíciles, donde esta situación no genera muchas preguntas. Y yo tomé la decisión de no tenerle miedo a esto, aunque junto a mi gente debo pregonar los cuidados que deben tenerse, tenemos una misión docente, ya que sabemos que el mayor rango de contagio está entre los 20 y 30 años, justamente la edad promedio de los jugadores. Entendí que tenía una misión de docencia y estamos adhiriendo a conceptos de cuidado, de aislamientos si hay casos estrechos, de entender que la cercanía con mucha gente genera riesgos. Al principio tenía incertidumbre, pero entendí que nadie está exento, por eso hay que cuidarse y escuchar a lo que nos dicen los que saben. Elegí no tener miedo y dar pasos para delante”, confió el DT leproso.

“En lo personal estoy muy contento de poder volver a trabajar, era algo que como profesional necesitaba, es nuestra esencia. Pasó muchísimo tiempo y gracias a Dios podemos volver a dirigir, que es lo que uno ama”, agregó respecto de este regreso inminente.

Saber cómo llega el equipo al torneo es relativo, más allá de que en los amistosos de pretemporada los resultados y el rendimiento acompañaron. “En mí no hay dudas, creo que hicieron un gran trabajo de aproximación al torneo, aún sabiendo que no había una fecha cierta de regreso. Lo que genera incertidumbre es el Covid y los posibles contagios, no sabemos a quién y cuándo le toca, son vicisitudes que uno tiene en mente, aunque no hace en mella a lo que pretendemos, que el equipo funcione. Después de tantísimo tiempo sin jugar, donde aparecen aspectos emocionales distintos a un amistoso, veremos con qué nos encontramos, más allá de que nosotros seamos positivos”, explicó.

Y agregó: “Tanta ausencia de partidos oficiales genera dudas con las posibles lesiones, lo tengo claro, esperemos que no suceda nada, y lo que suceda serán obstáculos que debemos superar”.

Una de las ventajas que siempre se destaca de la Lepra es que pudo mantener casi todo el equipo, y Kudelka destacó esa situación. “Veremos cómo se desarrolla el campeonato. Dentro de las adversidades hay algo que ha sido bueno para mí, no tuvimos que armar un equipo de nuevo. Conservamos la misma base, eso se vio en los amistosos. El hecho de sostener un alto porcentaje de jugadores que dirigimos anteriormente, más algunas incorporaciones importantes, nos da cierto sostén, que debemos poner en cancha a partir del viernes”, señaló.

En cuento a la forma de juego, el DT tiene claro que hay un estilo al que no se puede renunciar. “Lo que uno idealiza del equipo es poder sostener la intensidad que se vio en los amistosos a lo largo de un partido oficial, que tiene connotaciones distintas a un amistoso. El equipo sostiene una forma de juego, con alta tenencia de pelota, y con orden a la hora de recuperar el balón. Lo que no sé responder, porque necesito estar en partido para verlo, es el grado de intensidad de juego que tenemos después de tanto tiempo sin jugar oficialmente. No lo veo como una duda, pero necesito comprobarlo en cancha”, confió.

Consultado sobre lo que pueda influir la ausencia de Cristian Lema, el DT fue muy claro: “A Cristian nadie en Argentina podía pagarlo, de hecho se fue a Arabia. Fortalecimos la idea que teníamos con Fontanini y Gentiletti, buscando tener algo parecido al torneo anterior. Por otra parte lee habíamos dado la palabra a Callegari que se podía ir en este receso y le cumplimos. Y trajimos dos jóvenes (Guanini y Capasso), que van de menor a mayor, porque será un recorrido largo, pero son dos jugadores que nos pueden abastecer a esa zona de la zaga central y tienen futuro”, explicó.

Maxi Rodríguez jugará decididamente como enganche, lanzador, sin tantas obligaciones de defender. Y Kudelka cree que va a portarle mucho al equipo desde allí. “Necesitamos que Maxi administre el juego, va a ser generador, meter pases en profundidad, y cuanto más cerca del área rival tengamos al equipo, va a llegar al gol más veces, como sucedió en el torneo pasado, cuando era un delantero flotante. Lo que no queremos es desgastarlo con el recorrido hacia atrás. Nacho es un jugador del cual no voy a descubrir sus cualidades técnicas y goleadoras, pero no podemos pedirle que corra a los laterales, más allá de que es solidario. Estratégicamente vamos a tener que jugar con un esquema de retroceso 4-3, por eso la clave es tener mayor cantidad de tiempo la pelota y no correr atrás del balón, en eso estamos y es lo que pretendemos. Y doblar la zona de ataque con la subida de laterales o volantes internos. Nutrir mucho el área del rival, pero sostener a los de mayor jerarquía sin que tengan que correr tanto. Hemos hechos muchos goles en la pretemporada porque fuimos efectivos pero también ocasionamos muchas situaciones de gol. Esperamos sostener eso”, comentó.

Kudelka decidió que Aníbal Moreno será titular por encima de Jerónimo Cacciabue, y dio las explicaciones. “Son jugadores de características distintas. Moreno puede jugar por derecha o izquierda, incluso le sienta mejor el interior izquierdo a pesar de ser diestro, es de mucho perfil técnico, buen pase, buen cambio de frente y mucha intensidad para recuperar. A Jerónimo le cae mejor la posición de doble cinco, no tan vertical. Necesita más cancha de frente. Se irá viendo quién juega de acuerdo a las necesidades que tengamos. Y Pablo Pérez ya sabemos lo que nos puede dar. Pero deben jugar dos de tres. Ninguno puede jugar de Julián Fernández, salvo una necesidad dentro de un partido. Hay muchos jugadores en el medio de gran jerarquía, de juventud, de calidad, pero no pueden jugar todos”, aclaró.

A Newell’s le tocó el “grupo de la muerte”, pero el DT no ve esto como un problema. “No puedo elegir con quién jugar, lo que toca, toca. No sé cómo hacen para saber cuáles son los mejores o los peores, si es por historia o por actualidad. Talleres se está rearmando; Lanús es un equipo que juega siempre con intensidad; y Boca viene de ser campeón. A mí me desafía, y como no puedo elegir, me encanta el grupo. También quisiera saber lo que piensan los demás que nosotros. Y como confío en mi equipo, para defender la historia de Newell’s, no podemos pensar en chiquito. Debemos estar a la altura de la circunstancias, no voy a poner como escudo la pandemia y estaremos ahí en busca de la gloria, que es lo que este club requiere siempre”, expresó.

Comentarios