Edición Impresa, Policiales, Últimas

Intentaron secuestrar a Marisa Olguín

La madre de Bruno Gentiletti, desaparecido hace 14 años el el balneario La Florida, está ayudando a buscar a un vecino de Las Rosas.

Marisa Olguín, madre de Bruno Gentiletti –desaparecido el 2 de marzo de 1997–, denunció que dos personas a bordo de un auto intentaron secuestrarla el miércoles por la tarde, cuando caminaba por la zona sur, rumbo a la casa de unos amigos. La mujer, que sigue buscando a su hijo e incluso viajará próximamente a Europa porque dice saber donde está el chico, que hoy tendría 21 años, sospecha que el episodio se debió a una denuncia realizada pocos días atrás por la desaparición de Víctor Hugo Forgia, un hombre de 46 años que estaba internado en el Centro de Rehabilitación de Marginales, de General Lagos, y que está desaparecido desde el 1º de marzo (ver recuadro).

Desde hace 14 años, Marisa Olguín busca a su hijo Bruno Alberto Gentiletti quien cuando tenía 8 años desapareció del balneario La Florida, cuando había venido con sus padres desde Las Rosas a pasar el fin de semana en Rosario. Marisa no paró un solo instante de buscarlo, pero el miércoles fue sacudida por otro hecho, esta vez en zona sur.

Mientras caminaba por Uruguay al 1400, se le acercó un auto gris, con vidrios polarizados, en el cual viajaban dos personas. Una le preguntó si era Marisa Olguín y, cuando ella asintió con la cabeza, cruzaron el auto en la calle, en contramano, y uno de sus ocupantes se bajó, denunció la mujer.

Siempre según su relato, ella salió corriendo sin mirar atrás hasta que se metió en una mueblería de Mitre y Ayolas, donde dijo quién era, qué le había pasado y pidió ayuda. Los propietarios del comercio la llevaron al fondo del local y desde ahí llamaron al 911. La Policía llegó a los pocos minutos, pero no lograron dar con el auto, ya que Marisa no pudo aportar muchas precisiones sobre el rodado.

La mujer sospecha que el episodio está vinculado con unas gestiones que está realizando desde principios de marzo por la desaparición de Víctor Hugo Forgia, un vecino de Las Rosas de 46 años que el pasado 22 de febrero se internó por propia voluntad en el Centro de Rehabilitación de Marginales (Remar), ubicado en General Lagos.

Según familiares de Forgia, el 1º de marzo les avisaron desde el Remar que Víctor se había escapado el día anterior. Pero cuando fueron hasta el lugar a averiguar qué había sucedido, se encontraron con que Víctor se había ido dejando en General Lagos ropa, efectos personales y hasta su teléfono celular.

A Marisa le pidieron ayuda sus vecinos de Las Rosas y fue así que ella vino hasta la sede local del Remar, ubicada en Buenos Aires 1415, donde le dieron la misma explicación que a los familiares de Forgia.

“Fue todo muy raro”, sostuvo la mujer por Canal 5, y mencionó que el miércoles por la mañana recibió un mensaje a su facebook en el que le daban la descripción del lugar donde tenía que ir a buscar el cuerpo de Víctor Forgia. “Abajo decía: «Borrá esto si no querés tener consecuencias». Una amenaza concreta. Yo denuncié esto y a la tarde fui a la casa de mis amigos y me pasó esto”, en referencia al intento de secuestro.

La denuncia por la desaparición de Víctor Hugo Forgia fue hecha en la comisaría de Las Rosas, desde donde se dio conocimiento al Juzgado de Instrucción de Cañada de Gómez, que no tiene injerencia en el departamento Rosario, por lo que el expediente fue girado al Juzgado de Instrucción de la 15ª Nominación, a cargo de Jorge Baclini, en turno cuando se presentó la denuncia por la desaparición de Forgia.

Comentarios