Edición Impresa, Mundo, Últimas

India: el gigante que se viene

La población aumentó 181 millones en una década, lo que equivale a todos los habitantes de Brasil. De mantenerse la tasa de crecimiento, en 2030 destronará a China y será el país más poblado del planeta.

La población de India, que actualmente tiene 1.210 millones de habitantes, aumentó en 181 millones durante la última década, lo que se ubica como la mayor democracia del mundo, a las puertas de destronar a China como el país más habitado del planeta en 2030. El incremento registrado en diez años equivale a toda la población de Brasil.

El nuevo total de 1.210 millones de personas significa que India tiene más población que Indonesia, Estados Unidos, Brasil, Pakistán y Bangladesh juntos. Llevar a cabo un censo en India es un ejercicio gigantesco desde el punto de vista logístico. Unos 2,5 millones de personas reunieron los datos en un país con una extraordinaria variedad de culturas, lenguas y costumbres, movimientos insurgentes y al menos 600.000 aldeas. Las cifras definitivas del censo se darán a conocer a fines de 2011.

“Los datos muestran que India se encuentra en un período de transición demográfica; ya no necesitamos preocuparnos por la bomba de la población: las cifras tienden a estabilizarse”, dijo el profesor P. M. Kulkarni, un experto en demografía en la Universidad Jawaharlal Nehru de Nueva Delhi. Es que, a la vez, la tasa de incremento de la población registró la mayor caída desde la independencia, en 1947, pasando de 21,5 por ciento hace diez años a 17,6 por ciento.

Al mismo tiempo, la tasa de alfabetización pasó de 64,8 por ciento en 2001 a 74 por ciento, de acuerdo con las cifras preliminares del censo. La tendencia es particularmente asombrosa entre las mujeres,  ya que el número total de mujeres alfabetizadas aumentó casi 50 por ciento, pasando de 224 millones en 2001 a 334 millones.

Por otro lado, las cifras del último censo también revelaron una inquietante caída en el número de niñas. Los responsables del censo contaron hasta 914 niñas por cada  1.000 niños –hace diez años eran 927 niñas–, lo que sugiere un fracaso colectivo de los esfuerzos para combatir el aborto de los  fetos femeninos y otros métodos ilegales de selección de la natalidad.

Comentarios