Policiales

Violencia de género

Imputativa a femicida que mató a concubina en plena calle

Un hombre será imputado esta tarde por el feroz femicidio de su pareja, ocurrido en plena calle el último fin de semana. No era la primera vez que Jesica era golpeada, en una oportunidad perdió un embarazo por los puñetazos recibidos.


Foto: Juan José García.

“Está claro que es un femicidio y hay una agresión brutal”, dijo este lunes el fiscal Florentino Malaponte, quien esta tarde llevará a audiencia imputativa a la pareja de Jésica Daniela Olivera. La mujer fue asesinada en plena calle tras una discusión con su concubino, quien primero la golpeó y luego la atacó con una cuchilla. El funcionario destacó que el femicidio se produjo ante la mirada de testigos y, en ese sentido, la investigación está en una “buena dirección”. Este lunes por la tarde será imputado de homicidio calificado, es decir femicidio y el funcionario pedirá prisión preventiva sin plazo para el hombre.

Alrededor de las 4.20 de este domingo, Jésica y su pareja Juan Emanuel Saucedo discutían a la salida de una fiesta en Sánchez de Loria al 1300 bis. El hombre, la agarró a trompadas  en la calle, luego sacó una cuchilla, tipo carnicero, y la apuñaló. Un corte en la pierna que afectó una arteria la llevó a la muerte. El crimen se produjo a la vista de los vecinos que llamaron al 911.

Jésica quedó tendida en la calle y el agresor se hacía el desentendido mientras le pregunta “¿qué te pasó?, ¿quién te hizo esto?”, explicó una fuentes del caso. El hombre, que cuenta con una condena previa, fue detenido en el lugar por el personal policial.

Este lunes durante una conferencia de prensa brindada por el fiscal, Malaponte destacó la presencia de testigos en el lugar que corroboraron la mecánica de los hechos y en la audiencia de esta tarde irá por la máxima calificación: femicidio. El funcionario explicó que se reunió con la familia, y si bien no hay denuncias radicadas por la víctima si existieron actos violentos contra ella, lo que derivó en su remisión a hospitales. Malaponte explicó que buscarán las historias clínicas y aunque no los encuentren la calificación será la más grave “está claro que es un femicidio y hay una agresión brutal. Primero los golpes, después las heridas con el arma blanca. Todo a los ojos de los vecinos que estaban en el lugar”.

Fuentes del caso contaron que Jésica era madre de tres hijos, el último fruto de su relación con el agresor. Tenía 5 trabajos, limpiaba en casas de familia para mantener a la suya. La violencia también era una constante en su vida. En una oportunidad se fue un mes a vivir de una amiga porque su pareja le desfiguró la cara a golpes. En otra oportunidad perdió un embarazo por los golpes recibidos, explicó la fuente.

Si te gustó esta nota, compartila