Ciudad

Tras las rejas

Imputaron y dejaron en prisión preventiva a la pareja acusada por amenazar a la familia de Di María

Este miércoles tuvo lugar la audiencia en la que comparecieron un hombre de 35 años y una joven de 23 que habían sido arrestados en un departamento de alquiler temporario cuando estaban preparando su fuga. La Fiscalía les endilgó amenazas calificadas, intimidación pública y tenencia de arma de fuego


El sobre que dejaron los imputados en Funes, al tiempo que hacían disparos.

Este miércoles en el Centro de Justicia Penal tuvo lugar la audiencia imputativa contra la pareja acusada de haber amenazado a la familia del jugador de la Selección Ángel Di María el pasado 25 de marzo en Funes. Ambos quedaron formalmente acusados y permanecerán tras las rejas, ya que el juez Pablo Pinto dispuso la prisión preventiva por el plazo de ley.

El fiscal Pablo Socca atribuyó a Pablo Ezequiel Acotto, de 35 y domiciliado en Pérez, y a Sara Belén Gutiérrez, de 23 años y con domicilio en la zona sudoeste de Rosario, los delitos de amenazas coactivas calificadas, por uso de arma y por ser anónimas; intimidación pública agravada por el uso de arma de fuego en concurso real con tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil, todo ello en calidad de coautores, solicitando la prisión preventiva efectiva.

La Fiscalía les atribuyó haber realizado, a pedido de otras personas no identificadas todavía, y a cambio de dinero en efectivo, “siendo la suma de $4.000.000”, una amenaza contra la familia de jugador de fútbol. “Dicha maniobra consistió en dirigirse ambos imputados, en fecha lunes 25 de marzo de 2024 a la 1.30 aproximadamente, a bordo de un vehículo Renault Megane por calle Fuerza Aérea al 4200 de la ciudad de Funes, frente a country de la zona lugar de residencia de la familia de dicho jugador, y realizar disparos con un arma de fuego, para luego arrojar una nota intimidatoria donde además se mencionaba al gobernador de la provincia de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, para luego darse a la fuga”, relató el fiscal Socca.

El auto en el que se desplazaban los imputados fue detectado a través de cámaras de seguiridad.

 

Según el alegato, el accionar “tuvo el objetivo de infundir temor y generar conmoción en la población, como así también en los medios materiales empleados para la concreción del ilícito, teniendo en cuenta la coyuntura especial en la que se encuentra la provincia de Santa Fe”.

La Fiscalía también les imputó a Acotto y Gutiérrez la tenencia ilegal de un arma de fuego marca Bersa calibre 22 con numeración y munición en la recámara, “la cual se encontraba dentro de la vivienda de calle Moreno al 900 de Rosario, donde ambos se ocultaban luego de cometer el hecho anteriormente descripto”.

El arma se encontró el miércoles 27 de marzo a las 5.30 de la mañana, “en momentos en que personal policial realizó un allanamiento al domicilio mencionado”.

El juez de primera instancia tuvo por formalizada la audiencia y dispuso la prisión preventiva por 2 años disponiendo la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley para ambos imputados.

En tanto, la investigación continúa para dar con los autores intelectuales y quienes financiaron el hecho.

Comentarios