Edición Impresa, Policiales

Barrio Alvear

Imputaron a joven por crimen de Barúa

La víctima fue asesinada la semana pasada durante el robo de su moto.


Un joven de 20 años, detenido anteayer tras un allanamiento a su domicilio, fue imputado por el crimen de  César Armando Barúa. El hecho se registró el jueves de la semana pasada en barrio Alvear cuando la víctima fue abordada por tres asaltantes mientras le enseñaba a conducir su moto a su novia. Ayer, durante una audiencia imputativa, Jony –como se conoce al sospechoso– fue sindicado como uno de los participantes del atraco que terminó con la vida de Barúa. El joven se desvinculó del hecho y sindicó a otros tres muchachos como los autores del robo. Dijo que estaba dispuesto a colaborar porque no iba a perder su familia y su libertad por algo que no hizo. Tras la declaración, el fiscal Rafael Coria solicitó la prisión preventiva del muchacho, medida cautelar que la jueza Mónica Lamperti fijó sin plazo.

El fiscal reconstruyó el crimen en base a una serie de testimonios. Eran cerca de las 19.30 cuando César y su pareja circulaban por Ameghino. El chico de 27 años le enseñaba a su novia Luján a conducir cuando vio por el espejo retrovisor que se acercaba una moto. La víctima fue alcanzada al llegar al pasaje Buceo. Los asaltantes se le pusieron a la par y lo apuntaron para robarle la motocicleta. La chica corrió pidiendo auxilio y logró resguardarse en la casa de un vecino.  Previo a ello escuchó un disparo hacia ella y luego algunas detonaciones más.

Por su parte, César entregó la moto y corrió. Como los ladrones comenzaron a seguirlo se tiró al piso y lo tironearon para sacarle la mochila que llevaba puesta. En ese momento le efectuaron un disparo en el pecho que le ocasionó la muerte. La escena fue vista por un hermano de la víctima, aunque éste no se había dado cuenta que era César el que estaba siendo atacado. La moto quedó tirada y el que llevaba el arma le dijo a otro de los ladrones que buscara el rodado. Pero como no pudo levantarlo, éste le dio el arma a su compinche y se fue en la moto robada mientras los otros dos se fueron en la moto que llegaron. Salieron  de la cuadra disparando al aire.

Algunos testigos sindicaron que el asaltante que iba en la moto de César era Jony. Este joven, luego identificado como Jonatan Alejandro M., fue detenido tras un allanamiento a su casa ubicada a dos cuadras del lugar del hecho. Por su parte, otro vecino les contó a familiares de la víctima que vieron ingresar la moto  a un pasillo ubicado por calle Garibaldi. Según la pesquisa, los autores son conocidos en el barrio y el fiscal tiene identificado a los otros dos asaltantes aunque prefirió no dar los nombres en la audiencia y señaló que los perfiles en redes sociales de estas personas fueron eliminadas al día siguiente.

A su turno, el imputado declaró. Dijo que no tuvo que ver con el hecho, que todos lo conocen y que esa tardecita estaba en la puerta de su casa y vio una moto con tres ocupantes a los que sindicó como Ulises, dueño y conductor de la moto, Chuky en el medio y Mauricio en la parte trasera, y que luego escuchó las detonaciones. Sostuvo que los conoce del barrio y que ha tomado algo con ellos pero que no va a perder su familia y su libertad por algo que no hizo.

Aunque el descargo no alcanzó a convencer. El fiscal Coria le imputó homicidio criminis causa agravado por el uso de arma de fuego y portación y le agregó la solicitud de prisión preventiva sin plazo, al sostener que ubica en la escena a los otros sospechosos y da un tercer nombre para salirse del lugar pero que hay testigos que lo sindican. Si bien su defensor Germán Mahieu hizo un esfuerzo por mejorar su situación, la jueza Mónica Lamperti dictó la medida cautelar por el plazo de ley, es decir 60 días, tras lo cual la defensa podrá solicitar la revisión de la preventiva.

Comentarios