Edición Impresa, El Hincha

Manos salvadoras

Sosa, otra vez clave en la Copa Argentina

Como ante Rafaela, el uruguayo tuvo intervenciones claves en el triunfo canalla sobre Boca.


Sebastián Sosa volvió a ser uno de los jugadores determinantes para que Central siga avanzando en la Copa Argentina. Antes, en los 16avos de final, se vistió de héroe en la definición con remates desde el punto penal ante Atlético Rafaela. Ahora, en la noche del último miércoles, un par de atajadas del uruguayo mantuvieron a Boca, casi hasta el pitazo final de Loustau, a dos goles de distancia.

Es cierto que Sosa también cometió algunos errores puntuales. Pero sus aciertos terminaron pesando mucho más en el desarrollo del partido.

“En la primera parte, llegamos merecidamente a convertir los goles, y nos llevamos una diferencia a favor que en el segundo tiempo pudimos aguantarla”, explicó Sosa a la hora de analizar el importante triunfo del miércoles en Córdoba ante los xeneizes. Y luego agregó: “En el segundo tiempo defendimos bien, más atrás de lo que pretendíamos, pero esa diferencia hace que cedas la pelota y el terreno al rival; nos dedicamos a defender y por suerte lo hicimos bien”.

—La sensación que quedó flotando tras el partido es que en el segundo tiempo sufrieron demasiado.

—Sí, coincidimos. La intención era seguir igual. Sabíamos que habíamos hecho una primera parte muy buena. Pero era lógico, y de esperarse, que el rival tuviera algún tipo de reacción. Y la tuvo. Lamentablemente no pudimos tener la pelota y hacer el juego de la primera parte. Pero cuando las cosas no salen como las planeas, también es importante imponerse desde lo defensivo, desde la parte de recuperar y sacarla como sea. Por suerte, en el segundo tiempo, pudimos mantener esa diferencia.

—¿La más difícil fue la de Benedetto?

—Sí, sin dudas la más difícil fue la de Benedetto. Por suerte pude manotearla justo. Si llegaban al gol en ese momento, había mucho tiempo por delante, y tal vez hubiesen podido complicarnos aún más. Por suerte pude aportar mi granito de arena.

—¿Qué significa para vos eliminar a Boca?

— Vengo con un sueño y un objetivo que es lógicamente tratar de lograr algo con este club (por Central). Tuve un muy lindo año en Boca, tengo un gran recuerdo. Me tocó jugar la Copa Argentina y ganarla, ganar también el torneo local, y llegar a la final de Copa Libertadores. Fue un año muy bueno el que me tocó vivir en Boca, tengo el mejor recuerdo.

—¿Qué fue lo más importante: la eficacia del primer tiempo o poder sostenerlo en el segundo tiempo?

—La combinación de las dos. En el primer tiempo logramos esa diferencia, y en el segundo tiempo, cuando no encontramos el camino futbolísticamente, pudimos imponernos defensivamente y plantarnos como hombres en la cancha.

—¿Fue tu mejor partido en Central?

—Yo creo que cada partido pasa a ser el más importante. Lo que pasó ya quedó atrás en el tiempo.

—¿Cómo viste el gesto de Tevez? (NdR: devolvió una pelota en un momento delicado del partido).

—Estuvo muy bien. Creo que era (Jonathan) Silva el que tenía que ceder la pelota, y no lo entendió o no se dio cuenta. Yo siempre apelo a la buena fe, y a la buena voluntad de los compañeros. Se desató una polémica que quedó ahí, en ese momento del partido. El gesto de Tevez es para resaltar, que no me extraña por las características, el nivel y la trayectoria que tiene. Sabe cómo responder ante cada situación.

—Venían de perder el Clásico. ¿Esto levanta el ánimo?

—Sí, la necesitábamos imperiosamente porque creo que veníamos jugando bien y no se nos daba. En el torneo local merecemos tener, fácil, unos seis o siete puntos más, lo que nos permitiría estar prendidos en la pelea con los de arriba. Pero no se nos venía abriendo el arco, y perdimos partidos como el Clásico sobre el final. Este grupo merecía una victoria así, y seguiremos trabajando para lograr cosas importantes para el club.

—¿Será fácil cambiar el chip y meterse rápido en el partido del domingo ante Independiente?

—No sé si será fácil, pero tenemos que hacerlo. Es muy largo el torneo y hay que empezar a sumar. Todavía falta mucho. En la interna del grupo sabíamos que estábamos haciendo las cosas bien, pero no se nos venían dando los resultados.  Veníamos en un ascenso futbolístico, lo sentíamos así, pero recién lo pudimos plasmar en el marcador ante Boca.

Coudet: “Hicimos un partido correcto”

El entrenador de Central, Eduardo Coudet, consideró ayer que su equipo hizo “un partido redondo” en la victoria frente a Boca y sobre todo “por el contexto”, tras la polémica final que jugaron en la edición pasada del mismo torneo.

“Enfrente teníamos a un gran rival, con muy buenos jugadores. Sacamos adelante un partido redondo, sobre todo por el contexto. Por todo lo que se venía hablando desde la previa y por el partido en sí”, señaló en una entrevista con TyC Sports.

El Chacho recordó que “en la cabeza no era una situación normal después de lo que pasó el año pasado”, ya que se jugó “en el mismo lugar, contra el mismo rival”, pero está satisfecho porque el equipo se manejó “de la mejor manera”.

“Tratamos de darle la mayor calma posible al partido. Los muchachos se jugaban algo distinto, porque estaban dolidos, enojados. Tratamos de que ese enojo no se transformara solo en agresividad. Había un partido de fútbol, había que jugarlo y este equipo siempre intenta jugar bien al fútbol”, infló el pecho.

Si bien no quiso referirse al pasado con rencor, rotuló lo sucedido en la Copa pasada como “una mancha para el fútbol”.

“Cuando perdés, nadie te devuelve nada. Y lo que pasó el año pasado fue una mancha. No solo para mí, o los jugadores, sino para el fútbol”, acusó.

A pesar de los fallos polémicos del árbitro Patricio Loustau, que no le otorgó un penal a Boca y debió haber expulsado en el primer tiempo a Cristian Villagra, Coudet dijo que no pudo ver nuevamente las jugadas y que para él “hubo un gran arbitraje, al menos desde el manejo del partido”.

Finalmente, aseguró que “por ahora” se quedará “en Central”, y prepara el “partido importante contra Independiente en casa”.

Lo que se viene en la Copa

Con la victoria obtenida ante Boca, Central logró clasificar por tercer año consecutivo a las semifinales de la Copa Argentina. En esa instancia, los auriazules se medirán frente a Belgrano en fecha y escenario a confirmar. En tanto, por la otra llave, River espera contrincante. Ese equipo se conocerá cuando se enfrenten San Lorenzo y Gimnasia, partido que todavía no tiene día ni sede.

En cuanto al cruce entre Canallas y Piratas, una primera fecha tentativa sería el próximo miércoles 23 del corriente. ¿Y la sede? En principio, el Bicentenario de San Juan arranca con mejores chances que el resto.

Si Central avanza a la final de la Copa Argentina, y su rival es San Lorenzo, el equipo de Eduardo Coudet habrá conseguido clasificar para participar de la próxima edición de la Copa Libertadores. ¿Por qué motivo? Porque el Ciclón ya consiguió su pasaje al torneo en el primer semestre de este año (Argentina 2), por ser finalista del certamen de primera división. Por lo tanto, si los azulgranas participan de la final de la Copa Argentina, el otro finalista ocupará automáticamente el puesto de Argentina 5 en el sorteo de la Libertadores 2017.

Comentarios