Ciudad, Coronavirus

Pantalla del mundo nuevo

Impulsan vuelta del autocine para reactivar industria recreativa y también el culto evangélico

La alternativa prospera en Uruguay y Brasil; busca reactivar rubro paralizado por la pandemia. Hay versiones de inversiones extranjeras, pero todo está verde. También pastores piden imitar modalidad para celebrar misas y difundieron su proyecto. La provincia anunció protocolo de shows vía streaming


La imagen de cientos de autos estacionados mirando hacia una pantalla gigante al aire libre parecía, hasta antes de la pandemia, un recuerdo o un recorte de película. Pero la llegada de la pandemia del coronavirus, y las medidas de aislamiento para prevenirlo, hacen pensar en un posible retorno del autocine en un auge de las modas retro en plena era del reinado de (otras) pantallas. Es que la industria cinematográfica, y todas las artísticas, culturales y recreativas, son de las más golpeadas por el covid-19. Frente a la extensión de la cuarentena y en vista de que los cines serán uno de los últimos espacios en retornar, algunos empresarios comenzaron a buscar alternativas y el autocine parece ser una de ellas, incluso como alternativa para los pastores, acostumbrados ellos a la tecnología para a difusión del mensaje evangelista. En el mismo sentido, el de motorizar el sector económico cultural, el gobierno provincial presentó un protocolo a Nación para habilitar shows sin público y vía streaming.

Hoy el autocine ya es una opción en algunos países como Uruguay, Brasil, algunos de Europa y Medio Oriente. Incluso países como Alemania y Dinamarca, incorporaron la modalidad para asistir a recitales y fiestas electrónicas. Sin embargo, en la Argentina aún no hay experiencias del estilo, y en Rosario, donde hasta hace tres décadas supo haber un autocine, no lo consideran viable por la gran inversión en dólares que requiere implementarlo: entre 200 y 300 mil.

“Necesitás meter 200 vehículos para que sea redituable. Tienen que estar distanciados para que puedan ver la pantalla y el predio tiene que contar con desniveles. Antes de la pandemia, el negocio del cine ya venía en baja y ahora empeoró. Creo que es una inversión muy grande teniendo en cuenta el valor del dólar hoy”, dijo Daniel Grecco, a cargo del cine del Shopping del Siglo.

“Es difícil pagar sueldos sin ingreso de entradas y hacer la inversión. Además, los autocines siempre funcionaron sólo de noche. Y no puede haber más de dos personas por vehículo. No sé si hay inversores locales que puedan afrontar el costo. Hay versiones de empresas de afuera, pero nada en concreto”, agregó.

Grecco recordó que en Rosario hubo dos experiencias de este estilo. “Había uno muy precario en la Ciudad Deportiva de Central, en Granadero Baigorria, y otro en avenida Perón y Circunvalación. En Buenos Aires había tres. El más grande del país estuvo en Córdoba; daban calefacción y refrigeración a cada auto a través de un tubo, ofrecían parlantes y mercadería para consumir”, contó.

En referencia a la iniciativa del diputado santafesino Walter Ghione, del bloque Somos Vida y Familia, que propone autoiglesias para reactivar las reuniones evangélicas, Grecco dijo que no le extraña la propuesta. Evaluó: “Están enloquecidos por la falta del diezmo”.

“No tienen otra forma de cómo mantenerse y le sacan la plata a los fieles. Algunos se hicieron millonarios”, opinó el cinematografista.

Autos en el templo

Desde esta semana, las iglesias católicas pueden abrir sus puertas, pero sólo para contención de los fieles: confesiones y rezos individuales. Las misas, bautismos y casamientos siguen suspendidos. Desde las iglesias evangélicas pidieron a la provincia que se los autorice a celebrar reuniones con una modalidad similar a la de autocine, algo así como una especie de autotemplo.

“Ante este contexto de pandemia y hasta que se normalice la situación, necesitamos seguir llegando a los fieles. El hombre no tiene el control de todo y, por ese motivo, necesitamos una ayuda divina para que podamos superar este momento tan desagradable”, dijo Ghione a El Ciudadano.

Según explicó el diputado provincial, la idea surgió de dos pastores (uno de Rosario y otro de San Lorenzo), que cuentan con grandes predios en sus iglesias. La propuesta es que cada familia pueda ir con sus vehículos a escuchar la ceremonia que cada pastor dará desde un escenario con pantalla y duraría una hora.

Para el resto de las iglesias, la idea es que se puedan congregar en los estacionamientos de supermercados, con permiso de por medio.

“Los predios están en zona sur y zona oeste, uno ubicado sobre avenida Uriburu y otro en bulevar Seguí. Nos ajustaríamos a un protocolo, que lo podemos hacer con la ayuda del Ministerio de Salud provincial o la Secretaría de Salud Municipal”, expresó el legislador santafesino.

Según contó Ghione, para no perder el contacto con los fieles, vienen haciendo reuniones virtuales a través de distintas plataformas como Facebook Live y Zoom. “Se contiene a un gran porcentaje de personas, pero la mayoría, no tiene acceso a la conectividad de internet. Allí radica el incoveniente hasta que se vuelva a normalizar la situación”, dijo.

El diputado provincial describió: “Uno de los principales problemas que aquejan a los fieles que concurren a las iglesias evangélicas es la desintegración familiar”.

“Hay una sobredosis de individualismo. Desde el templo ayudamos para que se vuelvan a conectar y a construirse como se debe”, advirtió el pastor Ghione, que es tercera generación de evangélicos.

El legislador santafesino añadió: “Entendemos que Dios tiene un propósito para cada uno de nosotros. Es el aliento de vida en cada instante, el que nos da fuerza para levantarnos y caminar en este plan perfecto que determinó para cada uno de nosotros. Te sacás una mochila de encima cuando se entiende que Dios es nuestro destino y nuestro propósito”.

El diputado del bloque Somos Vida y Familia contó que uno de sus referentes es Martin Luther King, un reconocido pastor de Estados Unidos de la iglesia bautista, que luchó por los derechos civiles afroamericanos, dos décadas antes de comienzo del reinado de los telepastores.

“Hay un momento de la vida en que solo no podés. Por eso nos abrazamos a la fe y tenemos que comprobar que la voluntad de Dios es perfecta”, cerró el legislador.

Ghione contó que en el último relevamiento que se hizo en 2010, a nivel nacional, se contabilizaron unas 16 mil iglesias evangélicas.

Los recitales, virtuales

La actividad de los artistas locales es una de las más golpeadas por la pandemia ya que los eventos con público serán uno de los últimos rubros en autorizarse. Por eso, desde la provincia de Santa Fe presentaron un protocolo a la Jefatura de Gabinete de la Nación para retomar la actividad pero sin público. La propuesta es dar conciertos a través de plataformas digitales en espacios municipales y provinciales con venta de ticket a distancia.

“Los músicos van a estar en un escenario separados a una distancia de dos metros y con un límite de artistas arriba. Pensamos en diez como máximo y que no haya más de cinco asistentes por grupo, entre sonidista, iluminador, plomos y demás”, explicó a LT8 el ministro de Cultura, Jorge Llonch, acerca del protocolo previsto para llevar adelante la propuesta.

“Las personas podrán adquirir boletos para una banda grande o chica. De esta manera le permitiremos trabajar a esta industria, que es muy grande en la provincia. Sólo registrados en Aadi-Capif hay 3.500 músicos en Santa Fe. Estimamos que entonces hay unas 40 mil personas que trabajan en el mundo de la música”, señaló.

Según explicó, el proyecto prevé que las funciones se hagan en salas municipales y provinciales como la Plataforma Lavardén, el Centro Cultural Atlas de Rosario, el Centro Cultural de Santa Fe, además de algunos lugares privados que garanticen cumplir con las medidas de salubridad.

El proyecto también incluyó a la industria audiovisual. “Es una actividad muy grande. Este protocolo también les servirá para trabajar. También estamos previendo incorporar el teatro y danza, aunque es más difícil, pero alguna alternativa tendremos que encontrar”, agregó Llonch.

Comentarios