Política

Contra el ajuste

Hugo Moyano encabeza marcha #21F contra el gobierno nacional

El camionero no será el único orador pero será el encargado del cierre del acto. También movilizan al centro porteño las dos CTA, los movimientos sociales, agrupaciones kirchneristas y partidos de izquierda.


Camioneros encabezará una marcha contra el ajuste del gobierno de Macri.

Frente al avance del gobierno nacional sobre los derechos de los sectores más vulnerables de la población y en el marco del aumento de los despidos y una pretendida reforma laboral en suspenso, el sindicato de Camioneros que lidera Hugo Moyano encabezará este miércoles una movilización en el centro porteño que contará con la participación de las dos CTA, la Corriente Federal de Trabajadores, los movimientos sociales, agrupaciones kirchneristas y partidos de izquierda.

La manifestación #21F, convocada inicialmente por Moyano pero luego tomada como propia por diferentes sectores que se oponen al plan económico y social del gobierno de Mauricio Macri, se iniciará a las 15. Desde antes del mediodía se estima que empezarán a llegar columnas de manifestantes sobre la Avenida 9 de Julio y Belgrano, epicentro del acto.

Según se informó, el escenario se levantará sobre la intersección con la avenida Belgrano, mirando hacia la avenida San Juan, mientras que debajo del palco se espera la presencia de unas 200.000 personas, aunque podría superarse ese número en orden a la cantidad de manifestantes que llegarán por fuera de las estructuras gremiales y sociales.

El operativo de seguridad para la protesta estará a cargo del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Según trascendió, Moyano no será el único orador del acto, pero si será el encargado de realizar el cierre.

Las presencias

Entre quienes movilizarán figuran, además de Camioneros, gremios del moyanismo como Judiciales, Seguro, Peajes, Dragado y Balizamiento, Aeronavegantes, Canillitas y Panaderos, como también la Juventud Sindical que responde a Facundo Moyano.

Se sumarán también organizaciones cegetistas disidentes agrupadas en la Corriente Federal, como los Bancarios y Sadop, y también los sindicatos de las CTA de Hugo Yasky y Pablo Micheli, entre ellos docentes de Ctera y Suteba, ATE y Conadu Histórica.

Además marcharán integrantes de las organizaciones sociales CTEP, Corriente Clasista y Combativa y Barrios de Pie; de espacios del kirchnerismo como Unidad Ciudadana y La Cámpora; de partidos de izquierda, entre ellos el FIT, y de instituciones de derechos humanos como Madres de Plaza de Mayo.

Como se preveía, en los días previos la movilización sufrió deserciones de sindicatos de la CGT, más allá de las ausencias de los gremios de la central que se conocían desde el mismo día de la convocatoria, realizada por el sector más “combativo” en una cumbre en Mar del Plata, en enero pasado.

Por eso, no estarán los sindicatos de la CGT como Comercio, Uocra, UPCN, Alimentación y Sanidad, que son manejados por los dirigentes de los sectores dialoguistas de Los Gordos y los Independientes, quienes no comparten el endurecimiento de Moyano con el gobierno, lo que provocó una fractura en la central obrera, que tras la marcha de este miércoles deberá afrontar una reorganización interna.

Tampoco marcharán los gastronómicos de Luis Barrionuevo ni el resto de las organizaciones su corriente “Azul y Blanca”, al igual que los sindicatos del transporte UTA, Unión Ferroviaria y La Fraternidad y los de las 62 Organizaciones Peronistas que lideran los peones rurales de la Uatre.

La mayoría de estos sectores que no acompañarán la protesta de Moyano, esgrimen que se trata de un enfrentamiento personal entre la familia del camionero y el presidente Mauricio Macri, lo cual fue negado por el ex jefe de la CGT, quien dijo que la marcha no es para defensa propia por el avance de causas judiciales en su contra.

Moyano sostiene que la Casa Rosada lo presiona porque rechazó dar su aval a la reforma laboral que impulsa la administración de Cambiemos y advirtió que la marcha tiene reclamos concretos como el repudio a los despidos y un aumento para los jubilados tras la reforma previsional.

Desde Rosario

Los gremios de la región que se movilizan este miércoles a Capital, sin resentir la jornada de trabajo, son: los agrupados en la CGT San Lorenzo (Soepu, Ceramistas, Municipales, Aceiteros, Papeleros Sindicato Químico y el Sindicato Peajista –Sutracovi–), en el Movimiento Obrero Santafesino, en el Movimiento Sindical Rosarino (bancarios, Sadop, municipales, Luz y Fuerza, entre otros), las cinco regionales de la CGT provincial y las dos CTA (Prensa, Amsafé, ATE, entre otros). También movilizan la UOM de Villa Constitución, Obras Sanitarias, el Sindicato de Dragado y Balizamiento Rosario, Recolectores de Residuos, la Asociación del Personal de la Junta Nacional de Granos, la Federación Nacional Aceitera, Coad, el sindicato Norte de trabajadores del Pami, los trabajadores de la Seguridad Privada. La Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) y la Multisectorial contra el Tarifazo también confirmaron su apoyo. Encargados de edificios (SuteryH) adhieren pero no movilizan. Por último los movimientos sociales que movilizan son la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Ctep y Barrios de Pie.

Schmid pronosticó una movilización masiva

El triunviro de la CGT y secretario general del sindicato de Dragado y Balizamiento Juan Carlos Schmid estimó que la marcha de este miércoles será “masiva” y llamó  a los funcionarios nacionales a que “tengan una predisposición distinta para escuchar y visualizar los reclamos”.

Schmid criticó las “miradas egoístas, ambiciones personales y desconfianzas” que existen en otros sectores gremiales que se bajaron de la marcha. “Si le preguntás a los dirigentes, están de acuerdo con el diagnóstico acerca de la situación de los trabajadores, pero a la hora de reaccionar, empiezan los problemas”, indicó en diálogo con FM Millenium.

“El gobierno debería tener una predisposicion distinta para escuchar y visualizar los reclamos”, porque “no alcanza con manifestar repetidamente que están abiertos al diálogo. Hay que tener voluntad de cambiar, si no es una conversación que termina defraudando a todo el mundo”, completó el sindicalista.

Desde el gobierno, quien salió a responder a los dirigentes gremiales que organizan la movilización de hoy fue el ministro de Transporte Guillermo Dietrich. “Es una movilización en la que se han juntado el kirchnerismo, grupos de izquierda, Hebe de Bonafini, (Hugo) Moyano, en la cual no se entiende bien cuál es la consigna, pero sí seguro una oposición al gobierno, a este rumbo que ha tomado la Argentina”, disparó en contacto con Radio Con Vos.

Además, acusó a los gremios de ejercer “actitudes patoteriles” que consisten en “dichos, amenazas encubiertas y no encubiertas respecto del futuro del gobierno”.

Si te gustó esta nota, compartila