Edición Impresa, Policiales

Postergación

Horizonte de prisión perpetua

La audiencia contra Damián “Macri” Bassi debió suspenderse por indisposición del detenido, aunque el fiscal Spelta adelantó que lo acusará por homicidio calificado.


Damián Bassi fue detenido anteayer cuando salió de la casa de su madre. No llegó a subir al auto que lo esperaba cuando fue abordado por personal policial. El sospechoso pensó que iban a matarlo y cuando se dio cuenta que era la Policía no ofreció resistencia. Macri, como se lo apoda, quedó a disposición del fiscal Adrián Spelta, quien lo acusará por dos homicidios calificados por la participación de tres o más personas en calidad de coautor. Los hechos en cuestión son el crimen de Aldo Acosta en diciembre de 2014 y la muerte de Pablo Duré en enero de 2015, ambos en Villa Gobernador Gálvez; en conferencia de prensa el fiscal aclaró que serán fundamentales los reconocimientos en rueda de personas que se realizarán en los próximos días. Pero la imputación deberá esperar, ya que la audiencia prevista para ayer por la tarde debió suspenderse por una indisposición cardíaca del detenido, dijeron fuentes judiciales.

Hace 15 meses que Damián Bassi tenía sobre su cabeza una orden de captura por el homicidio de Pablo Duré, de 34 años. A la víctima la apodaban Guaso, un muchacho rodeado de broncas, entre ellas con el clan Bassi, refirió en su momento un conocedor del territorio villagalvense. Según la reconstrucción del hecho, eran las 4.30 del 8 de enero de 2015 cuando un Peugeot 307 gris llegó a la casa de Duré, ubicada en Levalle al 2700. Cinco hombres se bajaron, tres tumbaron a patadas la puerta e ingresaron y dos se quedaron afuera. Según una fuente judicial, hay información de que las dos personas que custodiaron el ingreso eran “los hermanos Bassi”, mientras que las otras no han sido identificadas.

Al escuchar el ruido Duré salió de la habitación y se topó con los extraños, quienes maniataron su la mujer y la obligaron a permanecer en la habitación junto con sus hijos mientras arrastraron al Guaso hasta el baño. Allí lo ataron y le exigieron la entrega de un dinero que no tenía. Poco después los agresores se retiraron de la casa y se llevaron un minicomponente y un Citroën C4, refirieron fuentes policiales. Duré quedó tendido en el piso boca abajo con un disparo en la cabeza. Desde el inicio la pesquisa descartó el robo y presume que el crimen pudo estar vinculado con las broncas que tenía el Guaso en el mundillo delictivo, incluidos problemas por drogas, ya que en su prontuario también contaba con antecedentes de este tipo.

Aldo Acosta

Luego surgió su posible participación en el homicidio de Aldo Acosta, padre de Norma Acosta, enfrentada públicamente con los Bassi, a quienes acusa por la muerte de su ex marido, Miguel Saboldi, en la Alcaidía en abril de 2013. Aldo Acosta hacía changas de jardinería y, según la teoría fiscal, el 19 de diciembre de 2014 un Renault Clio fue en dos oportunidades a buscarlo y no lo encontró. La tercera vez sus ocupantes ubicaron al hombre y le pidieron que los acompañara a ver un trabajo. Acosta se subió a su moto junto con su hijo adolescente y siguió el auto, donde iban cuatro personas, explicó Adrián Spelta en conferencia de prensa.

A las cuatro cuadras detuvieron la marcha y dos de los ocupantes, uno que iba atrás y otro adelante, dispararon contra las víctimas: Aldo falleció en el lugar, mientras que su hijo resultó gravemente herido. El acompañante del conductor se bajó a corroborar que el ataque hubiera sido efectivo y el cuarteto se fue. La Fiscalía sostiene que el chofer era Macri. Por este caso fueron imputados los hermanos Osvaldo “Popito” Z. y Claudio “Polo” Z. y permanecen detenidos mientras que Enrique C., alias Chicho, fue sometido a audiencia imputativa en diciembre pasado y recuperó la libertad, aunque sigue vinculado con la investigación. Por estos días está otra vez detenido por un hecho de violencia de género ocurrido a principios de abril, cuando secuestró y golpeó a su mujer, según la acusación.

Ayer por la tarde Damián Bassi iba a ser imputado por estos dos crímenes. La calificación lleva aparejada una prisión perpetua, aunque la Fiscalía deberá recabar mayor evidencia. Lo próximo serán los reconocimientos en rueda de personas y la profundización de cierta prueba telefónica que puede ser útil para la causa. Pero la audiencia debió suspenderse por una indisposición cardíaca de Macri, dijeron fuentes judiciales.

Los Bassi

Eran seis los hombres del ya célebre clan villagalvense. Luego del procesamiento de Luis Orlando “Pollo” Bassi como instigador del crimen de Claudio “Pájaro” Cantero, la tragedia golpeó a su puerta. El último día de diciembre de 2013 Leonardo Bassi fue asesinado en el interior de la remisería del clan en Villa Gobernador Gálvez. Un hombre solicitó un coche para ir al cementerio y en esas circunstancias le disparó. Mientras que Maximiliano Bassi fue asesinado en febrero de 2014 frente a la misma empresa, en Chile al 2000, cuando arreglaba un camión. El padre de ellos, Luis Ángel Bassi, denunció en los medios que iban a matar a toda su familia y fue asesinado por un solitario agresor en octubre de 2014 cuando se encontraba en la vereda de su negocio.

Luego de la muerte de tres integrantes de la familia, Marcelo Bassi fue detenido en Villa Gobernador Gálvez en diciembre de 2014. Iba con otras dos personas, una de ellas albañil. En el interior del vehículo Gendarmería encontró dos armas de fuego que Bassi no reconoció como propias. Hubo algunas audiencias por este hecho aunque el sospechoso nunca se presentó. Por su parte, Pollo Bassi continúa tras las rejas a la espera de algunos juicios por homicidio que lo tienen como protagonista y ahora cayó su hermano menor por otros dos crímenes.

Comentarios