Edición Impresa, País

Lavado de dinero

Misteriosa desaparición de un abogado vinculado a Báez

Jorge Chueco fue visto por última vez el domingo pasado en Misiones. Dejó una carta y 40 mil dólares en el hotel. Y se esfumó. El viernes último, Fariña declaró que el letrado cumplía “un rol clave” en la operatoria que se investiga en “La Rosadita”.


Jorge Oscar Chueco, un abogado vinculado al detenido empresario Lázaro Báez, se encuentra desaparecido desde hace varios días, por lo que era intensamente buscado ayer en Misiones, donde fue visto por última vez el domingo pasado en el Parque Nacional Iguazú, tras abandonar el hotel donde se alojaba. En la habitación donde estuvo hospedado dejó una carta y más de 40 mil dólares: su ex esposa señaló que el hombre, de 64 años, recibía “amenazas” pero desestimó la teoría del suicidio.

El abogado había sido nombrado por Leonardo Fariña en su declaración del viernes de la semana pasada en la causa por lavado de dinero que tiene detenido a Báez, como quien tuvo “un rol clave” en la operatoria que se investiga. Además, en 2015, el fiscal Guillermo Marijuan había solicitado su declaración indagatoria en el mismo caso, algo que no se concretó, a raíz la compra de la financiera SGI –conocida como “La Rosadita”– a manos de Helvetic, la empresa de la que Chueco era apoderado (ver aparte).

Tras conocerse la noticia de su desaparición, el juez federal Sebastián Casanello pidió ayer a la Justicia de Misiones que lo mantenga informado sobre las novedades del caso.

Por su parte, el juez de instrucción Osvaldo Lunge, a cargo de la investigación en esa provincia, aseguró anoche a Télam que “no apareció ningún cadáver” en el marco de la búsqueda, que se realiza “por tierra, en las costas y en el río” del parque nacional, pero advirtió que los pesquisas analizan también la posibilidad de que Chueco se haya suicidado.

“Si bien no se descarta ninguna hipótesis, la aparición de una carta que según su esposa tendría la letra de él, le da fuerza a la teoría del suicidio”, graficó el juez.

Chueco, uno de los imputados con pedido de indagatoria por parte del fiscal Guillermo Marijuan en la causa por lavado de dinero por la que está detenido Báez, también fue visto el último fin de semana en el Casino de Iguazú. De acuerdo con la reconstrucción que hicieron los investigadores, la búsqueda comenzó apenas tres horas después de la última vez que fue visto por uno de los testigos en la zona.

Fuentes judiciales informaron a NA que Chueco nunca había solicitado seguridad y que no había denunciado amenazas en su contra, por lo que no tenía custodia personal.

La búsqueda de Chueco se concentra en la localidad misionera de Iguazú, último lugar donde fue visto: el juez Osvaldo Lunge, a cargo de la búsqueda, informó que el letrado había llegado a Misiones hacía una semana por un viaje de turismo que realizaba en soledad, aunque trascendió que en realidad habría viajado para poder cruzar la frontera con Brasil si es que la Justicia intentaba detenerlo.

“Dejó una carta, ropa y dinero”, detalló el magistrado en declaraciones a A24 y precisó que los investigadores intentaban corroborar mediante diversos peritajes si la letra era efectivamente del hombre desaparecido.

Además, Lunge afirmó que en la misiva el abogado dejó ver que “se sentía muy mal, se sentía depresivo”, por lo que era buscado intensamente por tierra en el Parque Nacional Iguazú, en las costas del río y en el río mismo.

La desaparición fue denunciada por su ex esposa luego de llegar a Misiones: por el momento, se investiga la causa por “desaparición de persona” y en las últimas horas efectivos policiales allanaron el hotel Saint George y la hostería Los Helechos, donde se había alojado en los últimos días.

En los procedimientos la Policía encontró una carta escrita por el abogado, que dio pie a distintas hipótesis, como la del suicidio, además de 1.000 pesos y cerca de 44 mil dólares.

“Presiento que está siendo amenazado”, aseguró la ex esposa de Chueco, Patricia, quien viajó a Misiones para buscarlo, aunque en declaraciones a radio República agregó: “Jamás en la vida atentaría contra su vida”.

La ex esposa del letrado consideró que viajó a Misiones para “alejarse de su familia y protegerla”, al tiempo que reveló que el hombre estaba “bajo una presión enorme” y “muy deprimido”.

“Presiento que está en riesgo de vida, presiento que está siendo amenazado y se ha alejado de su familia para protegernos”, señaló.

Patricia detalló que Chueco la llamó el miércoles pasado y le dijo que fuera urgente al hotel, se dirigiera a la habitación 123 y abriera la caja de seguridad: como no lo consiguió, porque se lo impidieron, radicó la denuncia por su desaparición.

Comentarios