Cine, Edición Impresa, Espectáculos

Séptimo arte en Rosario

Historias locales contrarreloj en el Festival de Cine Latinoamericano

Los realizadores chilenos Matías Bize, Fernando Guzzoni y Gonzalo Justiniano coordinaron durante tres días la producción de cortometrajes con la participación de alumnos de escuelas de cine y teatro rosarinas que hoy se exhibirán en el cine El Cairo.


Tres directores, tres días, tres cortometrajes. En el marco del Festival de Cine Latinoamericano que se lleva a cabo en la ciudad desde el pasado viernes, este fin de semana se desplegó una experiencia de formación inédita en el encuentro: la producción de cortometrajes de ficción en sólo tres días. Cuestión de tiempo, como dieron en llamar a las jornadas, comenzó el sábado cuando una selección de estudiantes de tercer año de Realización Audiovisual (Epctv); de cuarto año de la Licenciatura en Producción y Realización Audiovisual (UAI) y de los últimos años de la Tecnicatura en Actuación y Dirección Teatral (Escuela Provincial de Teatro) se reunieron con los realizadores chilenos Matías Bize, Fernando Guzzoni y Gonzalo Justiniano para conformar los grupos de trabajo, desarrollar una idea y un guion que finalmente se tradujera en ficciones audiovisuales.

Ayer, la Casa Arijón, la Biblioteca Argentina y el Planetario fueron los sets de filmación elegidos para rodar las ficciones que el público podrá ver hoy, a partir de las 19, en el Cine El Cairo (Santa Fe 1120).  “Lo que aporta este tipo de experiencias es la introducción del estudiante a la realidad concreta de hacer una película, no analizar el cine ni investigar marcos teóricos, sino hacerla”, aseguró Justiniano para quien, en lo personal, “estar en contacto con gente joven te hace volver a los orígenes, aunque es imposible volver a los 17, como decía Violeta Parra”. El director de Amnesia, uno de sus films más premiados que se verá en El Cairo también el lunes, pero a las 22, ya había estado al frente de una experiencia similar: un taller titulado Cine ahora que transcurría durante un día. Guion, rodaje, edición y proyección. “El objetivo es vivir la experiencia de pasar de la idea a la palabra, de la palabra a la imagen y con esas imágenes crear una historia y verla”, resumió.

“Siempre he hecho un cine concentrado en el tiempo”, confesó Matías Bize, estableciendo un paralelo entre su producción y la experiencia formativa que vino a desarrollar en Rosario. “En este tipo de rodajes, uno se da cuenta de que lo más importante para hacer una película es tener un buen guion, buenas actuaciones y contar la historia de una manera interesante, tengas o no una gran producción. Tener menos tiempo te limita pero te lleva a concentrarte en lo más importante, que es hacerlo desde la verdad y la honestidad”, opinó quien, el último sábado, acompañó la proyección en el festival de su última película, La memoria del agua. “Es un desafío, uno no sabe qué puede pasar, de hecho mi tercera película Lo bueno de llorar la filmé en el Festival de Cine Digital de Barcelona y nació de una experiencia similar a ésta. Iba a ser un corto, después fue creciendo y terminamos haciendo una película”, relató.

Para ambos realizadores, la relación entre Argentina y Chile en materia cinematográfica está pasando un buen momento. “Me parece una relación vital, algo que tiene que mantenerse y crecer”, puntualizó Bize, quien realizó su último film en coproducción con Argentina. Para Justiniano, en los últimos años ha “habido hechos que propiciaron un acercamiento. De hecho, se firmó un acuerdo de coproducción, pero son etapas, que ojalá se desarrollen más”.

“Los cineastas latinoamericanos han dado obras muy importantes como reflejo de nuestras vivencias, nuestra historia, para entretenernos, cuestionarnos y conocernos, torpemente a veces, pero conocernos un poco más lo que somos”, opinó Justiniano, quien acaba de terminar de rodar Cabros de mierda , su décimo segunda película. “Esta película es parte de mi vida, viví mucho tiempo en Francia, durante la dictadura de Pinochet, y volví (a Chile) a filmar cuando se cumplían diez años de  dictadura; en ese momento trabajé con unos curas bastante combativos. Tomé eso para contar la historia de un misionero americano que llega a Chile para conocer un país del tercer mundo, para ayudar a la gente a progresar. Llega a la casa de unas mujeres que le enseñan muchas cosas, ahí ve cómo se organizan las protestas, entiende lo injusto de la situación que se vive y coopera. Padece el camino de mucha gente que en nuestros países luchaba por recuperar la democracia”, adelantó el documentalista.

También sobre la actualidad de su trabajo, Bize contó que el año que viene estrenará En tu piel, una película, que acaba de terminar de filmar en República Dominicana. “Nació como una remake de En la cama, mi segunda película pero se convirtió en un proyecto nuevo casi con el mismo espíritu: dos personajes en una locación. En este caso, son dos amantes que se juntan una vez a la semana por mucho tiempo en un mismo lugar”, concluyó el joven realizador.

Laboratorio audiovisual

Los directores chilenos coordinaron cada uno un equipo de realización conformado por alumnos avanzados de las escuelas de cine y de teatro de Rosario. La misión de cada grupo fue la realización de un cortometraje de ficción de seis minutos, rodado en una jornada y editado en otra. Los cortos debían abordar libremente la premisa “Química Latina”, en el sentido que lo establece el diccionario de la Real Academia: Ciencia que estudia la estructura, propiedades y transformaciones de los cuerpos a partir de su composición. En este sentido, a través del Festival, se perfiló un laboratorio para hacer surgir productos audiovisuales. Respecto a la modalidad de trabajo, la organización del festival asignó a cada equipo una locación que posibilitó trabajar en interior y exterior, equipamiento técnico, catering, seguridad y temas musicales autorizados para su uso, más espacio de exhibición.

Seminario, competencia y estrenos para hoy

Para hoy, la programación del Festival ofrece: n De 10 a 13 y 14 a 17, se dictará el Seminario Cine argentino. Un relato salvaje, a cargo de Raúl Manrupe (Centro Cultural Parque de España).

A las 18, en el marco de presentaciones especiales, se verá Música en espera, de Luciana Enríquez.

A las 20 se proyectará, en carácter de estreno, Fátima o El Parque de la Fraternidad, film cubano de Jorge Perugorria (Museo Diario La Capital).

A las 19 se presentarán los cortometrajes de Cuestión de Tiempo; a las 20, los materiales de la Competencia Oficial; a las 22 se verá la película invitada Amnesia, de Gonzalo Justiniano (en El Cairo Cine Público).

Comentarios