El Hincha, Rosario Central

Central

Hernán Castellano: “Si me das a elegir entre Andrada o Armani, me quedo con Jeremías Ledesma”

El Rifle llenó de elogios a Conan y no dudó en elegirlo como el mejor en su puesto en el fútbol argentino. "Es un arquero muy técnico, que tiene mucha confianza y que es muy difícil hacerle un gol", aseguró el ex jugador y entrenador de arqueros de Central desde hace 10 años


Desde hace más de diez años, Hernán Castellano se desempeña como entrenador de arqueros del primer equipo de Central. El Rifle, que en su momento se destacara como especialista en atajar penales, es hoy el encargado de trabajar en ejercicios específicos del puesto con Jeremías Ledesma, Josué Ayala, Marcelo Miño y Mauricio Maslovsky, los arqueros que entrenan con el plantel profesional.

A partir de la experiencia que forjó con su silenciosa tarea en el club de Arroyito durante estos años, el ex arquero auriazul se fue convirtiendo también en voz de consulta para dirigentes, entrenadores o managers a la hora de analizar cuestiones ligadas al puesto.

En charla mano a mano con El Hincha, Castellano dejó frases fuertes y no dudó un instante en afirmar que Jeremías Ledesma es el mejor arquero del fútbol argentino. Y opinó que Conan está en el momento justo de su carrera para ser transferido. Además, aseguró que Ayala, a quién recomendó como refuerzo en su momento, está preparado para cubrir el lugar de Ledesma en caso de que el arquero titular de Central emigre en el próximo mercado.

—En el fútbol argentino hay hoy grandes arqueros. Dos de ellos son convocados habituales  la selección. Para Hernán Castellano, ¿Franco Armani o Esteban Andrada?

—Es una elección difícil, son dos arqueros con estilos muy diferentes. Andrada es de arriesgar un poco más, sale más del arco. Armani es más posicional, es difícil hacerle goles porque siempre está bien parado bajo los tres palos. Pero si me das a elegir entre Andrada o Armani, me quedo con Jeremías Ledesma. Me gusta más Jeremías que cualquiera de ellos dos.

—¿Ves a Ledesma como un arquero más completo que Andrada o Armani?

—Sí, sin dudas. Es un arquero muy técnico, que tiene mucha confianza y que es muy difícil hacerle un gol. Le tocó arrancar en primera a los 24 años, no se le dio antes. Pero con tres temporadas demostró muchísimo. Tiene la edad justa y mucho tiempo para atajar por delante.

—¿Pensás que es momento como para que Jeremías pueda emigrar?

—Lo primero que tengo que decir sobre este tema es que me sorprendió mucho como actuó Jeremías en el mercado pasado. Tuvo una oferta económica muy importante de San Lorenzo, tanto para Central como para él y la desechó prefirió quedarse sabiendo que acá peleaba por la permanencia. A nivel club no le cambiaba demasiado, pero en lo económico sí, iba a ganar una fortuna de plata. He visto a pocos jugadores tomar una decisión de ese tipo, y en este caso lo hizo alguien que todavía no tiene casa propia y dejó pasar la chance de sumar miles de dólares.

—Entonces, ¿creés que en este mercado lo deberían trasferir?

—Creo que sí, que es momento que se vaya. Le va a hacer bien a él y también a Central. Además, atrás de Jeremías viene Josué (Ayala), un arquero al que veo con las condiciones suficientes como para reemplazarlo en el arco de Central.

—¿Pensás que con Ayala en el arco de Central no se lo va a extrañar a Ledesma?

—Estoy seguro. Tengo mucha fe en lo que pueda hacer Josué. Es un arquero que seguí durante varios años, desde que atajaba en el ascenso en Independiente Rivadavia de Mendoza. Después lo vi en Temperley y me gustó mucho. Y cuando acá necesitaban contratar arquero el Colo (Mauro) Cetto, que era el manager, me preguntó por él y no dudé en recomendarlo. Hace unos meses, cuando decidieron comprarle el pase, también me preguntaron mi opinión, y volví a dar el okey. Para mí, Josué tiene muchas condiciones: personalidad, es muy serio y profesional, y se lleva bien con el grupo. Además, tiene talento, por lo que creo que no tendrá problemas para ser el arquero de Central, aunque es un arco bravo para defender.

—Respecto de lo que pueda rendir Ayala, ¿no genera algo de incertidumbre esto de que lleva dos años sin atajar partidos oficiales?

—No, no me preocupa para nada. Lo veo en cada partido amistoso que organiza Diego Cocca para que los suplentes no pierdan ritmo, y siempre responde. Además, generalmente le llegan poco, algo que es complicado para los arqueros, pero igual resuelva bien. Siempre está muy atento, muy concentrado, bien ubicado, es un arquero que me gusta mucho. Obvio que es mejor estar en actividad, pero considero que es un mito eso de que por no jugar partidos oficiales un arquero pierda distancia o seguridad.

—¿Te llama la atención esto de que Ayala no haya tenido chances de jugar al menos un partido en dos años?

—No, tiene que ver con el puesto. Es algo que les ha pasado a muchos arqueros. Acá en Central, por ejemplo, vino Caranta con 31 años y atajó muy bien durante 4 temporadas. Hizo un trabajo impresionante, fue uno de los pilares del ascenso y después fue figura en primera. Cuando pasa algo así, ¿cómo haces para que ataje el suplente? A Josué le pasó algo así, vino atrás de Jeremías, y Jeremías la rompió. Por eso seguramente que hay varios clubes que se quieren llevar a Jeremías.

—Si se va Ledesma, ¿recomendarías que sumen a un arquero para que pelee el puesto con Ayala?

—No, no hace falta. Atrás de Ayala viene Marcelo Miño, un chico del club que habitualmente ataja en reserva y que juega muy bien con los pies. Todavía no tuvo roce como el que tiene Ayala, pero lo respeto mucho. Creo que no tendrá problemas para competir por el lugar con Ayala.

—Miño tiene 22 años y sólo atajó un solo partido en primera. ¿Qué hay que hacer para que los jugadores jóvenes del club logren más rodaje? ¿Hay que cederlos?

—Sí, soy de la idea de que hay que conseguir prestarlos. Miño tuvo la chance en el último mercado de ir cedido a un equipo de la Primera Nacional. Pero Cocca lo convenció para que se quedara como tercer arquero, que también es un puesto importante en un plantel de primera. En primera le toco atajar ante Vélez y lo hizo muy bien, me gustó mucho. Y también participó en selecciones juveniles y atajó en un Mundial Sub 20. Es un arquero muy técnico, qu le pega muy bien a la pelota, me gusta.

—De todos modos, lo dijiste antes, el arco de Central es bravo, y tanto Ayala como Miño tendrán que demostrar sus condiciones en la cancha.

—Seguro. Cuando te llega la chance, depende de vos. Después, también hay que tener ese toque de suerte indispensable para ir tomando confianza y todo lo que es conlleva. Fijate lo que pasó con el Melli García, que era un arquerazo. En el Nacional B, cuando le tocó, fue un arquerazo. Después, le tocó atajar en primera con el equipo del Chacho, le llegaban poco y le convertían. No atajaba mal, pero la pelota entraba. Por eso digo que, como en todas las cosas, siempre necesitás un poquito de suerte.

—¿Quién es hoy el cuarto arquero del plantel?

—Estamos trabajando con Mauricio Maslovsky. Y en reserva viene alternando Juan Pablo Romero, quien tuvo chances de salir a préstamo pero a último momento no se dio. Una lástima porque creo que es bueno que estos chics ganen experiencia en otros equipos, aunque sean del ascenso. Eso te permite empezar a lidiar con las críticas de los hinchas, del periodismo, con la presión del técnico, que si no respondes te saca del equipo. Eso es muy bueno para que vayan forjando su personalidad.

 

Comentarios