Ciudad

Con asistentes de todo el continente

Cerró en Rosario un inédito congreso de adultos y niños

Fue organizado por el gobierno de Santa Fe y la Municipalidad en el marco de los 15 años del Tríptico de la Infancia.


El Congresito de Adultos Política y Poética organizado por el gobierno de la provincia de Santa Fe y la Municipalidad en el marco de los 15 años del Tríptico de la Infancia llegó a su fin. El viernes la ministra de Cultura, María de los Ángeles González, participó de una reunión de los equipos de trabajo del Tríptico y del ministerio y dio una serie de conclusiones de la actividad  a la que asistieron más de 500 personas desde distintos puntos del país y de ciudades de toda Latinoamérica.

González comenzó agradeciendo el esfuerzo de muchos por llegar a la ciudad a preguntar y a conocer sobre el trabajo que se realiza en el Tríptico. “Nosotros entendimos hace mucho tiempo que era necesario juntarnos entre todos a escuchar ideas, no solamente de los teóricos, de los académicos, sino de obreros, trabajadores, estudiantes y en especial de los niños. Entre todos hicimos esto”, dijo la funcionaria.

La ministra de Innovación y Cultura expresó que el Tríptico “es una experiencia cálida, transformadora, que nos gusta compartir con todos y que hay algo que se debe tener presente siempre ya que, para muchos, el espacio público es lo único. Nunca hay que olvidarse de eso”.

Y agregó: “No tenemos una fórmula mágica. Hay que pensar y sentir lo que se hace con el corazón y con el cuerpo y materializar los sueños de la gente. Toda nuestra lucha, si podemos llamarla así,  es para los niños y con los niños. Siempre hay que pensar en el otro. En la construcción social. En todos los públicos. En el juego, en el movimiento, en lo simple”, agregó.

“Hay gente que no entiende el milagro de lo público, que es aquello que le dejamos al conjunto. Hay que trabajar para sostener estos espacios que son para todos. No es fácil pero hay que hacer el esfuerzo”, concluyó González.

Previamente, tomaron la palabra mujeres y hombres que asistieron al curso. Una docente mexicana dijo que lloró todos los días por lo aprendido y que “no sabía que a esta edad se podía abrir más el corazón”.

Un educador brasileño remarcó que “Rosario nos ha inspirado y nos sigue inspirando”. Una residente rosarina dijo que esta era su primera participación y que se va “transformada, renovada y esperanzada”. “Porque me di cuenta que se pueden seguir transformando las infancias y es posible seguir haciendo felices a nuestros niños”, agregó.

Una mendocina habló de “una experiencia inolvidable vivida en esta ciudad”, al igual que una joven de San Luis, que además confesó que “muchos nos llevamos un pedacito del Tríptico con nosotros”.

Una educadora colombiana, que forma parte de la Red Latinoamericana de Ciudades Educadoras, agradeció haber estado presente en la ciudad. “Mi cuerpo y mi mente tuvieron una revolución profunda”, dijo. Un médico llegado desde Buenos Aires destacó “la decisión política de sostener estos espacios, que no se conocen como se debe”.

“Sentí que todo esto era para mí. Y eso es porque ustedes logran que cada uno que llega acá se sienta parte”, agregó una mujer de La Matanza, Buenos Aires.

Mientras que una formoseña, dirigiéndose a González, dijo: “Lograste multiplicarte en muchas personas. Cada uno se siente parte de todo esto porque nos abrís y nos das tu corazón”.

El Congresito

El congreso terminó este sábado con una visita al Tríptico de la Imaginación, conformado por los espacios del Ministerio de Innovación y Cultura: La Redonda, arte y vida cotidiana; El Molino, fábrica cultural; La Esquina encendida y El Alero, nacer hasta los 100 años. Todos ubicados en la ciudad de Santa Fe.

En el  encuentro, que se hizo en  La Isla de los inventos, La Granja de la infancia y El Jardín de los Niños (espacios que conforman el Tríptico de la Infancia); Plataforma Lavardén y el Centro Cultural Parque de España, se buscó debatir, jugar y reflexionar a partir de experiencias y vivencias, entre madres, padres, educadores, comunicadores, quienes trabajan en vinculación con tareas educativas y pedagógicas, programas sociales, clubes y vecinales.

Presencias

El Congresito contó con la participación del pedagogo italiano Franceso Tonucci; la pedagoga e investigadora Patricia Redondo; la escritora y especialista en lectura y primera infancia María Emilia López; la bailarina y docente Gabriela Morales; la arquitecta Zulema Amadei; los actores Martín Fumiato y Juan Pablo Geretto; la narradora Griselda Rinaldi; la educadora Amanda Pacotti; el dibujante y animador Pablo Rodríguez Jáuregui; la estudiante Julia Retamal; la gestora cultural Verónica Fiorito; la cantante y música Ana Prada y representantes de veinte ciudades de la Red Latinoamericana de Ciudad de los Niños.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios