Edición Impresa, El Hincha, Polideportivo

mundial en budapest

Grabich no pudo avanzar a semis en los 100 libres


No fue la mejor participación en una Copa del Mundo para el santafesino Federico Grabich. Es que el oriundo de Casilda, que llegaba con muchas expectativas, no cumplió una buena actuación tanto en la prueba de 200 metros como la de 100 libre.

Grabich se tiró al agua este miércoles en Budapest, Hungría, en los 100 libre, prueba en la que en 2015 logró la histórica medalla de bronce en el Mundial de Kazán con una marca de 48s12. Esta vez, el casildense finalizó en el 9° lugar en la eliminatoria con un registro de 49s09 y se ubicó 27° entre 113 participantes. Su tiempo no alcanzó para avanzar a las semifinales. Quedó a 0s29 de meterse entre los mejores 8 de la divisional.

Por su parte, Andrea Berrino realizó un tiempo de 27s80 en las semifinales de los 50 metros espalda del mundial de natación y mejoró así su propio récord argentino en la competencia tras ubicarse con el duodécimo lugar entre las 16 semifinalistas.

La nadadora cordobesa, de 23 años, estableció primero un registro de 27s96, con el que bajó su récord personal y se ubicó décima entre las 16 mejores competidoras. Después, en la semifinal, Berrino cronometró 27s80, volvió a mejorar su tiempo, y finalizó séptima de ocho en su prueba, mientras que fue duodécima entre 16 en la general, a 0s62 del mejor tiempo, concretado por la brasileña Etiene Medeiros.

La deportista, oriunda de Río Tercero, también participó de la posta combinada 4×100 medley mixto, que arañó la clasificación a semifinales, al ubicarse en el noveno puesto.

El equipo integrado por Berrino, Macarena Ceballos, Santiago Grassi y Federico Grabich clavó un tiempo de 3m52s, con lo que quedó a poco más de 4 segundos de la marca que concretó el conjunto de Alemania (3m47s66), octavo y último que sigue en carrera en la modalidad.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios