Espectáculos

Sábado en el Teatro El Círculo

GIT: Las canciones que nunca se fueron

La emblemática banda integrada por los músicos Pablo Guyot, Willy Iturri y Alfredo Toth repasará en Rosario un puñado de grandes clásicos surgidos en los años 80


La post dictadura tuvo su réplica en un puñado de bandas argentinas que filtraron en las letras de sus canciones el sabor amargo de un tiempo que quedaba atrás, mezclado con el amor, una cierta nostalgia, la noche, las drogas y esos raros peinados nuevos. Una chica que no va a volver atrás ni por 1, ni por 20, ni por 100; un chico que va buscando algo pero no le importa qué, y el deseo que reaparece una y otra vez por más que intenten evitarlo, todo eso es GIT.

La emblemática banda surgida en los dorados 80, integrada Pablo Guyot (guitarra y coros), Willy Iturri (batería y voz) y Alfredo Toth (bajo y voz), en solitario y en conjunto, referentes de la música de aquellos años con una gran proyección hasta llegar al presente, está de regreso en los escenarios. Y como lo hizo jueves a la noche en Córdoba, el sábado tendrá su gran desembarco rosarino en El Círculo, con un repasó por un puñado de clásicos de esos que son coreados por la multitud y algunas sorpresas, acompañados por Babu Cerviño (teclado y coros), “un compañero de toda la vida”, y Guillermo Cudmani en guitarra.

“La verdad es que no sé a qué atribuir la vigencia de estas canciones; cuando las compusimos, ni se nos ocurrió pensar que tanto tiempo después las íbamos a seguir escuchando por la radio. Seguramente tuvo algo que ver lo que fue en términos musicales la vuelta de la democracia, y para nosotros, la edad que teníamos por entonces: éramos muy jóvenes, aunque ya veníamos de tocar y de hacer discos con Raúl Porchetto o con el mismo Charly García”, responde Pablo Guyot acerca de la vigencia de los clásicos de la banda, quien está del otro lado del teléfono junto a Willy y Alfredo, un trío que cada vez que vuelve a los escenarios se encuentra con que la química “está intacta”.

“Cuando hicimos G.I.T. (primer disco de la banda, de 1984, y nombre al grupo que toma las iniciales de los apellidos de los músicos), se iniciaba un momento de una gran expansión de bandas hacia Latinoamérica, un movimiento del que fuimos los primeros; incluso un año antes de que Soda Stereo empezara a explotar. Eso hizo que nuestra música se expanda a toda Latinoamérica”, completó el guitarrista y productor musical.

Felices del gran momento de disfrute que están atravesando, así lo expresa Willy Iturri: “Estamos muy contentos, nos esperábamos ni tanta gente ni tanto cariño en este arranque de gira”. Es que se trata de un clásico de clásicos, creador de grandes hits que integran la memoria colectiva de un tiempo en el que un rock nacional empezaba a coquetear con el pop, y tomaba un nuevo impulso con exitazos como “Ana (La calle es su lugar)”, “Es por amor”, “Aire de todos”, “Ella es tan sexy”, “Siempre fuiste mi amor”, “Tarado de cumpleaños” o “No hieras mi corazón”.

Un sonido siempre actual es una de las marcas de la banda donde pareciera radicar parte de su vigencia. “Éste vuelve a ser un momento en el cual la música que se difunde tiene que ver con los años 80, pero sobre todo la nuestra; son un puñado de buenas canciones que evidentemente quedaron en el corazón de la gente, y nosotros estamos muy contentos de que sea así, porque desde que arrancamos a girar nuevamente en junio del año pasado, cuando desembarcamos en Perú con la primera presentación, nos volvió a sorprender el recibimiento. Y nos llama la atención lo que genera nuestra música con las nuevas generaciones: no pensábamos que íbamos a volver a tocar para chicos de 15 o 16 años; es algo muy gratificante, un momento increíble que lo estamos disfrutando como en las primeras épocas”, dijo a su tiempo Alfredo Toth, también uno de los integrantes de la legendaria banda de rock Los Gatos, formada entre Rosario y Buenos Aires en 1967.

Respecto de una música, la de los 80, y particularmente la GIT, que nunca se dejó de escuchar, trazando así un puente con el presente, los músicos coincidieron en la herencia de padres a hijos. “Son las canciones que se siguieron escuchando, y esos chicos, hijos de aquella generación, nos escuchan ahora”, sostienen los responsables de lo que será esta noche “un show de clásicos que están sonando muy bien”, con una sorpresa especialmente preparada para los bises.

 

Para agendar

El esperado show de GIT en Rosario tendrá lugar el sábado, a partir de las 21, en el teatro El Círculo de Laprida y Mendoza

Si te gustó esta nota, compartila