El Hincha Mundial, Rusia 2018

Rusia 2018

Francia, primer semifinalista

La Celeste sueña con dar el batacazo ante los galos y el Scratch ratificar su candidatura ante los Diablos Rojos.


Francia derrotó 2 a 0 a Uruguay en Nóvgorod y terminó con la ilusión del equipo del Maestro Tabárez. Dirigió Néstor Pitana, quien  es candidato para estar en la gran final el 15 de julio en Moscú. Varane anotó el primer tanto a los 39 minutos de la parte inicial tras imponerse de cabeza, mientras que Griezmann hizo el segundo con colaboración del arquero Muslera.

En la Celeste fue baja Edinson Cavani, lesionado en los octavos y que finalmente no pudo recuperarse de su problema muscular en un gemelo.

Francia metió a Uruguay en su propia trampa y le ganó copiando su receta. Un gol de pelota quieta y de cabeza para romper la barrera defensiva y otro tanto anotado por Griezmann, el francés más uruguayo, aniquilaron los sueños celestes. Griezmann dejó de lado el mate y se erigió como jugador clave del choque, tomando el tiro libre que terminó en gol de Varane y con el segundo tanto, regalo del arquero, que con un grosero error provocó el cierre del partido.

Un abrazo fraterno del capitán uruguayo Diego Godín con el medio uruguayo Griezmann abrió el partido. Francia con el domino del balón y Uruguay bien parado en defensa y tratando de tapar a Kylian Mbappé. El joven delantero que maravilló al mundo ante Argentina en octavos pronto tuvo una oportunidad de cabeza, pero el balón se fue por encima.

El partido se jugaba en terreno de Francia, el control era europeo, mientras que Suárez estaba lejos del balón y Cristhian Stuani -el sustituto de Cavani- más lejos aún. Un remate de media distancia con pocas aspiraciones de Matías Vecino sirvió para que el arquero Hugo Lloris entrara en juego y Uruguay mostrara algo de peligro en el primer tiempo.

Y llegó el momento fatal para la Celeste. Rodrigo Bentancur cometió una infracción cerca del vértice del área, recibió amarilla y provocó un tiro libre que sería el principio del fin para los sudamericanos. Griezmann cobró el tiro, la defensa liderada por Godín falló y Varane con un cabezazo anotó la apertura del marcador.

Uruguay intentó reaccionar y Martín Cáceres de cabeza exigió a Lloris, que respondió con una buena estirada. La primera parte premió la determinación de los franceses de buscar el partido, su control del balón (57% contra 43% del rival) y castigó la falta de llegada de Uruguay.

El complemento arrancó con Griezmann desafiando a Muslera. El francés dejó de lado su amor por Uruguay, el mate y Peñarol y casi le robó la pelota al golero charrúa. Un rebote, pelota fuera y volver a empezar.

Con la cuenta regresiva activada y el adiós mundialista a la vuelta de la esquina, Uruguay apretó el acelerador en la ofensiva, con varios centros cruzados. Al mismo tiempo, el Maestro Tabárez decidió a los 59 minutos mover el banco por partida doble. Fuera Bentancur y Stuani, de pálida actuación, y a la cancha Cristian Cebolla Rodríguez y el joven delantero Maximiliano Gómez.

Pero un minuto después el partido se cerró para los charrúas. Griezmann sacó un remate cruzado y Muslera hizo lo que nunca hace: falló. Las manos del arquero se doblaron y el delantero del Atlético firmó el 2-0 galo. Tras el sobrio festejo del francés, que suma 3 tantos en Rusia, las cámaras fueron hacia el banco donde un decepcionado Cavani miraba al cielo.

Tabárez hizo un último intento por equilibrar el resultado metiendo a Jonathan Urretaviscaya, en lugar de un nervioso Nahitan Nández. Pero nada resultó. De poco sirvieron a Uruguay los cuatro triunfos que sumó antes de enfrentar a los Bleus, que confirmaron sus credenciales como candidatos a levantar en Moscú la Copa.

En semifinales, Francia enfrentará al ganador del choque entre Brasil y Bélgica.

Por la tarde, Brasil buscará ratificar que es el gran candidato a levantar la ansiado Copa del Mundo cuando enfrente a Bélgica, uno de los mejores planteles del certamen y que llega con el ánimo en alza tras remontar un 0-2 ante Japón.

Y a las 15 empezará la acción en Kazán. El Scratch deberá suplir la importante baja de Casemiro (suspendido) y el elegido por Tité será Fernandinho, el hombre del Manchester City. Además, Marcelo podría volver al lateral izquierdo en lugar de Filipe Luis. En los Diablos Rojos, el DT español Roberto Martínez cambió dos piezas: salen Mertens y Carrasco, entran Fellaini y Chadli, autor del agónico tanto del triunfo 3-2 sobre los nipones.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.