Edición Impresa, Policiales, Últimas

Familia de Nora pide ADN a cinco personas

Son de hombres que estuvieron realizando trabajos en la casa del barrio Villa Golf de Río Cuarto y de allegados a Dalmasso.

Familiares de Nora Dalmasso, asesinada en 2006 en su casa del barrio Villa Golf de la ciudad cordobesa de Río Cuarto, solicitarán a la Justicia que realice exámenes de ADN a cinco personas que estuvieron realizando trabajos en la vivienda en la que ocurrió el homicidio, y a otros allegados a la familia de la víctima.

La medida, que fue anunciada por el abogado de los padres de la víctima, Diego Estévez, será solicitada mañana al fiscal del caso Javier Di Santo, en un intento por identificar al asesino a más de cuatro años del homicidio.

Estévez, quien representa a la mamá y al hermano de Nora Dalmasso dijo que el homicidio de la mujer “fue cometido por un psicópata sexual” y aclaró que, a su criterio, no se trató de un crimen pasional.

El letrado, además, cuestionó al fiscal Javier Di Santo, al decir que “ha estado enroscado en esta investigación, ha dicho que se trató de un hecho pasional, donde presume que la víctima y/o el círculo íntimo, llámese familiares, amigos o amantes, era entre donde debía investigarse para ubicar al asesino”.

“Primero hay que aclarar que para nosotros el crimen de Nora fue cometido por un psicópata sexual, y no fue un crimen pasional cometido por alguien de su entorno íntimo”, dijo el letrado.

“El homicida tenía acabado conocimiento de determinadas circunstancias de la casa. Sabía, por ejemplo, que la alarma estaba desactivada porque se estaban haciendo refacciones desde hacía un mes. En ese lapso, por la casa pasaron albañiles, parquetistas; y también amigos y relaciones de la familia”, agregó.

El abogado dijo que pedirán que se avance sobre estas personas sospechadas. “Vamos a pedir por lo menos cinco ADN para ver si hay coincidencia con los dos patrones genéticos detectados en las sábanas de la casa”, aseguró.

“Son personas que están sospechadas en la causa, en algunos casos trabajadores y en otros casos no son trabajadores. No puedo adelantar de quién estoy hablando, no están entre las personas a las que ya se les ha hecho el análisis comparativo y que se descartó que eventualmente haya podido haber contaminación”, dijo.

De acuerdo con Estévez, “el viudo Marcelo Macarrón queda excluido como sospechoso porque estaba jugando al golf en Punta del Este, y científicamente está probado que él había tenido relaciones con su mujer dos días antes, y el ADN puede subsistir en el cuerpo de la víctima un tiempo más prolongado”.

El cadáver de Nora Dalmasso, de 51 años, fue encontrado el 26 de noviembre de 2006 en el dormitorio de su hija, que no estaba en la casa del barrio Villa Golf, de Río Cuarto, ni tampoco su hijo Facundo y su marido Marcelo.

En febrero de 2007, el fiscal Di Santo ordenó la detención de Gastón “el Perejil” Zárate, que había trabajado como pintor en la casa de la víctima, pero al día siguiente, tras una marcha a favor del sospechoso, el joven fue liberado.

Anteayer, el juez de Control de Río Cuarto Daniel Muñoz sobreseyó definitivamente a Zárate en la causa por el homicidio. En el expediente aún permanece imputado el hijo de la víctima, Facundo, aunque el fiscal nunca ordenó su detención porque lo imputó en el grado de “sospechas leves”.

Comentarios