Ciudad, Edición Impresa

soplaron las velitas

Ex Normal 3 festejó sus 100 años


La ministra de Educación, Claudia Balagué, encabezó ayer festejo por el aniversario del centenario de la escuela Normal Superior N° 36 “Mariano Moreno” (ex Normal N° 3), de Rosario. La ceremonia se realizó en el patio de la institución, ubicada en calle Entre Ríos y Viamonte, y contó con un multitudinario festejo al que asistieron familiares, cooperadores, ex alumnos, ex docentes, educadores y estudiantes. La institución educativa ubicada en la zona sur cuenta con todos los niveles (inicial, primario, secundario y superior) y una matrícula de más de 2.000 alumnos de la ciudad y la región.

En la ocasión, Balagué elogió el trabajo cotidiano de la institución educativa “ya que pone en práctica los tres ejes de la política educativa: inclusión, calidad y la escuela como institución social”.

“El Normal Nº 3 es de esas escuelas que cumplen con todos los requisitos que se esperan de la escuela pública que todos defendemos. Cumple con los ejes centrales de inclusión social y educativa. Creció en matrícula de manera asombrosa y logró lo que a muchos les cuesta conseguir: que los chicos permanezcan en la secundaria y la terminen con aprendizajes significativos”, afirmó la ministra.

La titular de la cartera educativa agradeció el compromiso de los distintos actores de la comunidad: “El hecho de que estén egresados, ex docentes, ex  directivos, los papás, que estén todos en este acto, habla de esta comunidad, y de esta escuela como institución social, porque si tienen las puertas abiertas logra lo que se propone”, resaltó la ministra.

Por último, Balagué destacó que la institución “no piensa que hay una disyuntiva entre tener más chicos en la escuela y tener calidad educativa. Todo lo contrario, en un marco de inclusión y con una enorme comunidad educativa, aspira siempre a tener una mejor calidad educativa”.

Raíces

Por su parte, el secretario General de la Municipalidad de Rosario, Pablo Javkin, valoró la trayectoria de la institución utilizando una metáfora con el árbol que se encuentra en el patio del jardín de infantes. “La figura del palo borracho es la más significativa: un árbol que tiene raíces muy profundas, a veces complicadas, pero que va cambiando su forma. De algún modo, la escuela pública y ésta en particular, es un enorme reflejo de eso: afirmarse siempre sobre sus raíces pero también cambiar buscando nuevas formas y nuevos horizontes”, manifestó.

Claudia Ortega, rectora de la institución, contó en detalle la historia de la escuela e hizo hincapié en su impronta. “Somos una unidad académica de la que nos sentimos profundamente orgullosos. Esta escuela conjuga como pocas lo intelectual y lo emocional, el cuerpo y el pensar, lo racional y las pasiones”, sostuvo.

También estuvieron el secretario de Educación, Oscar Di Paolo; la directora provincial de Educación Secundaria, Cristina Farioli; la directora provincial de Educación Superior, Irene López; y la delegada de la Región VI, Daiana Gallo Ambrosis.

Una historia que empezó en 1917

La escuela Normal N° 3 se inauguró el 26 de junio de 1917, en el edificio de calle Mitre 1650 (donde funcionaba otra escuela: “Olegario V. Andrade”) y sus alumnos son incorporados a la nueva institución en un edificio alquilado por Nación.

En el año 1919, se conforma la primera Asociación de Padres, que desde esa fecha realiza un trabajo incesante junto a toda la comunidad. En 1937, se destaca la publicación del primer número de la Revista de la Asociación, colección que llegó a 23 ejemplares, entre 1937 y 1948.

En el año 1940, se coloca la piedra fundacional del nuevo edificio, al tiempo que el jardín de infantes cumplía un año de vida. Las salas de nivel inicial funcionaban en otra casa alquilada en calle Mitre 1135.

En 1944, se funda la Biblioteca que se denominaría Manuel Moreno en homenaje a su fundador (profesor, regente, director). Finalmente, en el año 1948, luego de varios años de obra, se inaugura el edificio de calle Entre Ríos 2366, donde funciona hasta la actualidad.

Para una mejor utilización del espacio, en 1950 se muda la Escuela Nacional de Comercio “Manuel Belgrano” que comienza a funcionar en los turnos tarde y noche. En 1969, se habilita la pinoteca.

En el año 1973, la escuela primaria se transforma en mixta, recibiendo a niños y niñas de la ciudad. Cinco años más tarde, el nivel secundario, que era exclusivo de varones, incorpora a las mujeres.

En 1987, se crea la escuela de voley y su respectiva Asociación, deporte por la que se la reconoce hasta el día de hoy. En 1994, en el marco de la ley federal de educación, la institución es transferida a la provincia. En el nuevo siglo, el nivel superior se expande, y en 2009, incorpora un turno tarde para los trabajadores. En el año 2013, se realiza el Primer Congreso de Educación Inicial organizado por la institución.

En el 2015, con aportes provinciales, comienza la obra de restauración y remodelación de la pileta, vestuario, entre otras obras de mejoras y ampliaciones en el segundo piso, sanitarios, etc.

Hoy, la escuela Normal Superior N° 36 continúa con su labor educativa, adaptándose a los nuevos desafíos y brindando una educación de calidad y de inclusión.

Comentarios