Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Estudio ambiental antes de construir

Piden que se analice el impacto que pueden causar los complejos edilicios.

Antes de construir, realizar un estudio de impacto ambiental. Eso es lo que propone el concejal Alberto Cortés, del Partido Socialista Auténtico – Proyecto Sur, cuyo pedido de ordenanza lo estudia la comisión de Ecología y Planeamiento del Palacio Vasallo, que hoy podría darle despacho favorable para su posterior aprobación parlamentaria.

Según el edil, en la actualidad no existe ninguna normativa que requiera algún tipo de evaluación ambiental previa a la hora de construir complejos edilicios y urbanizaciones en la ciudad, por lo cual no se pueden medir cuáles serán las consecuencias que esos emprendimientos inmobiliarios tendrán sobre el medio ambiente.

Por tal motivo, y tomando como base la ley provincial N° 11.717 sobre medio ambiente y desarrollo sustentable, y la ley nacional N° 25.675, Cortés elaboró un proyecto para que antes de iniciar la construcción de un complejo habitacional se evalúe cuánto afectará al medio ambiente.

Entre los argumentos expuestos por el autor de este proyecto de ordenanza, mencionó que “la utilización no racional de los recursos naturales, entre ellos el suelo urbano, produce la degradación del ambiente, generando problemas económico-sociales que afectan la calidad de vida de la población y su entorno”. Por esa razón, explicó Cortés, “el estudio de impacto ambiental es un componente importante del sistema de gestión ambiental que se caracteriza por ser un instrumento de carácter preventivo tendiente a evitar conflictos ambientales”.

El edil recalcó que “es muy importante una evaluación de impacto ambiental porque permite estimar los efectos que la ejecución de un proyecto urbanístico o edilicio causará sobre el medio ambiente y la calidad de vida”.

Esta iniciativa se viene debatiendo en la comisión de Ecología del Concejo, y el propio concejal del PSA consideró que en la reunión de hoy está en condiciones de recibir el visto bueno que lo habilitará para que el jueves se trate durante la sesión ordinaria en el recinto.

En el proyecto de ordenanza, Cortés señaló que “se considera impacto ambiental a cualquier alteración de propiedades físicas, químicas y biológicas del medio ambiente, incluyéndose el medio ambiente urbano, causado por cualquier forma de materia o energía como resultado del desarrollo de un proyecto urbanístico o edilicio que directa o indirectamente afecte la salud, la seguridad y la calidad de vida de la población, la configuración, calidad y diversidad de los recursos naturales, la permeabilidad del suelo, las actividades sociales y económicas y el patrimonio histórico”.

“Por eso mismo, una evaluación de impacto ambiental deberá contener, al menos, los siguientes datos: estudio del estado del lugar y de sus condiciones ambientales antes de la realización de las obras, así como de los tipos existentes, de ocupación del suelo y aprovechamiento de otros recursos naturales, teniendo en cuenta las actividades preexistentes”, se añade en el texto.

Comentarios