Ciudad, Coronavirus

#RosarioQuiereTrabajar

Enérgico rechazo de comerciantes y gastronómicos rosarinos a la restricción de horarios

Representantes de diversos sectores empresariales, sindicales y trabajadores se concentraron anoche en Oroño y Jujuy contra el cierre de las actividades desde las 19.30. Pidieron dialogar con la provincia para re-elaborar los protocolos para seguir trabajando


Representantes de sectores comerciales, gastronómicos, hoteleros y otros rubros concentraron el sábado a las 19 en la esquina de Oroño y Jujuy, en rechazo a las medidas implementadas por el gobierno provincial en el Gran Rosario. La manifestación que convocó a más de 500 personas fue en contra del cierre de comercios a partir de las 19.30 por un plazo de 14 días, informada por el gobernador Omar Perotti el viernes por la noche. La convocatoria fue lanzada por referentes de Gastronomía Unida, hoteles, la Cámara de Gimnasios, canchas de Futbol, comercios, algunos sindicatos, Pymes y proveedores. Fue media hora antes del horario de cierre establecido y las y los manifestantes, pidieron que se abra una mesa de diálogo con la provincia para re-elaborar los protocolos y continuar con las puertas abiertas. Además, consideraron que la medida fue arbitraria y comunicada con poca antelación, lo que significó mayores pérdidas económicas para los comercios que ya venían golpeados. Entre las organizaciones que adhirieron estuvo el Sindicato de Gastronómicos.

La decisión comunicada este viernes abarca a los locales gastronómicos como bares, restaurantes, rotiserías, heladerías y de venta de productos alimenticios elaborados. Podrán permanecer, como antes, abiertos hasta las 23, pero sólo con la modalidad de envío a domicilio. Y hasta las 22 si ofrecen el servicio “para llevar” (take away). Con público o comensales, sólo hasta las 19.30. Y en todos los casos, con la dotación mínima necesaria de personal.

La manifestación empezó a las 19 y en pocos minutos reunió a más de 500 personas en la esquina de Oroño y Jujuy, uno de los epicentros más concurridos de la gastronomía de Rosario. Además del sector gastronómico y hoteleros, se sumaron al rechazo propietarios de gimnasios y canchas de fútbol 5, algunos sindicatos y trabajadores de oficios, como pintores, plomeros, electricistas y hasta taxistas. La movilización fue bajo el lema “Rosario quiere trabajar”.

Alejandro Pastore, de la Asociación Hotelera Gastronómica de la ciudad, dijo en diálogo con El Ciudadano que la medida adoptada por el gobierno provincial este viernes perjudica más aún al sector gastronómico. “Fue comunicada un viernes cuando quedaba por delante el último fin de semana del mes, clave para recaudar el dinero necesario para pagar salarios. Además, quedaron todos los comercios con mercadería perecedera sin poder vender. Entendemos que una medida de este tipo debe ser consensuada con todos los actores y no es lo que pasó. Fue de un momento para el otro”, explicó.

“Las actividades estaban reguladas por protocolos que se consideraban seguros. Ahora nos dicen de un día para el otro que a partir de una determinada hora no somos más seguros. Si hay una explicación sanitaria no fue comunicada ni consensuada. Hemos trabajado de manera colectiva en los protocolos con el gobierno provincial pero esto fue sin ningún tipo de diálogo. Enterarnos con menos de 24 horas a fin de mes no es la forma”, agregó.

Según el referente de las y los gastronómicos, desde las organizaciones piden una instancia de diálogo con la provincia y elevar una propuesta: “Nos proponemos para ajustar el protocolo para poder trabajar en el horario que se restringió. No nos parece que esta medida ayude a restringir el contagio. No es un virus que ataca de noche. Esto solo pone en riesgo a emprendimientos gastronómicos y no es saludable”.

Más temprano, el presidente de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Rosario (Aehgar), Carlos Mellano, había adelantado que el sector analiza recurrir a la Justicia con “amparos” contra la medida.

Apoyo de Sindicato de gastronómicos

La Unión de Trabajadores de Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de Rosario lanzó un comunicado este sábado de apoyo a la movilización del sector empresario. “En relación  al decreto 922 de las autoridades provinciales Uthgra Seccional Rosario expresa su más enérgico rechazo considerando al mismo perjudicial para toda la actividad y carente de toda lógica ¿la pandemia funciona solamente al caer el sol?”, dijeron desde el gremio.

Para el sindicato es necesario priorizar la fuente laboral sin descuidar la salud de trabajadores y clientes. “Creemos que las formas en la que el estado provincial decretó las nuevas medidas son propias de aquellos que nada conocen sobre nuestra actividad. El viernes los comercios del rubro estaban preparados para trabajar el fin de semana con mercadería (en su mayoría perecedera) y a la espera de que lo producido pueda ayudar al pago de salarios de agosto. A eso se suma que durante 80 días que el Estado cerró la actividad en nuestro ámbito de representación poniendo al sector al borde del abismo”, agregaron en el comunicado.

Desde el gremio de los gastronómicos consideraron que la manifestación que empresarios y de trabajadores hicieron este sábado no alcanza. “Las marchas poco les importan a las autoridades porque sólo se limitan a verlas por tv o por las redes y las mandan a criticar por los alcahuetes de turno. Pedimos que cuenten con los trabajadores para medidas concretas y para trabajar como mínimo en dos turnos de 8 a 16 y de 16 a 24 en las formas que la legislación vigente lo requiere”, explicaron, y responsabilizaron a las autoridades provinciales por los “perjuicios ocasionados a nuestros compañeros: falta de pago, pérdidas de puestos de trabajo y toda acción que lesione los intereses y derechos de nuestros representados”.

“Esta entidad gremial hace la más amplia reserva de derechos ante las autoridades laborales y/o gubernamentales por toda medida de acción gremial, incluyendo marchas masivas guardando las medidas sanitarias en defensa de la fuente laboral y de nuestros salarios. En democracia corresponde al menos explicar con argumentos a las actividades perjudicadas, las decisiones gubernamentales. Las actividades de turismo, hotelería y gastronómica injustamente dañadas en todos los aspectos, especialmente el económico, merecen al menos una explicación científica que demuestre que son causal de contagio directo”, cerraron.

Comentarios