Edición Impresa, Política

Kirchnerismo

En nuevo rol, CFK empezó a darle forma al frente opositor

La ex presidenta se reunió con la mayoría de los diputados del FpV y con integrantes de organismos de derechos humanos.


La ex presidenta Cristina Fernández retomó la actividad política en Capital Federal y, tras reunirse en su domicilio con integrantes de organismos de derechos humanos, mantuvo un encuentro con unos 70 de los 81 diputados del bloque del FpV, en un edificio cerca del Congreso donde inauguró el Instituto Patria, una fundación de políticas públicas con impronta “nacional y popular”.

El encuentro de ayer con diputados fue la primera reunión política amplia luego de dejar la Presidencia y después de su regreso público el miércoles con un acto frente a Comodoro Py en el marco de la causa judicial por la que fue citada.

Hasta ahora, el bloque de diputados ha sido el espacio institucional que se mantuvo más en línea con las posiciones del  kirchnerismo, algo que no ocurrió en el Senado, ni tampoco con gobernadores e intendentes que fueron más autónomos. Según trascendió, de la reunión no participaron el candidato a presidente del PJ y diputado nacional José Luis Gioja ni el ex gobernador de Misiones Maurice Closs.

Desde Twitter, la cuenta del Instituto Patria compartió un video de la ex presidenta llegando al lugar: luego, los asistentes, entre los que se encontraban Oscar Parrilli y algunos intendentes del conurbano, se sentaron a modo de auditorio para seguir el discurso de la ex mandataria, que habló sentada en un escritorio con una foto de una movilización kirchnerista a sus espaldas.

Un pie en Buenos Aires y otro en El Calafate, es el plan de la ex jefa del Estado, quien reconoció más temprano ante sus interlocutores que “en Buenos Aires se siente ahogada por la cantidad de prensa y de gente”, por lo que prefiere “viajar permanentemente” de un lugar a otro por las responsabilidades de conducción política que ella seguirá teniendo sobre el conjunto del FpV.

El Instituto Patria sería la “Puerta de Hierro” por donde desfilarán  parlamentarios del kirchnerismo, así como referentes sociales, políticos y culturales para intercambiar conceptos y, en algunos casos, recibir instrucciones.

Más temprano, la ex mandataria recibió en su domicilio del barrio porteño de Recoleta a Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, con quienes analizó las políticas del gobierno de Mauricio Macri en materia de derechos humanos.

Participaron la presidenta de Abuelas, Estela Carlotto; la líder de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Taty Almeida; la presidenta de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas, Angela “Lita” Boitano y las dirigentes Haydée García Buela y Vera Jarach, de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora.

En la reunión las dirigentes le plantearon preocupaciones en torno a las primeras medidas del gobierno en materia social y coincidieron con CFK en su diagnóstico sobre las “calamidades” de los primeros días de gestión.

Denuncia contra Bonadio

La ex presidenta Cristina Kirchner denunció ayer ante el Consejo de la Magistratura al juez Claudio Bonadio con el objetivo de que se le inicie un juicio político por “mal desempeño” y “prevaricato”, luego de que el magistrado la recibiera en el marco de la indagatoria por la causa que investiga presuntas irregularidades en la venta de dólar futuro. CFK, que hizo la denuncia a través de su abogado Carlos Beraldi, solicitó que “se proceda a suspender al magistrado denunciado y a formular acusación ante el Jurado de Enjuiciamiento por la causal de mal desempeño”.

Comentarios