Ciudad

Mal trago

Empleados de la enoteca Rey de Copas, a la buena de Dios

La Asocación de Empleados de Comercio (AEC) pidió una audiencia en el Ministerio de Trabajo santafesino en carácter de urgencia


Sorpresa y media. Este lunes los empleados de la enoteca Rey de Copas, ubicada en Rioja 1629, se presentaron a trabajar y se encontraron con el local cerrado y vacío. Y con un cartel en la puerta que rezaba: “Cerrado por reformas”.  Desde la Asociación de Empleados de Comercio (AEC) expresaron su preocupación y solicitaron un pedido de audiencia en el Ministerio de Trabajo santafesino por temor a que los dueños cierren definitivamente.

Desde el gremio pedirán la audiencia en carácter de urgencia en el Ministerio de Trabajo provincial, de San Lorenzo y Ovidio Lagos.

Juan Gómez, secretario gremial del sindicato, contó a El Ciudadano que el sábado por la tarde, vecinos del barrio, les avisaron a los empleados que ese mismo día, vaciaron el local: se llevaron gran parte del mobiliario, mercadería para la venta  y heladeras.

“Es una actitud de irresponsabilidad empresaria. Mañana nos vamos a presentar en el Ministerio de Trabajo provincial exigiendo que se aclare esta situación laboral”, expresó Gómez.

Según contaron desde el gremio mercantil, los dueños del inmueble de calle Rioja, entre Presidente Roca y España, no dieron ningún tipo de explicación sobre la situación de sus empleados.

“Es una situación perversa. Agotaremos todas las instancias gremiales y jurídicas para defender los puestos de trabajo. Lamentablemente tenemos poca información. La situación es clara, los compañeros quedaron en la calle”, concluyó el gremialista.

La enoteca ubicada en la zona céntrica abrió sus puertas en 1965 y desde este  lunes los empleados están a la buena de Dios.

Despidos en Airoldi

El viernes último la firma Air Computers, más conocida como Airoldi, despidió a 16 empleados sin causa. La empresa que comercializa y ensambla la marca CX no envió los telegramas de despido. Los empleados planean una movilización para mañana en las puertas de la sede del Ministerio de Trabajo santafesino para buscar una solución al conflicto.

Al no tener notificación formal,  este viernes los empleados fueron a cumplir con sus tareas habituales: 14 de ellos son de la casa central de San Nicolás 1450 y los otros dos en el local de Corrientes 733; a todos se les impidió el ingreso.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios