Espectáculos

En el Vorterix

El virtuosismo instrumental de Marty Friedman dejó huella

El legendario guitarrista, integrante de la mejor alineación de Megadeth, se presentó el miércoles en el Teatro Vorterix en el marco del South American Tour 2018, para promocionar su último trabajo discofráfico Wall Of Sound.


Cuando se encendieron las luces del escenario y llegaron los bises, Marty Friedman destapó una lata de cerveza y brindó con los fans metaleros que deliraron con la presentación del legendario guitarrista en el Teatro Vorterix de Rosario, en el marco del South American Tour 2018 en el que el ex integrante de Megadeth promocionó su último trabajo discográfico titulado Wall Of Sound.

Reconocido como uno de los guitarristas más emblemáticos del heavy metal, Friedman pasó por Rosario para ofrecer un recital instrumental de calidad y repasar un repertorio integrado por sus más grandes éxitos acompañado por los jóvenes y pujantes músicos que integran su banda: el estadounidense Jordan Ziff en guitarra y los japoneses Charge en batería y Kiyoshi en bajo.

“¡Gracias, Rosario!”, expresó Friedman en un dificultoso castellano. Bromeó con los espectadores y preguntó cuál es la traducción española de “fuck you”. Balbuceó un “la jonya de la loga” y se colgó nuevamente la guitarra para interpretar “Adiós Nonino” en homenaje a Astor Piazzolla y “Shima Uta”, aquella canción japonesa que se popularizó durante el Mundial de Corea-Japón 2002.

También Friedman se tomó una licencia para salir del libreto y guitarrear el estribillo de “We Are The Champions”, de Queen. El momento de mayor sinergia con el público se produjo cuando el guitarrista hizo sonar los acordes del riff de “Tornado Of Souls”, uno de los clásicos de Megadeth. El renombrado hit del album Rust in Peace fue el único de la noche que interpretó de la legendaria banda comandada por Dave Mustaine.

En la presentación rosarina, Friedman realizó un repaso por los álbumes de su autoría: Wall of sound, Inferno, Metal Clone X, Tokyo Jukebox 2, Bad DNA y Future Addict, entre otros. Y no sólo fue un acontecimiento musical para los fans del heavy metal sino también para los músicos que pudieron asistir a la Master Class que dió antes del recital.

Cabe recordar que Friedman participó de uno de los períodos más importantes de Megadeth, banda emblema del heavy metal a nivel mundial. El músico se fue a vivir a Japón para desarrollar una amplia carrera solista que le permitió establecerse como uno de los más grandes guitarristas del mundo. El talentoso guitarrista audicionó para la banda aceptando el consejo de otro colega, Jeff Loomis, y se unió así a Megadeth en febrero de 1990. El primer disco que grabó con ellos fue Rust in Peace, ahora considerado uno de los CDs clásicos del thrash metal. Durante el tiempo que Friedman estuvo en la banda, se vendieron más de 10 millones de álbumes en el mundo entero, y la formación de Megadeth, de 1990 a 1998, en donde está incluido Friedman, es mundialmente reconocida por los fanáticos como la mejor alineación de la banda.

Si te gustó esta nota, compartila