Ciudad, Edición Impresa

El Vilela cumplió 80 años

Lifschitz y Binner destacaron la calidad asistencial del Hospital de Niños. Y disfrutaron junto a vecinos, Funcionarios, profesionales y pacientes de una serie de actividades lúdicas y espectáculos.

El intendente Miguel Lifschitz, acompañado por el gobernador de la provincia de Santa Fe, Hermes Banner, presidió ayer el acto de conmemoración del 80º aniversario del Hospital de Niños Víctor J. Vilela. Los festejos tuvieron lugar desde las primeras horas de la mañana en el exterior del efector, y contaron con una gran participación de vecinos, profesionales, trabajadores y colaboradores de la institución, además de una importante cantidad de niños.

“Para Rosario y para la Municipalidad es un orgullo contar con una institución tan prestigiosa como el hospital Vilela”, dijo Lifschitz y recordó que en todo el territorio provincial “sólo existen tres instituciones especializadas en la atención de la salud de los niños, dos de las cuales están aquí en la ciudad”. También se refirió a la importancia que tiene el hospital en la región y a la calidad de sus trabajadores. “Evidentemente, en toda la provincia esta institución es un punto de referencia no sólo por la calidad de las prestaciones sino también por el equipo técnico y profesional con el que cuenta”, expresó Lifschitz.

A su turno, Binner sostuvo que “el hospital es un ejemplo de construcción permanente y de asistencia, pero además de formación e investigación”, al tiempo que aseveró “no creo que haya otra institución que brinde estos tres elementos en función de un proyecto común”.

Durante la jornada de festejos, que también se desarrollaron en el interior del hospital, se realizaron distintas actividades lúdicas y de música, y degustaron pororó y chocolate caliente, en tanto los pequeños internados recibieron regalos.

En la celebración también estuvieron presentes el titular de la cartera de Salud provincial, Miguel Ángel Cappiello, y su par municipal, Lelio Mangiaterra; la directora del efector, Stella Binelli; los secretarios municipales de Gobierno, Fernando Asegurado, de Promoción Social, Raúl Capilla, y de Cultura y Educación, Horacio Ríos; la subsecretaria de Cultura, Florencia Balestra; y la presidenta de la Fundación del Hospital, María Teresa de Vilela, entre otros funcionarios municipales y provinciales.

En este marco, actuaron la Banda Infanto Juvenil del Centro Municipal Distrito Sur “Rosa Ziperovich”, e integrantes de la Escuela de Artes Urbanas, quienes presentaron diversos espectáculos con malabares, clowns y títeres.

Desde 1930 el Hospital de Niños Víctor J. Vilela brinda atención médica integral a niñas y niños en la primera y segunda infancia y adolescencia temprana, con patologías agudas y crónicas. Es un efector de tercer nivel de complejidad de referencia regional.

Por su servicio de guardia pasan anualmente más de 250 mil niños y en temporada invernal puede atender hasta más de 400 consultas diarias. Cuenta con un sector de internación con una capacidad de 140 camas y con salas y servicios de internación, quemados, cuidados intensivos, hematología, oncología y cirugía y el flamantes servicio de odontología, recientemente inaugurados.

El Vilela fue pionero, dentro del sector público, en contar con una Unidad de Trasplante de Médula Ósea, único en Sudamérica. Así, desde 1999 funciona el moderno servicio de Hematología y Oncología Pediátrica, creado con la idea de garantizar prácticas médicas especializadas a pacientes con enfermedades oncohematológicas. También cuenta con uno de los dos Servicios de Cuidados Paliativos y Tratamiento del Dolor que funcionan en el país, donde se abordan tratamientos de enfermedades crónicas complejas graves. Además, se convirtió en uno de los doce centros regionales del país calificado por el gobierno nacional para el tratamiento de cardiopatías congénitas.

De la celebración también participaron la empresa Adad, los ex combatientes, personal de la Dirección de Recreación y Deportes, Tránsito y Control Urbano, de la Guardia Urbana Municipal (GUM) e integrantes del Programa Sumar.

Comentarios