Edición Impresa, El Hincha, Rosario Central

mano a mano con ricardo carloni

“El reparto de dinero de la próxima Superliga es tan injusto como perverso”


Rosario Central enarboló la bandera del debate por el reparto del dinero para el primer año de la Superliga. Es que la idea de que en este año de transición se mantengan los ingresos que los clubes tenían en el Fútbol Para Todos, no convence a la mayoría, que se siente desde siempre en desventaja con respecto a Boca y River.

¿Qué planteó el Canalla en la mesa de la Superliga? Que los clubes que integran el primer y el segundo peldaño de ingresos por la TV cedan un porcentaje a los equipos del tercer escalón. Esto generaría un reparto más equitativo.

El encargado de proponer el cambio de la distribución en la transición fue Ricardo Carloni. El vice segundo auriazul charló sobre el tema con el vicepresidente de la Superliga, Jorge Brito (vice de River), que no recibió la idea de la mejor manera.

“Esta es una discusión que sostenemos desde que asumimos, se trata de una postergación histórica, de casi 25 años, que padece Central en el reparto del dinero a los clubes, y que ha generado grandes pérdidas de dinero”, explicó Carloni sobre el tema, que tomará el centro de la escena en los próximos días.

Es que, para Carloni, el actual sistema de reparto del dinero de la TV es “tan injusto como perverso”. Y ese concepto es compartido por varios de los mandatarios de los clubes que comparten el tercer escalón de la distribución junto a Central.

Antes de profundizar el tema, el vice canalla recordó que “estuvimos muy cerca de mejorar esta situación cuando el Fútbol Para Todos decidió incluirnos en el segundo pelotón de clubes, pero después, con la crisis del fútbol argentino y la salida de segura de la presidencia de AFA, todo volvió a foja cero”.

—A poco menos de dos meses del inicio de la Superliga, ¿cómo se encuentra la discusión sobre el reparto del dinero de la TV para los clubes?

Todos entendemos que el actual reparto de dinero es injusto y estamos elaborando algo que sea más equitativo, en el que no existan tantas diferencias entre Boca y River y el resto de los clubes. Pero desde mediados del año próximo, el reparto ya está definido y aceptado por todos: 50 por ciento del dinero para todos igual, un 25 por ciento por mérito deportivo y el 25 restante por medición de share (NdR: medida de audiencia televisiva).

—¿Qué están discutiendo ahora?

—Lo que estamos discutiendo nosotros es el reparto del dinero en este año de transición, que finaliza en junio de 2018. La mesa ejecutiva de la Superliga propuso mantener el sistema de reparto anterior y Central se manifestó en desacuerdo, porque pensamos que, en una transición, debe haber un acuerdo intermedio entre el sistema anterior y el próximo.

—¿Cuál fue la propuesta?

—La idea que propusimos es que los equipos del primer escalón (Boca y River) cedan el 25 por ciento de sus actuales ingresos y que los del segundo escalón (Independiente, Racing, San Lorenzo y Vélez), cedan entre un 12 y un 13 por ciento de los suyos. Así, recibiendo ese dinero, los equipos restantes, los que ocupamos el tercer peldaño, tendríamos un ingreso aceptable. Esto es lo que venimos discutiendo, con el apoyo de la mayoría de los clubes, desde la última reunión.

—¿Quién recibió la propuesta del nuevo reparto?

—Tras hablar con el CEO de la Superliga, Mariano Elizondo, creímos conveniente reunirnos con el vicepresidente de la Liga, Jorge Brito. Charlamos con él en forma privada y le planteamos el tema. Buscamos un consenso, pero él entiende que es algo inviable. Por lo tanto, tendremos que trasladar esta discusión a la mesa y votarla. Estamos hablando de un cambio por un solo año. Con esta modificación, los del tercer escalón tendríamos un dinero extra y todavía estaríamos lejos del primer escalón, a mitad de camino; pero un poco más cerca del segundo peldaño.

—Parece difícil que los clubes del primer y segundo nivel acepten esta propuesta.

—Vamos a ver. Si la respuesta es positiva, se tratará el tema como uno de los puntos del día de la próxima reunión. De lo contrario, seguiremos discutiendo el tema buscando el apoyo del resto, porque estamos firmes en este punto del nuevo reparto para el año de transición. Podemos discutir los porcentajes a modificar, pero no la idea. En caso de ir a una votación, habrá presiones, pero estamos dispuestos a sostener esta idea.

“Un reclamo inmoral y antiético”

A pesar de estar al día con los salarios del plantel, según dichos de parte de los propios dirigentes auriazules, Central apareció en la lista de clubes con deuda a Futbolistas Argentinos Agremiados. Un reclamo de Marcelo Larrondo instaló a los Canallas en la nómina en que ningún equipo quiere estar y provocó la inhibición en AFA sobre las inscripciones de este libro de pases.

“Ya hablamos del tema con Sergio Marchi (NdR: Secretario de Agremiados), y le explicamos el acuerdo que tenemos firmado por Marcelo Larrondo cuando se fue a River, en el que el jugador renuncia a cualquier reclamo económico”, contó sobre el tema Ricardo Carloni. Aunque luego, con cierta resignación, agregó: “Pero como nos dicen nuestros abogados, los derechos laborales son irrenunciables y el reclamo tendrá que ser atendido”.

Molesto por lo ocurrido, Carloni señaló: “Larrondo volvió a romper códigos, como ya lo hizo cuando se fue y lleva adelante un reclamo tan inmoral como antiético”. Y de inmediato entregó tranquilidad al aclarar que “no se trata de un monto importante, es el correspondiente a casi dos meses de sueldo y lo abonaremos en los próximos días para poder anotar los refuerzos sin problemas”. ¿La cifra que pretende Larrondo? Rondaría los 100 mil dólares.

Comentarios