Edición Impresa, Política

Idas y venidas

El primer paro general contra Macri ya tiene fecha: el 6 de abril

Luego de idas y venidas, el triunvirato de la CGT definió la protesta nacional que será por 24 horas y sin movilizaciones.


El triunvirato de la CGT convocó este jueves finalmente al primer paro general contra el gobierno de Mauricio Macri para el jueves 6 de abril por 24 horas y sin movilizaciones, y prevé que el acatamiento sea contundente en todo el país. En tanto, las dos CTA señalaron que se sumarán a la medida de fuerza dispuesta por la CGT, aunque mantendrán la huelga nacional y movilización que definieron para el 30 de marzo próximo.

“Por unanimidad, este Consejo Directivo ha determinado el paro general para el 6 de abril”, señaló Carlos Acuña en conferencia de prensa en la sede de la central en Azopardo al 800, tras un encuentro del Consejo Directivo de la CGT.

De esta forma, los dirigentes sindicales lanzaron finalmente la fecha de la medida de fuerza, luego de los incidentes que tuvieron lugar la semana pasada tras la movilización en el centro porteño y luego de varias idas y vueltas a raíz de las fuertes diferencias entre las corrientes internas de la CGT, unas más “dialoguistas” con el gobierno y otras más “duras”.

La conducción de la central ya se había quedado sin margen para dilatar la huelga, lo cual quedó demostrado en la reunión de Consejo Directivo, donde la veintena de dirigentes de la cúpula de la central votó a favor del paro en un encuentro que apenas duró una hora.

Héctor Daer ratificó que la medida de fuerza será sin movilización y, al ser consultado por la posibilidad de sumar a las dos CTA, indicó: “No vamos a invitar a nadie, que se sume el que se quiera sumar”.

“El paro no soluciona el problema de los trabajadores, el problema lo tienen que solucionar ellos, que son el gobierno”, recalcó Acuña, al responder a las críticas de la Casa Rosada a la medida de fuerza.

El jefe del gremio de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, a su vez, señaló que durante la movilización a las puertas del Ministerio de Producción del martes de la semana pasada quedó demostrado un “contundente malestar en varias capas de la sociedad que la CGT intenta interpretar y el paro es una expresión de ese malestar”.

Schmid afirmó que “hay una tarea pendiente” con los reclamos que expone la CGT “en el Congreso” y en “el Poder Ejecutivo y la economía”, y advirtió: “Nosotros no fuimos votados por la ciudadanía. Ellos han sido votados para darle respuesta a la ciudadanía”.

A su turno, Daer señaló que “el gobierno no tomó la nota que debería tomar de la movilización” multitudinaria del 7 de marzo pasado hacia el Ministerio de Producción, en reclamo de “rectificaciones” a las políticas económicas.

“Queremos que el plan económico nos incluya a todos. Ya nos hemos manifestado en una solicitada el domingo, donde planteamos la interpelación al poder, por eso, vamos a parar el 6 de abril por 24 horas y vamos a generar debate en toda la sociedad”, indicó el sindicalista y diputado nacional.

Por su parte, Acuña enumeró las razones que llevan a la central a adoptar esta medida: “El gobierno está golpeando a los sectores del trabajo, a los más humildes y también a la industria. Y los empresarios incumplieron los acuerdos para no despedir personal y pagar un pequeño bono de fin de año”, advirtió.

Además, buscó alejar las posibles acusaciones de “desestabilización” que podría plantear el oficialismo, al hacer hincapié en que “esta CGT tuvo la responsabilidad de marcar los errores del gobierno con la prudencia de mantener la paz social”.

Al ser consultado acerca de si la CGT mantendrá en el tiempo un plan de lucha una vez realizada la huelga, Daer evitó pronosticar los pasos a seguir: “De acá al 6 de abril sólo vamos a hablar del paro, después veremos…”, indicó.

Se suman las dos CTA

En tanto, el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, anunció ayer que su organización y la CTA Autónoma de Pablo Micheli se sumarán al paro general que lanzó la CGT para el 6 de abril, aunque aclaró que mantendrán la huelga y movilización que definieron para el 30 de marzo.

“El paro del 6 será un plebiscito contundente, demoledor e inapelable que expresará el rechazo del pueblo a la política sistemática, al empobrecimiento y despojo de los sectores populares. No obstante, el mandato de los 1.717 delegados (de las CTA) que votaron paro y movilización el 30 de marzo sigue en pie”, sostuvo Yasky en un comunicado.

Sobre la confirmación del paro que anunció la CGT, indicó: “Es positivo que se haya escuchado el clamor de un paro nacional. Nuestra central será parte de esa histórica jornada de lucha que marcará un antes y un después”.

Sin transporte, bancos ni estaciones de servicio

La huelga general que concretarán los gremios de la CGT y la CTA el jueves 6 de abril afectará a la mayoría de las actividades y servicios en todo el país, con lo cual se espera una jornada con poco movimiento y calles desérticas. La atención en dependencias públicas; el transporte público de pasajeros; el transporte de mercaderías; la apertura de comercios; la actividad financiera; el funcionamiento de escuelas y centros médicos; la recolección de basura y la provisión de combustibles serán algunas de las actividades que se verán afectadas por la medida de fuerza.

En rigor, la paralización de casi todo el transporte público será lo que impactará en el resto de las actividades ante la imposibilidad que tendrá la gente de llegar a sus lugares de trabajo, llevar a los hijos a la escuela o cumplir con otras tareas habituales.

Como sucedió en los cuatro paros nacionales que afrontó la anterior gestión de Cristina Kirchner, la CGT buscará asegurarse la foto aérea de la Avenida 9 de Julio porteña totalmente vacía, como símbolo de que en esa jornada “no se movió ni una hoja”.

Entre la gran cantidad de gremios que integran la CGT y que, por ende, irán al paro figuran Camioneros, Comercio, la Fraternidad, UTA, Aeronáuticos, UPCN, Uocra, Sanidad, UOM, Peajes, Gastronómicos, Panaderos, Canillitas, Portuarios y Textiles.

A esos se espera que se sumen varios gremios que no integran la actual conducción de la CGT, como Bancarios, Unión Ferroviaria y Peones de Taxis, además de los que integran las dos CTA, como ATE, CTERA y Conadu.

Piquetes por izquierda

El referente del Partido Obrero Néstor Pitrola anunció ayer que la organización se sumará al paro convocado por la CGT con “piquetes y movilizaciones”. “Al paro del 6 lo haremos activo con piquetes y movilizaciones. No queremos paro dominguero conversado con (Mauricio) Macri como el que acaban de anunciar desde la CGT. Queremos un paro activo para que con un millón de trabajadores en Plaza de Mayo quebremos definitivamente la política de Macri”, indicó en un comunicado el integrante del Frente de Izquierda (FIT).

Comentarios