Policiales, Últimas

Tiroteo y evasión

El Morocho Mansilla, el perfil de un hombre que afrontaba un juicio por doble homicidio

Sorprendido por la cinematográfica evasión, el defensor del Morocho acusado del doble homicidio de Leonel Bubacar y Kevin Neri e imputado por pagar 100 mil pesos para matar a Mauricio Gómez, dijo que este es el peor de los escenarios para la defensa porque el juicio puede continuar sin su cliente en el banquillo


Claudio Javier Morocho Mansilla, uno de los presunto organizadores de la extraordinaria evasión que tuvo lugar este domingo en la cárcel de Piñero, se encontraba en medio de un juicio oral y público por doble homicidio ocurrido en 2018 en zona oeste. Su defensor Fernando Sirio aseveró que la fuga de su cliente “es contraproducente y absolutamente perjudicial”. Dijo que es el peor de los escenario porque el juicio puede continuar igual. La fiscal pidió una prórroga de 48 horas porque los testigos no se presentaron, explicó. Sorprendido por la situación contó que junto a su equipo estuvieron dedicándole todo el fin de semana a la audiencia de juicio del lunes. “Estuvimos trabajando hasta ayer a las 9 de la noche, era una audiencia importante” aseguró.

Contó que están a medio del juicio y este lunes había testimonios relevantes, por ejemplo de personal de la Organismo de Investigaciones, “era importante porque podían informar tareas de investigación que no conocíamos y necesitamos preguntarle a medida que se daban los testimonios”, dijo,

Nunca me pasó que no tenga un imputado al lado en el juicio para estar trabajando o consultándolo de acuerdo a las circunstancias y lo que se está diciendo, para eso existe la inmediación, contó.

Detalló en cuanto a su labor profesional “hacemos el trabajo que corresponde, acá era absolución y condena”. Dijo que el menor que estaba involucrado en el caso salió absuelto y fue un trabajo de su equipo. Refirió que en el caso no hay elementos de prueba directo contra su cliente y no fue el autor, por eso iban por la absolución. Aseguró que es un caso duro.

El letrado explicó que estuvieron el fin de semana trabajando, preparando la audiencia para el lunes “hay que preparar pliegos, el trabajo tiene que ser serio y responsable y necesitamos la colaboración del imputado de acuerdo las respuestas que vamos escuchando, es el peor de los escenarios”, aseguró.

Piden 25 años de cárcel para un hombre acusado de matar a dos adolescentes en 2018

El doble crimen

El 24 de septiembre de 2018 Leonel “Ozuna” Bubacar, de 18 años y Kevin Neri, de 16. Estaban en una casa ubicada en Lima al 2100 cuando otro chico fue a buscarlos y los hizo salir de la casa para hablar con ellos. Los llevó hasta el final del pasillo donde estaba ubicada la vivienda y desde un auto dispararon en más de 15 oportunidades contra las víctimas que fueron trasladadas al HECA pero no resistieron las lesiones sufridas. En ese momento la pesquisa deslizó que el caso estaba involucrado con el comercio de estupefacientes.

Claudio Morocho Mansilla fue detenido durante un allanamiento en Capitán Bermúdez en diciembre de ese año. Desde entonces estaba detenido.

Por cien mil pesos

Según la fiscalía el hecho de estar tras las rejas no fue un impedimento para cometer otro delito. Para la acusación Mansilla fue el instigador del crimen de Mauricio Gómez de 21 años ocurrido el 26 de abril en Colombia al 500 bis. Lo llamaron desde un auto y le dispararon. Por el hecho fue detenido Ulises Nicolás O. que fue imputado como el autor material y Mansilla como instigador.

Según el fiscal Gastón Ávila, el crimen quedó plasmado en una serie de escuchas telefónicas que Mansilla mantuvo con Nicolas O. el día del crimen. En un parte de la conversación dicen:

—Ahí recién llegué yo. Fuimos, guardamos el auto, te dejé la herramienta ahí.

—Estoy esperando que me confirmen que ahí me dijeron que me iban a confirmar bien. Dice supuestamente uno en la panza y seis en la pata.

—¿En serio? Naaa si le dimos con toda cumpa le descargamos la pistola, bolo.

—Así dicen. ¿De dónde le tiraron? De arriba del auto?

—Sí de arriba del auto nomá, le dimos bien piola, bolo. Le dimo un par de tiros largos, no sé cuánto era, como diez. No sé cuántas balas había.

—Trece

Su nombre también resuena en otras investigaciones como el crimen de Iván “Diente” Leguizamón, el 11 de septiembre pasado en Colombres y Calle 1709 y el tiroteo que ocurrió durante su entierro en el Cementerio La Piedad.

Pagaron 100 mil pesos para matarlo: imputaron a interno de Piñero y a tiratiros por el crimen

Comentarios