Policiales, Últimas

Evasión bochornosa

Fuga de la cárcel de Piñero: ¿Dónde están las cámaras de seguridad?

En una conferencia de prensa del MPA quedó en evidencia el deficitario sistema de seguridad de una unidad penitenciaria catalogada como "de máxima seguridad"


En una conferencia de prensa que brindo el Ministerio Público de la Acusación, el fiscal Franco Carbone reconstruyó la grosera evasión que protagonizaron ocho internos — entre ellos uno que enfrentaba juicio oral y público por un doble homicidio — y dijo que no hay cámaras de seguridad perimetrales en la Unidad Penitenciaria N°11 y relató que de las 4 que existen entre los 200 metros de campo que se extienden desde el primer cerco perimetral hasta la edificación tres no funcionan “presuntamente desde hace varios años”.

Carbone contó que fueron tres las personas que realizaron el apoyo desde fuera del penal para concretar la evasión. Dijo que hicieron 200 metros manteniendo un enfrentamiento armado con los centinelas que estaban en la garita. Llegaron al patio del pabellón 14 y uno de ellos cortó dos tejidos más. Se apostaron debajo de la garita y había 15 internos en ese patio que tiraron piedras al centinela y cortaron el alambre. Ocho se fugaron y siete fueron recapturados, contó.

El grupo armado que apoyó la fuga de afuera tenía un alto poder de fuego, “Se usaron distintas armas de distintos calibres: 9 milímetros, 11,25 y 380, entre las armas utilizadas había ametralladoras”, explico. El funcionario confirmó que el viernes hubo enfrentamientos armados en los alrededores del penal y el domingo siniestros viales producidos por los miguelitos que tiraron los atacantes. Uno de los accidentes ocurrió en AO12 y ruta14.

El grupo armado llegó en un auto y todos se escaparon en ese coche. Los ocho evadidos y las personas que conformaron el apoyo externo a excepción de la persona que fue baleada por el Servicio Penitenciario cuyo cuerpo quedó en el lugar. Su nombre aún no trascendió atento a una serie de medidas investigativas que se están realizando, contó una fuente del caso.  Luego fueron haciendo postas, aseguró el fiscal. Carbone explico que hay distintas hipótesis, una es que la fuga fue organizada por uno de los evadidos que enfrenta actualmente un juicio oral y público en referencia a Claudio Mansilla, pero no descartan ninguna.

“Es un evento realmente importante y de gran envergadura sobre todo por la logística, organización previa y el gran poder de fuego”, dijo el fiscal y agregó que no cuentan con registros fílmicos del perímetro exterior porque no hay cámaras de seguridad y en todo el recorrido de 200 metros de campo que divide el exterior de la edificación hay 4 cámaras de las cuales 3 no funcionan “presuntamente desde hace varios años”, dijo.

La fiscal regional María Eugenia Iribarren recordó la responsabilidades que tienen los distintos órganos del Estado y dijo que la Justicia se ocupa una vez cometido un hecho ilícito de investigar, pedir medidas cautelares y una vez que la persona es cautelada o condenada ingresa al sistema carcelario “la responsabilidad es exclusiva del Servicio Penitenciario”

Dijo que hace rato que vienen reclamando al Servicio Penitenciario y al Poder Ejecutivo, con el que tuvieron buena recepción sobre el problema, de lo que ocurre en el interior de las cárceles donde se siguen cometiendo delitos porque no hay una contención de lo que debería ocurrir para que esas personas estén resguardada dentro del Servicio Penitenciario . Pero dijo que son cosas que hay que proyectarlas y hay que hacerlas a largo plazo porque es una modificación completa de lo que es la perspectiva del Servicio Penitenciario. A lo que sumó que, además de la investigación que se está llevando adelante por la fuga y por el homicidio, van a iniciar una investigación con todos los fiscales que intervienen en las causas de los fugados, junto con otras, para determinar cuales son las responsabilidades políticas de lo que ocurrió y poder brindarle a la sociedad una explicación.

Comentarios