Policiales, Últimas

Juicio oral y público

Piden 25 años de cárcel para un hombre acusado de matar a dos adolescentes en 2018

Según la imputación fiscal, utilizó a un adolescente para engañar a las víctimas para que salieran de una vivienda y se quedaran en la vereda de Lima al 2100 donde las asesinó a tiros. Al día siguiente disparó contra familiares de las víctimas hiriendo a uno de sus integrantes


Un hombre de 38 años comenzó a ser juzgado este martes por el doble crimen de dos adolescentes y por balear a familiares de las víctimas fatales, hiriendo a uno de ellos en barrio Bella Vista Oeste. Para estos hechos de sangre el acusado se valía de menores de edad, de acuerdo a la acusación de la fiscal Marisol Fabbro que se conoció en la primera jornada de debate. La funcionaria pidió 25 años de cárcel para el acusado por la comisión de los delitos de doble homicidio agravado, abuso de armas, portación y resistencia a la autoridad. El debate es presidido por los jueces Hernán Postma, Nicolás Foppiani y Pablo Pinto.

Faltaban 45 minutos para que terminara el 23 de septiembre de 2018 cuando un adolescente hasta la casa donde estaban Kevin Nieri, de 16 años, y Lucas “Ozuna” Bubacar, de 18, ubicada en un pasillo de Lima al 2100.

Con la excusa de que “les querían hablar”, el adolescente sacó a las víctimas a la vereda y los hizo caminar unos metros casi llegando a Cerrito. Ahí, según la imputación fiscal, los esperaba el acusado, identificado como Claudio Javier “Morocho” Mansilla, de 38 años.

Apenas Kevin y Ozuna llegaron al lugar, el ocupante de un auto los atacó a tiros. Los vecinos contaron que fueron como 15 detonaciones y Kevin falleció casi en el acto por múltiples impactos. En tanto, Ozuna fue socorrido por un amigo que lo llevó en taxi hasta el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) donde falleció a poco de ingresar por heridas de bala en cráneo, tórax, abdomen y miembros inferiores, describió Fabbro en los alegatos de apertura del debate oral.

La Fiscalía también acusó a Mansilla como quien, al día siguiente, llegó en un auto conducido por otro adolescente hasta Servando Bayo y Riobamba, a la vuelta de donde habían sido asesinadas las víctimas y dispararon contra los familiares. Como consecuencia de la balacera, uno de los allegados de 16 años terminó herido e internado en el Heca.

Tanto el adolescente que participó en el crimen, como el que acompañó al acusado en la balacera quedaron bajo la órbita del Juzgado de Menores.

Mientras que Mansilla fue detenido el 6 de diciembre de ese 2018 en un domicilio ubicado en Buenos Aires al 600, en la localidad de Capitán Bermúdez. Cuando el personal policial intentó detenerlo buscó evadirse golpeando a los efectivos aunque no logró su cometido y marchó preso. Ahora enfrenta un pedido de prisión de un cuarto de siglo.

Detuvieron a un hombre por doble crimen en Cerrito y Lima

Comentarios