Ciudad, Edición Impresa, Últimas

El mal clima alejó a algunos de los turistas

Hubo buen nivel de ocupación hotelera, pero también cancelación de reservas.

Si bien hasta ayer, el fin de semana largo había traído muchos turistas a Rosario, la ocupación hotelera no estuvo colmada y la causa sólo puede atribuirse al mal tiempo. Es que mientras el viernes se avecinaba una ocupación a full, con las primeras nubes y los pronósticos muchas de las reservas se fueron cancelando. De todos modos, a nivel nacional se ratificó que la ciudad de Rosario se consolidó como uno de los destinos turísticos más solicitados durante los feriados

Alfredo Angiulli, de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Rosario, explicó que si bien fue un buen fin de semana, el viernes comenzaron a caerse reservas por causa del mal tiempo. Y en ese sentido destacó que si bien el sábado comenzó a notarse mucha más ocupación, no se trató de un feriado a full, como los últimos que se vienen viviendo en la ciudad.

La causa del cambio de planes de muchos viajeros fue el clima y muchos cancelaron. Es que Rosario recibe turistas de unos 300 kilómetros a la redonda y, en ese sentido, muchos llegan a la ciudad en coche, lo que permite cambiar de planes con clima desfavorable.

A nivel nacional

En tanto, a nivel nacional se proyectaron altos índices de ocupación hotelera y de reservas para el verano según evaluó la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), en el marco del fin de semana largo correspondiente al 12 de octubre.

Más allá de los destinos tradicionales, se juzgó relevante el sostenido aumento registrado en Tandil, Colón, Villa General Belgrano y Paraná, con porcentajes que superan el 90 por ciento. Y se ratificó que entre las ciudades que están teniendo una óptima performance turística se ubica Rosario junto con Corrientes, San Nicolás, Puerto Iguazú, Jujuy y Salta.

Promedios

Oscar Ghezzi, presidente de la entidad, expresó que “con un promedio de ocupación que supera el 75 por ciento en todo el país, los fines de semana largo son una clara demostración de la importancia del turismo interno como motor de las economías  regionales”.

Con respecto a la activación de reservas para la temporada veraniega que se inicia tradicionalmente en esta época del año, el directivo exaltó su alto optimismo.

“La amplia variedad de ofertas hoteleras y gastronómicas, acompañada por la sólida política de promoción articulada desde el Ministerio de Turismo le garantizan a los argentinos la posibilidad de elegir dónde disfrutar las vacaciones de verano sin ningún problema y a precios accesibles para todos los bolsillos”, aseveró.

Comentarios