El Hincha, Newell's Old Boys

Panorama rojinegro

El juvenil Ramiro Macagno, con la responsabilidad de defender el arco leproso el resto del torneo

Macagno no tenía experiencia en Primera, pero en su trayectoria presenta en su currículum 51 partidos en el arco de la Crema en la B Nacional, un rodaje más que interesante para un arquero tan joven


La lesión de Alan Aguerre fue otro golpe anímico para la Lepra. Tras dos derrotas en el inicio, Frank Kudelka se queda sin una de sus figuras por el resto del torneo, pero no se trata de cualquier jugador, es el arquero, una pieza fundamental en la estructura y muy difícil de reemplazar.

Obviamente la situación no deja demasiadas alternativas y el sábado ante Lanús estará en el arco Ramiro Macagno. El juvenil de 23 años, cuyo pase pertenece a Atlético Rafaela, tuvo un buen ingreso ante Boca, sosteniendo en algunos momentos con sus atajadas una diferencia que le permitió a Newell’s estar en partido.

Kudelka confió en Macagno cuando se fue Nelson Ibáñez en diciembre. Acordaron con Peratta y la dirigencia extender el préstamo del arquero y no salir a buscar a alguien de experiencia como alternativa de Aguerre, ya que el torneo era corto y no tenía demasiado sentido el gasto.

Macagno no tenía experiencia en Primera, pero en su trayectoria presenta en su currículum 51 partidos en el arco de la Crema en la B Nacional, un rodaje más que interesante para un arquero tan joven.

Sabiendo que Aguerre no podrá volver en todo el torneo, la dirigencia y Sebastián Peratta analizan junto a Kudelka si hay alguna alternativa para traer, ya que el reglamento de AFA permitiría sumar un jugador en esa posición ya que todavía resta más del 80 por ciento del torneo.

De todas maneras no es sencillo traer a alguien confiable. Si bien la búsqueda no se limita a jugadores libres, ya que Newell’s puede negociar incluso con arqueros con contrato en otros clubes que no estén jugando de titulares, está claro que la oferta se limita a suplentes de otros equipos, no muy superiores a Macagno.

Un punto que se analiza también es que ahora el arquero suplente será Williams Barlasina, un juvenil que apenas tiene un puñado partidos en reserva. Y ahí aparece otro punto delicado, ya que el equipo quedaría muy expuesto si pasara algo con Macagno.

Uno de los puntos que obliga a la dirigencia a analizar alternativas es que no está muy claro cuándo arrancará el próximo torneo, ni tampoco el formato que se jugará. Hay una posibilidad que haya otro certamen corto, similar al que se está jugando ahora, o directamente iniciar en febrero un torneo largo de 26 equipos.

Y como Aguerre recién estaría disponible para fines de enero o principio de febrero, si hubiese una competencia inmediata sería más lógico buscar un arquero suplente para que sea alternativa de recambio incluso en la Copa Sudamericana, ya que además el préstamo de Macagno concluye en diciembre (se puede negociar una extensión con Rafaela).

Comentarios