Policiales, Últimas

Criminalidad organizada

El heredero de Claudio Cantero tras las rejas, un arsenal y la amenaza de su madre al fiscal Edery

Edery habló de la amenaza que recibió en la audiencia del sábado por parte de Lorena Verdún. De la importancia de investigar la ruta del dinero de la bandas organizadas y del apoyo social a estas pesquisas especialmente del arco político


Tras la veintena de allanamientos que tuvo epicentro la semana pasada en el barrio La Granada, con el objeto de desarticular una banda encabezada por Uriel Luciano Cantero, sindicado como el principal protagonista de un grupo de jóvenes y adolescente con acceso a armamento de gran poder de fuego, el viernes y el sábado, el joven fue sometido a dos audiencias imputativas. Una como instigador del crimen de Damián Gómez ocurrido a mediados de año y la otra — junto a otros sospechosos — por intimidación pública y extorsiones. En esta última audiencia, la madre del joven que también fue imputada, amedrentó al fiscal Matías Edery. Este lunes el funcionario dijo que tomó los dichos de la mujer como una amenaza, rescató la solidaridad que recibió de distintos sectores de la comunidad y resaltó que espera el mismo apoyo, especialmente del arco político, en otras causas. Dijo que, si bien es grave la violencia letal que vive la ciudad, resulta preocupante las extorsiones que sufre el ciudadano trabajador y los intentos de usurpación de viviendas en barrios humildes para instalar búnkers. Destacó la importancia de investigar la ruta del lavado de dinero de estas bandas y trabajar coordinadamente con la Justicia de Menores y la Justicia Federal.

El sábado tuvo lugar una audiencia contra un grupo de jóvenes encabezados por Uriel Luciano Cantero, hijo del ex jefe de la banda de Los Monos Claudio “Pájaro” Cantero, asesinado en mayo de 2013. En la audiencia fueron imputados otros seis jóvenes y la madre de Cantero, Lorena Verdún. Esta última por el delito de tenencia de un arma que aseguró era del padre de sus hijos, mientras que los jóvenes fueron imputados por intimidación pública con armas de fuego de gran porte agravado por la participación de menores de edad, entre otros delitos. En la audiencia, Verdun hizo uso de la palabra y se despachó contra el fiscal Matías Edery. Le dijo ante el juez que la Fiscalía se la agarra con la familia Cantero y le aseguró “esto no va a quedar así”.

https://twitter.com/fiscales_mpa/status/1485600161220988936/photo/1

Para la fiscalía, Uriel Luciano Cantero, de 18 años, es el cabecilla de una nueva organización criminal integrada por jóvenes y adolescentes. Edery explicó que la investigación era sobre Lucho y su banda, “no la estábamos investigando a Verdún”, aseguró. El funcionario recordó que esta investigación tienen mucho que ver con las armas con las que se había fotografiado el trapero Zaramay, que en definitiva son las que secuestraron, contó. También con una tentativa de homicidio a dos policías a quienes le tiraron 70 tiros al móvil. Dijo que los uniformados salvaron su vida de milagro porque se bajaron en el último minuto.

“Pudimos detectar que esas armas estuvieron en la casa de Verdún el 24 de diciembre, luego de las 12 los jóvenes subieron al techo de su casa y efectuaron una demostración con ese arsenal disparando hacia La Granada con armas de grueso calibre”, recordó. “Encontramos las vainas en el techo de su casa y luego atentaron contra los policías”, dijo el funcionario.

“Si bien no podemos vincularla directamente, tiene un vínculo con este grupo y las pericias de teléfonos celulares determinarán cuál fue su vinculación”, dijo. Agregó que unos días antes Lucho Cantero se sacó fotos con las armas y las subió a whatsapp. “Estaban todas las armas arriba de una sábana y nosotros secuestramos las armas y la misma sábana y recreamos la misma foto en sede policial. No hay duda que son las mismas armas que él exhibía, que ostentaba públicamente por eso se les imputó el delito de intimidación pública”.

La amenaza

En cuanto a las declaraciones de Verdun en la audiencia, el fiscal dijo que no se pueden tomar de otra manera que como dichos amenazantes. Recordó que si a una persona le acaban de secuestrar 24 armas, casi un arsenal, y me dice, “esto no va a quedar así” luego de que le imputó un delito, no puede tomarse de otra manera que una amenaza, aseguró.

Recordó que Verdún tomó la palabra en la audiencia y dijo que existía una situación particular contra la familia Cantero respecto de la Fiscalía y de él en particular. Y agrego que le dijo al juez que tenga mucho cuidado con lo que iba a resolver. “Fue una actitud muy desafiante que tomo durante toda su declaración”, dijo.

En cuanto a las muestras de solidaridad respecto a esta situación el fiscal aseguró que la Unidad a la que pertenece recibió un acompañamiento importante de todos los sectores políticos, de muchas instituciones, de la sociedad en su conjunto y muchos periodistas. Dijo que es realmente importante para tener en cuenta la dimensión, la preocupación y los problemas que nos generan a todos la criminalidad organizada en la ciudad. Y agregó que no le llamó la atención el acompañamiento, “es más sencillo acompañar en este tipo de causas porque es como más burda la participación que tienen estas personas en el crimen organizado. Lo que nos gustaría es que se extienda a otras causas”, aseguró.

Un móvil policial fue sorprendido a tiros mientras patrullaba el barrio La Granada

Explicó que en la declaración, Verdún dijo que el arma que tenía, y por la que fue imputada, era de su marido, Pájaro Cantero que murió hace unos 10 años. “Hace casi 20 que Los Monos están en Rosario y no se puede puede explicar que haga 20 años que están y no tengan un apoyo policial, político, económico. Y, si no investigamos eso, nunca vamos a poder desentrañar y sacarnos de encima estos grupos”.

Investigar el apoyo político muchas veces toca intereses políticos y cuando eso pasa “creo que merecemos el mismo apoyo de los políticos, porque de la sociedad y los periodistas los tenemos”, aseguró.

Edery contó que tiene seguridad hace mucho y, tras este episodio, se comunicaron el gobernador Omar Perotti y el ministro de seguridad Jorge Lagna. Valoró el gesto aunque dijo que “no se puede tener más seguridad de la que yo tengo”

Fal 

En cuanto al alto poder de fuego de este grupo dijo que hace tiempo que están detectando la presencia de fusiles automáticos Fal. Contó que unos 7 u 8 años atrás hubo un faltante de fusiles Fal de Fabricaciones Militares. Es un hecho que está investigando la Justicia Federal “y esos son los Fal que están dando vueltas”, aseguró. Las pericias dicen que es un Fal de Fabricaciones Militares el que encontraron y por supuesto que es muy preocupante.

Siete audios señalan a Lucho Cantero como el instigador del crimen de Damián Gómez

Violencia extrema

“Tenemos una especie de fama, que somos una ciudad muy violenta, yo creo que hay otras”, dijo. Refirió que hay varios conflictos, cree que es una respuesta que requiere un desarrollo más largo aunque explicó que existe un conflicto de banda criminales que se pelean en la ciudad pero “el gran problema que tenemos es que hoy esas bandas no sólo se pelean por el negocio de la droga sino que han avanzado sobre cuestiones mucho más preocupantes que es la sociedad media. Estoy hablando de las extorsiones a comerciantes, a gente trabajadora, las tentativas de usurpación en barrios más humildes. A la gente le sacan las casas para poner búnkers y eso realmente es una situación preocupante y por ahí preocupa mucho más que la violencia letal porque si bien es un hecho grave, muchas veces afecta a las organizaciones en sí mismas”, refirió.

No pasó desapercibido para Edery la participación de menores de edad en estos grupos. Recordó que en el video de la balacera que se produjo en la terraza de Verdún había menores de edad. Dijo que trabajaron la semana pasada con el juez de menores y que uno de los adolescentes que recuperó la libertad volvió a caer con un Fal y quedó detenido “creemos que es importante que la Justicia de Menores comience a acompañar también estas causas porque muchísimas veces la diferencia entre los mayores y menores es muy chica”, dijo.

En cuanto al delito de lavado de dinero dijo que la Justicia Provincial también tiene muchas causas en trámite e hizo referencia a la banda de Alvarado. Dijo que decomisaron bienes por más de 300 millones y siguen avanzando. Aseguró que la investigación de este delito es fundamental porque estos grupos, mas allá de la violencia, lo hacen por dinero y desfinanciarlos a través de investigaciones para determinar quiénes son los que le lavan el dinero, les permiten construir edificios, comprar granos o autos de alta gama. Es fundamental porque, si se los asfixia económicamente les cuesta mucho poder desenvolverse y es trascendental que se siga avanzando en estas investigaciones tanto en la Justicia provincial como en la federal.

Lucho Cantero sumó acusación por tener un arsenal y los tiros de Navidad para barrio La Granada

Comentarios