Ciudad, Edición Impresa

Cuadrito internacional

El Crack Bang Boom sin “Fin”

La quinta edición de la megamuestra rosarina del cómic reunió la semana pasada a más de 30 mil personas y se consolidó así en la agenda mundial de convenciones. Pero además no terminó: una exposición sigue hasta hoy y dos hasta septiembre


Casi una convocatoria a un partido de futbol en cancha de Newell’s o Central. Fueron unas 30 mil personas también fanáticas, pero en este caso de los comics, las que convocó la quinta edición de la Convención Internacional de Historietas Crack Bang Boom durante cuatro días de la semana pasada en distintos puntos de la ciudad. Artistas del género literario y aficionados por quinta vez consecutiva hicieron del espacio, de capitales y esfuerzos mixtos entre organizadores y el municipio, un encuentro afectivo cuyo cierre fue el ya tradicional concurso de cosplay, donde los fans interpretaron y se vistieron como distintos personajes fantásticos.

Varias de las muestras inauguradas no cerraron la clausura de la convención, sino que continúan abiertas para rosarinos y visitantes como ecos de la cita que ya es de trascendencia internacional. Así, hasta el 14 de septiembre se podrá ver en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa la exposición que homenajea a dos de los principales superhéroes del mundo de la historieta del mundo de las viñetas de todos los tiempos: Batman y Superman. También, en el mismo lugar, pero hasta el 11 del mes que viene, una retrospectiva de Eduardo Risso. Y hasta este fin de semana está abierta la muestra “Historietas por la identidad”, que exhibe en la Plataforma Lavarden distintas publicaciones elaboradas por guionistas y dibujantes a partir de relatos de familiares, en busca de hijos y nietos de detenidos-desaparecidos por la última dictadura.

Crack Bang Boom, por su despliegue, ya ingresó en la agenda mundial de eventos relacionados con el comic. Hasta el domingo pasado miles de aficionados, buena asistencia a clínicas y talleres –desde escultura a creación de personajes– y como extra al menos 90 dibujantes que pudieron acercan sus trabajos a Dan Didio, uno de los editores más importantes de DC Comics para su evaluación. En parte, eso fue la convención, que este año duplicó el espacio para exposiciones, stand de editoriales, clínicas y presentaciones de libros y proyecciones. La clave para posicionarse así, apuntaron los organizadores, fue la “constancia” y el “respeto por una comunidad” con las que se llevaron adelante las ediciones anteriores.

Ganó Alan Moore

El último día de la convención, la explanada del renovado Galpón 11 se colmó con miles de personas en torno a una pasarela. Lejos de las modelos, los diseños y tendencias, las miradas, aplausos y cámaras estuvieron dirigidas a los participantes del concurso cosplay, en donde los fanáticos interpretan y se visten como personajes de historietas.

Medidos por un juzgado especializado, pasó primero la categoría infantil que ganó un niño encarnando a Minecraft, un personaje de un videojuego. El premio mayor, luego de una excelente y variada presentación de cosplay, la categoría adulto fue para la dupla de jóvenes que emularon a el Guasón, némesis de Batman en su versión de “La broma asesina”, aquel comic de Alan Moore, y su compañera y enamorada: Harley Quinn. El segundo puesto fue para un grupo ya ganador en anteriores ediciones que en este caso paseó como los personajes de Watchmen, novela gráfica también de Alan Moore.

Año 5 número 1

En las cuatro jornadas en las que transcurrió la convención, hubo invitados especiales argentinos y extranjeros en muestras individuales y colectivas, charlas, clínicas, presentaciones de libros y editoriales, revisión de carpetas de importantes editores de sellos internacionales y proyecciones de films de culto.

Cinco fueron las sedes de la CBB5. La principal, como es habitual, fue el enclave constituido entre el Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC) –con la muestra, entre otros invitados de lujo, de fallecido guionista Carlos Trillo y de una leyenda viviente del cómic también de factura rosarina, el dibujante Alfredo Grondona White–;el Centro Cultural Parque España –con la muestra de historieta italiana “Che passione” y la española llamada “Tebeos”– y el recientemente agregado “Callejón de los Artistas”, un espacio dentro del Galpón 11 donde realizadores que han sido invitados en ediciones anteriores dibujaron para el público. Entre otros artistas, estuvieron el Niño Rodríguez, Salvador Sanz, Rafael Albuquerque, Renato Vélez y Gustavo Sala.

En el mismo lugar se pudieron encontrar las publicaciones de cómic más recientes al igual que las últimas novedades relativas a los videojuegos. Completaron las sedes el mencionado Centro Cultural Fontanarrosa, con la muestra de coleccionistas de Batman y Superman; la Alianza Francesa –con la retrospectiva de los 75 años de la historieta franco-belga “Spirou”–; y la Plataforma Lavardén con las “Historietas por la identidad”.

Entre los invitados pasaron por la CBB Yanick Paquette, Loisel, Rubén Meriggi, Eduardo Mazzitelli, Axel Kuschevatzky, Fernando Calvi, Juan Ferreyra, Alejandro Burdisio, Nico Di Mattia, El Bruno, Omar Francia, J.J. Rovella, Pupi Herrera, Federico Dallocchio y representantes de la revista Terminus y la editorial Dead Pop. La convocatoria se dio, como explicaron desde la organización, a los años de trabajo, el boca a boca que llevaron el nombre de la convención a “tener brillo propio”, cuando antes los invitados llegaban más por afinidad con Eduardo Risso y los esfuerzos de él mismo.

Es que Risso, ilustrador reconocido en Estados Unidos y en varios países europeos que nació en la pequeña ciudad de Leones, Córdoba, es el gran impulsor del Crack Bang Boom.

Alumno de “la escuela” del genial Alberto Breccia, es protagonista de los últimos 30 años del género literario en el país y el mundo. Múltiple ganador del premio Eisner –una especie de Oscar del cómic que a la par es homenaje a Will Eisner, el creador de “Spirit”–, tuvo en esta quinta edición una retrospectiva curada por Juan Ángel Szama que también estará disponible en el Fontanarrosa hasta el 11 de septiembre con entrada libre y gratuita.

“Como todos nosotros”

Cien páginas de material original que componen un recorrido histórico desde sus trabajos para “La Nación”, las revistas “Eroticón”, “Satiricón” y para Editorial Columba pasando por sus trabajos con Carlos Trillo y los más recientes para DC Comics como “100 bullets”.

Eso compone la muestra del ilustrador –e impulsor del Crack Bang Boom– Carlos Risso que se exhibe en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa de lunes a viernes de 9 a 21 y sábados y domingo de 10 a 18, hasta el próximo 11 de septiembre.

“Hay muchos materiales originales que se verán por primera vez con rarezas como cuadernos de muy chico hasta los pocos trabajos que hizo en color (Risso trabaja en su mayoría en blanco y negro) como el proyecto inconcluso de «1950», una historieta que estaba armando con Carlos Trillo antes de su muerte sobre la historia de Evita”, explica Juan Szama, curador de la exposición.

Sobre la importancia de Risso como artista, el curador explicó que su reconocimiento que alcanzó en el ámbito local se debe en parte a su modo de composición “que rompió con los estándares tradicionales”, sin la rígida estructura de las viñetas. “Él no se reconoce desde su valor estético. Siempre se preocupa por el lenguaje del cómic, la parte narrativa. Además de tener un estilo fluido y original, que lo hizo muy apreciado para el mercado norteamericano, le interesa seguir indagando sobre cómo «contar»”, reflexionó Szama.

En ese sentido, la retrospectiva servirá para el público en general por su valor histórico y para los artistas aficionados o profesionales por ser trabajos originales. “Se puede ver la evolución del artista, ver en los originales las vicisitudes del trabajo mismo. Y detalles en los bocetos, matices y marcas o parches que muestran que es humano, como todos nosotros”, concluyó Szama.

Comicópolis

Uno de las últimas charlas del CBB fue para anunciar el próximo y primer festival internacional de historietas en Tecnópolis (Buenos Aires) llamado Comicópolis. Según se informó desde el 19 hasta el 23 de septiembre en el Pabellón Bicentenario de Tecnópolis estarán presentes las principales editoriales nacionales y al más amplio abanico de fanzines independientes, además de diferentes propuestas internacionales. Para más información ingresar a www.tecnopolis.ar.

Más que “continuará”

El Centro Cultural Roberto Fontanarrosa mantiene hasta el 14 de septiembre una muestra que homenajea a los dos principales superhéroes del mundo de la historieta: Batman y Superman. A partir del 75º aniversario de la creación del enmascarado se exhiben figuras, objetos, publicaciones y videos de los coleccionistas Carlos Coca, Andrés Rodríguez Haro y Robert Helguera. A la par, y hasta fin del corriente mes estará abierta la muestra “Historietas por la identidad”, que exhibe en la Plataforma Lavarden distintas publicaciones elaboradas por guionistas y dibujantes a partir de relatos de familiares de hijos de desaparecidos. La iniciativa comenzó en 2011 como parte de la labor de Abuelas de Plaza de Mayo. En tanto, y hasta pasado mañaa, en la Alianza Francesa (San Luis 846) mantendrá la muestra de “La evolución del personaje de Spirou”.

Por último, el Centro Cultural Parque de España tendrá hasta el 14 de septiembre la muestra de Comics Che Passione! y TEBEOS. Funcionará de martes a domingos y lunes feriados de 15 a 20 con entrada general de 5 pesos y gratis para los menores de 12 años. Los miércoles la entrada es gratuita. También es posible hacer visitas guiadas grupales sin cargo, solicitando turnos en [email protected]

Comentarios