Ciudad, Edición Impresa

Bajo sospecha

El Concejo quiere explicaciones por el primo del presidente

Los ediles dieron el primer paso para aprobar el pedido de informe sobre las empresas que participaron de la licitación para restaurar el Monumento Nacional a la Bandera.


El Concejo Municipal dio el primer paso para aprobar el pedido de informe sobre las empresas que participaron de la licitación para restaurar el Monumento Nacional a la Bandera. Es que allí la mejor oferta la hizo una firma vinculada a Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri. La autora de la iniciativa en el Palacio Vasallo, Marina Magnani, sostiene que en caso de otorgarse la obra a Creaurban se estaría ante una autoadjudicación de tareas financiadas por el gobierno nacional a la propia familia presidencial.

El pedido de informes (que es acompañado por la concejala Norma López, del Frente para la Victoria) tuvo despacho el lunes pasado en la comisión de Gobierno y ahora será tratado en el recinto. La idea era que fuera abordado este mismo jueves, pero por el paro de los trabajadores municipales todo se postergó y esta semana finalmente no habrá sesión.

La iniciativa consiguió aval en la comisión de Gobierno pese a que allí ningún frente político cuenta con mayoría propia, por lo que se descuenta que hay consenso para que se apruebe en la próxima sesión.

Magnani presentó el pedido de informe a fines de septiembre luego de que se conociera que la empresa que hizo la oferta más baja para realizar las obras de refacción y puesta en valor del Monumento a la Bandera es Creaurban, que en su momento perteneció al grupo Socma, nave emblema de la familia del presidente, y actualmente –y desde hace algunos años– está en manos de su primo, Ángelo Calcaterra, arquitecto e hijo de una hermana de Franco Macri, el padre de Mauricio.

La firma forma parte del grupo ODS (Obras, Desarrollos y Servicios), un gigante que agrupa a emprendimientos de construcción, desarrollos inmobiliarios, servicios financieros y de concesiones.

El presupuesto oficial con que salieron a licitarse las obras fue de 134.567.995 pesos. En ese marco, Creaurban emitió una oferta de 148.024.000 pesos. Atrás quedaron las  UTEs locales conformada por Depaoli & Troce SRL, Prat SRL y Construcciones Civiles con 151.600.182,72; y la formada por Del Sol SRL, Epreco SRL y Dyscon con 158.792.341 pesos.

Luego de que se conociera la propuesta de pedido de informe, desde el municipio salieron rápido a aclarar que la obra fue licitada por el Ministerio del Interior de la Nación. Y que el Ejecutivo local sólo hizo aportes técnicos a ese proceso.

Magnani, del bloque Unidos y Organizados – Frente para la Victoria, volvió a insistir ayer que “en caso de otorgarse la obra a Creaurban se estaría ante una autoadjudicación de obras financiada por el gobierno nacional a la familia presidencial”.

La edila kirchnerista recordó que fue Franco Macri quien en 2007 anunció la venta de la firma cuando su hijo fue candidato a Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, pero el comprador, sugestivamente, fue su sobrino.

“Esta empresa radicada en Buenos Aires no cuenta con antecedentes de obras públicas en Rosario y sin embargo realizó la mejor oferta. Resulta al menos sospechoso que una empresa sin radicación en la ciudad pueda generar la infraestructura necesaria para realizar las obras comprometidas, a un precio inferior que las empresas locales. La logística del traslado de maquinaria y equipamiento, o el alquiler de los mismos, ya supondría en sí mismo un costo superior al costo logístico de las empresas que se encuentran afincadas en nuestra región”, analizó Magnani.

Obra histórica

El plan de refacción del Monumento es la mayor intervención que se realizará en el máximo símbolo de la ciudad en sus casi 60 años de historia. El proyecto contempla la ejecución de un vasto conjunto de obras para poner en valor, reparar y mejorar sectores del sitio, con un plazo de ejecución de los trabajos de 18 meses.

Comentarios