Edición Impresa, El Hincha

Con la cabeza en la Copa Argentina

El Canalla lució desconcentrado, y cayó en su visita a Unión

El Canalla perdió en Santa Fe y jugó el peor segundo tiempo desde que está el Chacho Coudet. Camacho vio la roja.


El Central modo torneo local se hizo presente una vez más en la insoportable tarde santafesina. Luego de un primer tiempo aceptable, en el complemento no pateó al arco. Perdió ante un rival limitado y demostró que tiene la cabeza en otra cosa, en la final de la Copa Argentina.

Lo del equipo del Chacho fue decididamente malo. La defensa volvió a hacer agua cada vez que Unión lo atacó. No tuvo juego y encima Camacho vio la roja. Un partido olvidable fácilmente para todos, menos para el entrenador que tendrá que corregir en poco tiempo viejos errores que su equipo volvió a cometer en el 15 de abril.

Llegó a 7 partidos sin ganar, y la última vez que sumó de a tres fuera del Gigante fue el 28 de febrero, mucho tiempo. Una campaña mala que sólo se sostiene con el hecho de ser finalista en la Copa.

La primera parte fue de trámite parejo. Un partido mal jugado, muy trabado y cortado. Pero sí se vieron las intenciones de Central, las de siempre, de jugar con la pelota a ras del piso. ¿Unión? Hasta ahí, muy poquito. Tras la salida de Ruben el Canalla se paró con un solo punta. Y pudo irse al descanso ganador de no ser por la buena tarde de Nereo Fernández, que sacó todo lo que le tiraron.

El golpe en el arranque del complemento fue certero. Es que tras el gol Tatengue, el Canalla se desarticuló de tal manera que hasta perdió cualquier intención con la pelota. El local lo complicó con la actitud como bandera. Central no pateó al arco en todo el segundo capítulo y le patearon diez veces. En el equipo del Chacho abundó la falta de concentración y los errores infantiles, principalmente los defensivos, como en todo el torneo. Y si se le suma la incalificable expulsión de Camacho, quien dejó al equipo con uno menos por exceso verbal, se llega fácilmente a una puesta en escena del equipo de Coudet que puede emparentarse con las peores de estos dos años al frente del Canalla.

El DT quiso darle rodaje al equipo que, en su gran mayoría, jugará la final y la propuesta fue fallida. Y lejos de irse con tranquilidad de cara a este cotejo fundamental, se fue con muchos interrogantes para analizar de cara a River.

Comentarios