Policiales

Fonavi Parque del Mercado

Ejecutan a pareja a plena luz del día: el hombre era el suegro del Pollo Bassi

El hombre, de 70 y su pareja de 56 estaban sentados tomando mates en la vereda del edificio de Isola al 300 bis cuando desconocidos en un auto disminuyeron la marcha a la altura del matrimonio y los acribillaron a tiros

Crédito foto; Juan José García

El suegro de Luis Orlando “Pollo” Bassi –el ex barrabrava de Newell’s relacionado a la venta de estupefacientes– fue asesinado a balazos junto a su pareja este sábado por la tarde cuando estaban sentados en el garaje de su departamento, ubicado en Isola al 300 bis, en el Fonavi de Parque del Mercado. El Pollo Bassi estuvo sindicado en el crimen del líder de Los Monos Claudio “Pájaro” Cantero, en mayo de 2013. Se entregó en septiembre de ese año y fue procesado como instigador del asesinato. Por ese tiempo y en sólo diez meses, el padre del Pollo y dos de sus hermanos fueron asesinados a sangre fría en lo que la Justicia considera una clara venganza por el homicidio del jefe del clan Cantero. Cuatro años más tarde la Justicia lo absolvió por el beneficio de la duda. Sin embargo, con este último doble homicidio la saga de plomo y sangre sigue dando muestras de no terminar.

De acuerdo con fuentes policiales, Eduardo Cisneros, de 70 años, y Gloria Albornoz, de 56, se sentaron a tomar mates en el garaje abierto que está en la vereda frente a la torre 10 de Isola 351 bis del Fonavi Parque del Mercado. Eran las seis de la tarde de este sábado cuando los ocupantes de un auto gris y con vidrios polarizados pasaron por la cuadra. Llegaron a la altura de la pareja, disminuyeron la marcha y abrieron fuego. Si bien las fuentes oficiales no indicaron cuántos impactos recibió cada uno, en el lugar se halló más de una decena de vainas servidas. Los pesquisas dijeron que las víctimas fallecieron en el lugar.

Foto: Juan José García.

 

Voceros judiciales indicaron que la Unidad de Homicidios Dolosos ordenó medidas al personal del Gabinete de Criminalística de la Policía de Investigaciones (PDI), aunque no brindaron ninguna información sobre la mecánica y el móvil del doble homicidio.

Por su parte, vecinos del Fonavi contaron que conocían a la pareja de toda la vida y que “no estaban en nada raro”. En la misma oración también explicaron que el hombre –sobre quien dijeron que fue policía– era el papá de la pareja del Pollo Bassi, como una relación automática a los tres asesinatos de familiares que sufrió tras ser sindicado por el crimen del Pájaro Cantero.

Venganza letal

Tras la ejecución de Claudio Cantero, líder de la banda Los Monos, ocurrida el 26 de mayo de 2013 frente a un boliche de Villa Gobernador Gálvez, se produjo una saga que llegó a la docena de venganzas letales. En septiembre de ese año, Luis “Pollo” Bassi se entregó y en julio del año siguiente fue procesado como instigador del crimen del Pájaro, mientras que como ejecutores fueron acusados Facundo “Macaco” Muñoz, Milton Damario y Osvaldo  “Popito” Zalazar”. El 29 de marzo de 2017 la Justicia absolvió a todos por el beneficio de la duda, aunque quedaron detenidos por otras causas. En una de ellas, Pollo y Macaco fueron condenados en 2017 a 16 y 14 años de prisión como autores del homicidio de Juan Pablo Colasso, cometido el 16 de noviembre de 2012 en Villa Gobernador Gálvez.

Luego de que el Pollo Bassi se entregara en la causa por el crimen del Pájaro, tres miembros de su familia fueron asesinados en sólo diez meses, en situaciones distintas pero con una mecánica idéntica. Los tres crímenes ocurrieron en inmediaciones de los locales que poseen los Bassi en la esquina de 20 de Junio y Chile de Villa Gobernador Gálvez. En todos hubo un solo tirador, quien ejecutó de varios disparos a sus víctimas. Todas estaban des-prevenidas y el calibre del arma siempre fue 9 milímetros. El 22 de octubre de 2014, un joven acribilló de 8 balazos al padre del Pollo, Luis Ángel Bassi, cuando estaba sentado fuera de la remisería. Antes, dos de sus hijos habían tenido el mismo destino: en febrero de ese mismo año Maximiliano, de 34, fue acribillado en igual forma mientras arreglaba un camión estacionado frente al local de Chile al 2000; mientras que el primero de los asesinatos de la familia Bassi ocurrió en la tarde del 31 de diciembre de 2013, cuando Leonardo, de 36 años, fue ultimado a tiros en el interior del comercio familiar por un hombre que ingresó y le pidió un coche para ir al cementerio.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios