Edición Impresa, Política

Eduardo Duhalde ya tuvo su plebiscito: rechazo unánime

Ola de repudios a la idea de convocar a consulta popular para definir continuidad de juicios a represores.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner y varios dirigentes del oficialismo repudiaron ayer la propuesta del ex presidente provisional Eduardo Duhalde para convocar a una consulta popular para definir la continuidad de los juicios a represores de la última dictadura militar.

“Escucho por ahí alusiones a olvidar el pasado. El pasado no se juzga”, sostuvo la presidenta durante su acto en la ex Esma en alusión a los dichos de Duhalde, y remarcó que, por el contrario, “lo que se está juzgando son delitos concretos cometidos por hombres concretos”.

La polémica propuesta también recibió críticas de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; del ministro del Interior, Florencio Randazzo; de Justicia, Julio Alak; y de la secretaria de Derechos Humanos bonaerense, Sara Derotier de Cobacho, que le recomendó a Duhalde que “le pida a sus amigos que no se profuguen”.

“Lo que Duhalde tendría que hacer es aconsejarle a sus amigos que no se profuguen de la Justicia”, sostuvo la funcionaria bonaerense, quien además recordó que días atrás el dirigente justicialista pidió para 2011 un país “para el que quiere a (el ex dictador Jorge) Videla y para el que no lo quiere”.

En declaraciones radiales, Derotier de Cobacho consideró que Duhalde “o mintió cuando era gobernador, o está, ahora, demostrando su verdadero otro yo, porque siempre habló de la ayuda, y hoy sale con los amigos de Videla”.

A la salida del acto que encabezó la jefa del Estado en la ex sede de la Esma, Randazzo también criticó la propuesta del precandidato presidencial y consideró que “Duhalde es parte del pasado”.

Según Randazzo, “nadie que ha perdido a su hijo puede conformarse diciendo que no hay que valorar conductas del pasado” sino que “esa persona lo mínimo que quiere es saber la verdad y que en esa verdad se asiente la justicia”.

“Acá lo que se está juzgando son conductas delictivas que han ido contra los derechos humanos más esenciales, como haber matado gente por pensar diferente”, señaló el ministro del Interior, en línea con el discurso de la presidenta.

Por su parte, Alak sostuvo que las declaraciones de Duhalde “llenan de dolor y espanto” y “tienen como finalidad otorgarle impunidad a los represores que provocaron la desaparición de más de 30 mil argentinos durante la última dictadura militar. En el Día Nacional de la Memoria, Duhalde propone el olvido”, criticó Alak.

“El plebiscito que reclama Duhalde no es inocente”, advirtió el ministro, y agregó que por el contrario es “sumamente peligroso” porque “busca perturbar los procedimientos judiciales en curso que apuntan a juzgar y condenar a los responsables de estos aberrantes crímenes”.

Por su parte, Carlotto también cuestionó los dichos del ex presidente y advirtió que “si creen que van a ganar votos con esta propuesta” habrá “gente peligrosa en lugares de poder”, al tiempo que afirmó que manifestaciones como las de Duhalde “confunden a la población”.

Anteayer, Duhalde consideró que los juicios que están en curso por violaciones a los derechos humanos “deberían terminar de realizarse”, pero opinó que “el pueblo tendría que determinar en 2011 qué quiere hacer con respecto al pasado”.

También se sumó al coro de críticas el jefe de Gabinete Aníbal Fernández: “Duhalde debe pensar que (ese planteo) le da algún tipo de beneficio con algún sector derechoso, pero la verdad es que la búsqueda de justicia es algo imperioso para todos los argentinos”, dijo el funcionario.

“A mí me da mucha pena lo que dice Duhalde, es un despropósito, son imprescriptibles para todo el mundo. Es incomprensible lo que él dice, no quiero debatirlo, porque sería darle entidad y no tiene ninguna entidad”, indicó.

Así, aludió a las palabras del ex presidente, quien consideró que existe “una caza de brujas” contra los militares por la dictadura y sugirió una consulta popular en 2011 para que la gente decida “qué hacer respecto al pasado”.

Por su parte, el dirigente del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), Cristian Castillo, rechazó las declaraciones del dirigente bonaerense, y señaló “que Duhalde está con los milicos y la impunidad nadie lo puede ignorar”.

En declaraciones al encabezar la marcha en repudio al golpe de estado de 1976 convocada por Encuentro, Memoria, Verdad y Justicia, Castillo agregó que “Duhalde es parte de quienes fueron cómplices con la dictadura, entre ellos gran parte de los partidos tradicionales, los grandes empresarios, la iglesia católica”.

Comentarios