Edición Impresa, País

Duro mensaje de Bergoglio

El cardenal sostuvo que “los chicos salen de la escuela y van a la esquina a comprar merca”, al alertar sobre la creciente vinculación de niños y adolescentes con la droga durante misa anual por la educación.

El cardenal primado de la Argentina, Jorge Mario Bergoglio, llamó ayer la atención ayer sobre la creciente vinculación de niños y adolescentes con la droga al afirmar que en la actualidad “los chicos salen de la escuela y van a la esquina a comprar «merca» (cocaína)”. Además de trazar el grave cuadro acerca de los peligros de la droga y la falta de contención social que sufren los jóvenes, el arzobispo de Buenos Aires les exigió a los educadores “lograr que un chico tenga horizontes hacia delante y hacia atrás”. Finalmente criticó las “mezquinas internas” entre dirigentes y apuntó contra aquellos que buscan “abultar la caja”.

“A los dirigentes se nos pide educar en la esperanza y no estar subiendo escalones para las ambiciones personales, para trepar, ni para mezquinas internas, ni para abultar la caja”, afirmó Bergoglio.

El contundente mensaje fue enunciado en la homilía que enunció ante unos cinco mil jóvenes durante la misa anual por la educación que se llevó a cabo en la Catedral Metropolitana y de la que participó el ministro de Educación, Alberto Sileoni, así como unos cinco mil alumnos de escuelas públicas y privadas.

“La patria no empezó hoy. Tenemos una herencia que custodiar y trabajar para las utopías del futuro”, subrayó el cardenal primado de la Argentina, quien se lamentó de que la educación sea considerada “la hermana pobre de la estructura social” y llamó a “hacer algo para solucionar” esa situación.

El religioso también cuestionó a quienes buscan “promover los amigos que los sostienen”. Bergoglio apuntó contra un “testimonio de bajeza” que, según dijo, dan algunos dirigentes, y subrayó: “Se nos pide otro tipo de testimonio”.

Durante la ceremonia, a la que asistió también el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, entre otros funcionarios, se realizó una oración interreligiosa y un acto cívico en el marco de los festejos por el Bicentenario.

Al ser consultado sobre la alusión de Bergoglio a la droga como la “merca” y sus consideraciones al respecto, Macri se mostró sorprendido, aunque coincidió con el arzobispo de Buenos Aires en la gravedad de la situación al señalar que la droga está “muy metida en la sociedad”.

Luego de la misa, alumnos de quinto año convocaron a la campaña por los damnificados por el terremoto en Chile, que realizan junto con Cáritas Argentina.

Acto cívico

Finalmente, se realizó un acto por el Bicentenario de la Patria, en el que estudiantes armaron un escudo nacional en el altar de la catedral. Además, se hizo ingresar al recinto un ejemplar de la Constitución nacional, para que la concurrencia rezara el preámbulo de la Carta Magna.

Comentarios