Edición Impresa, Política

Duhalde: “Si Reutemann se lanza, tendrá que competir”

El ex presidente desafió ahora al Lole, dejando en claro que su candidatura para 2011 es inamovible.

Se acabó el amor. “Aún cuando Reutemann se lance, tendrá que competir conmigo”, desafió ayer el ex presidente Eduardo Duhalde. Así, días después de lanzarse oficialmente como candidato para la presidencia de la Nación en 2011, el bonaerense rompió lanzas con quien había elegido como delfín para sucederlo cuando era gobernante interino en 2002: en aquel entonces, en medio de la crisis y ya habiendo decidido que no iba a concluir el mandato del eyectado Fernando de la Rúa, recién cuando Carlos Reutemann comunicó su negativa Duhalde optó por uno de los “muletos” y prefirió al santacruceño Néstor Kirchner por sobre el cordobés José de la Sota. Ahora Duhalde incluso pasó por sobre los dichos de su esposa, la senadora Hilda Chiche González, quien había sostenido que si el Lole se postulaba su marido se bajaría. Ya no.

Duhalde completó así un círculo de precandidatos del peronismo para todo gusto y disgusto. Antes que él ya se había anotado en la carrera el gobernador de Chubut, Mario Das Neves –el primero– y después lo hizo el ex presidente Carlos Menem. Y entre uno y otro, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, ya había adelantado que “alguien del espacio” –léase el kirchnerismo– saldrá a competir por un tercer gobierno K.

Y a eso hay que sumarle las ganas que tienen Mauricio Macri, aliado al justicialismo disidente, y Felipe Solá –uno de sus jefes– para lo cual cualquiera de los dos necesita a Francisco de Narváez. Y éste último también quisiera, pero su condición de ser nacido en Colombia le dificultará, legalmente primero y en la campaña después, una postulación.

Y en la cuando menos amplia oferta no hay que descartar que, efectivamente, el Lole decida por la afirmativa y termine postulándose.

Pero ahora cualquiera tendrá un rival de peso. “Me siento obligado a presentarme como candidato. Nadie puede horrorizarse porque un hombre de un partido se presente como candidato”, dijo Duhalde.

Y ratificó: “Es el deseo de mi familia, que es muy pegoteada y ha sufrido bastante. Es un esfuerzo muy grande”.

Con todo, el ex presidente aprovechó también la oportunidad para contestar a los diputados Solá y De Narváez, que coincidieron en que él se “apresuró”. En tono mordaz les recordó que “ellos ya se lanzaron” y que “no tienen en cuenta lo que han hecho ellos”.

Y finalmente se puso en un plano superior: “A Felipe lo sigo creyendo un buen candidato, pero lo que no pueden hacer ni Felipe ni Francisco es reorganizar el país, porque nunca lo han hecho”.

“No podemos ver más a los comunistas, socialistas, radicales como adversarios. Todos debemos estar detrás del que le toque gobernar”, continuó Duhalde en tono de estadista.

Incluso hasta celebró el lanzamiento de Menem: “Nadie puede hacer críticas porque un dirigente quiera participar en una interna. Ojalá que se presenten todos los que estén en condiciones de hacerlo”, concluyó.

Comentarios