Policiales

Represalia por la muerte de dos muchachos

Dolor, tensión y fuego en Puente Gallego

Vecinos y amigos de una víctima arremetieron contra la casa de un tal Fabián, sindicado matador, y contra la de su tía, una mujer policía a quien acusaron de “cubrir” a su sobrino.


Bronca por la muerte de Rodrigo e Iván. Foto Gentileza Rosario3.

Fuego en la casa de un sindicado asesino, el dolor de los familiares durante un velorio y denuncias de represión policial. Esas escenas se vivieron durante la tardecita y noche de este miércoles en barrio Puente Gallego. La bronca estalló a raíz del asesinato de Rodrigo Carrizo, quien acribillado junto con Iván Van der Meulen 24 horas antes en Punta del Indio al 7900, en el límite sudoeste de Rosario.

Después de las muertes, el llanto de los familiares. Foto: Juan José García.

 

Vecinos y amigos de Carrizo arremetieron contra la casa de un tal Fabián, sindicado matador de ambos muchachos, y contra la de la tía de éste, una mujer policía a quien acusaron de “cubrir” a su sobrino. El lugar estaba repleto de patrulleros y un camión de Bomberos intentó apagar las llamas en la casa del sospechoso. “Todos los vecinos le prendimos fuego como venganza. Los milicos vinieron a defender al asesino. Los pibes están haciendo justicia”, dijeron ante las cámaras de televisión y denunciaron represión policial con balas de goma e irrupciones en viviendas.

Seguí leyendo: Ejecutaron a dos muchachos en barrio Puente Gallego

Los disturbios ocurrieron a unas pocas cuadras del lugar donde velaban a Rodrigo Carrizo, de 22 años. Los vecinos salieron a defender su nombre: “No tenía nada que ver”. Una de las chicas que habló fue Valeria, esposa de Carrizo, quien por la mañana había brindado su testimonio a El Ciudadano. El sindicado asesino y Carrizo “supuestamente eran amigos”, dijo.

Fuentes judiciales dijeron a este diario que existe una denuncia remitida a la Fiscalía de Flagrancia por parte de la mujer policía. La investigación es paralela a la que lleva el fiscal de Homicidios Miguel Moreno por la muerte de Carrizo y Van der Meulen.

Si te gustó esta nota, compartila