Ciudad

El jueves habrá movilización en Capital

Después de la marcha, reabren la paritaria universitaria

El gremio de los profesores en Rosario, Coad, recela de la nueva convocatoria del gobierno nacional para el lunes próximo. Supone que el ofrecimiento no se acercará a sus reclamos. Los estudiantes permanecieron en vigilia toda la noche en la Sede de Gobierno de la Universidad

Foto: Juan José García
Laura Ferrer Varela, titular del gremio de los docentes de la UNR, Coad, confirmó que el gobierno nacional llamó a los sindicatos del sector a retomar las negociaciones salariales este lunes en el Ministerio de Educación. Los profesores, insistió la dirigente, reclaman entre un 25 y un 30 de aumento en los sueldos y con una innegociable cláusula gatillo. El gobierno de Cambiemos no puede garantizar ninguna de las variables macroeconómicas ni cumplir con sus propias metas al respecto, por lo que los docentes afirman que no pueden confiar en la evolución estimada de los precios con los que se pacte la recomposición del bolsillo.
“Nos convocaron a la mesa de negociación salarial para el lunes. No tenemos muchas expectativas. Creemos que lo máximo que nos pueden ofrecer es lo mismo que le ofrecieron a los docentes de la provincia de Buenos Aires (19 por ciento), que los gremios rechazaron”, adelantó su recelo Ferrer Varela, aunque concedió que los profesores “mantienen las esperanzas” de alcanzar un acuerdo. “Creemos que la convocatoria del gobierno fue por la masiva movilización de ayer (por este jueves). Con estas marchas le vamos a seguir mostrando al gobierno que no podrá tocar a las universidades”, continuó la titular de Coad. La referencia fue a la multitudinaria marcha que recorrió las calles de Rosario –también de otras ciudades– y unió en los reclamos a estudiantes, profesores y hasta padres de alumnos.
Ferrer Varela se apoyó en la contundente demostración de Rosario para augurar que el jueves próximo serán “cientos de miles en la marcha que se hará en Buenos Aires”.

Miles inundaron Rosario en defensa de la educación pública

Los paros, asambleas y movilizaciones en las 57 universidades públicas del país que se desarrollaron durante toda la semana que culmina desembocarán en una gran movida nacional en la ciudad de Buenos Aires: la llamada gran marcha universitaria que irá desde el Congreso de la Nación hasta el histórico Palacio Pizzurno, sede del Ministerio de Educación.

Los reclamos de los profesores superaron con creces la cuestión salarial con la suma de adhesiones y la extensión de los reclamos al rechazo de los recortes en el sistema educativo terciario pero también la resistencia a los ajustes en todo el sistema de Ciencia y Técnica, que incluye manifestaciones de los trabajadores del Conicet materializadas en una carta que los directores del 90 por ciento de sus institutos hicieron llegar a los diputados nacionales.

Advierten que recorte de Nación en ciencia es “asfixiante”

“El tema central es el brutal recorte presupuestario que hace que muchas universidades estén muy complicadas en su funcionamiento o no puedan llegar a diciembre con sus recursos. Se suma una previsión para el año que viene todavía más preocupante. Las universidades hoy funcionan según la espalda que tengan. Esta situación es lo que provoca la contundencia del paro y el apoyo de la sociedad a nuestras medidas de fuerza”, resumió Carlos De Feo, secretario general de Conadu, una de las federaciones que agrupan a los profesores.

 

Propuestas insuficientes y dilaciones

El Ministerio de Educación no convocaba a paritarias universitarias desde el 13 de mayo. Luego de tres meses de negociaciones paralizadas y la masiva decisión de no iniciar las clases el 06 de agosto, comienzo del segundo cuatrimestre, el Ministerio de Educación renovó su propuesta con apenas un 15 por ciento de aumento en tres tramos (5 por ciento en mayo, 4 en agosto y 6 en octubre). Los gremios la rechazaron de inmediato tras lo cual la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) pidió un cuarto intermedio para mejorarla. Lo que sigui{o no fue mejor: 5,8 por ciento en agosto y 4,2 en octubre. Conadu decidió, entonces, un nuevo paro entre el 21 y el 24 de agosto y cierre del mes con la gran Marcha Universitaria para el jueves que viene.

 

Vigilia, hasta la mañana

Foto: @belitaonline

 

Entre 200 y 300 estudiantes de la UNR permanecieron en el interior de la Sede de Gobierno de la Universidad, en calle Maipú al 1000, luego de la masiva movilización que compartieron con los docentes, organizaciones sociales, algunos dirigentes políticos e incluso grupos de padres de alumnos que cursan en las tres escuelas secundarias que dependen de la casa de estudios.

Fue una toma simbólica y pacífico del histórico edificio. En la fachada, colgaron un cartel que alude al ex rector de la Universidad Nacional del Litoral (asentada en la capital santafesina) y actual diputado nacional por Cambiemos Albor Cantard. El texto es en rechazo a declaraciones del legislador sobre la supuesta “excesiva” cantidad de docentes en la educación superior. Una propuesta de ajuste por ese lado que los estudiantes repudiaron.

Marcha en Buenos Aires

Este viernes habrá más de 70 clases públicas de la Universidad nacional de Buenos Aires (UBA) en la Plaza de Mayo porteña. Arrancaron a las 7 de la mañana y están programadas hasta las 19. La Asociación Gremial Docente AGD-UBA organiza la protesta por salarios y presupuesto junto con la Federación Universitaria de Buenos Aires (Fuba).

“Vamos a movilizarnos por el triunfo de la universidad pública contra el ajuste de Macri y para repudiar el violento desalojo policial de la facultad de Derecho de Córdoba, con el único propósito de evitar que se consumara una asamblea estudiantil”, adelantó este jueves el presidente de la Fuba, Julián Asiner. “Si (el presidente Mauricio) Macri piensa abordar la crisis universitaria con represión sólo va a lograr acelerar el derrumbe de su gobierno. La universidad pública y el derecho a la libertad de organización y lucha son conquistas inalienables, que estudiantes y docentes estamos dispuestos a defender en las calles”, advirtió el estudiante.

Incidentes en Córdoba

Momentos de tensión hubo durante las protestas por salarios y presupuesto universitario en la capital mediterránea. El decano de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Guillermo Barrera Buteler, pidió a la Policía de la provincia el desalojo de la facultad de Derecho, donde se había convocado a una asamblea.

“Desde la Secretaría del Decanato interrumpieron el dictado de clases para comunicar a los presentes el inminente cierre del edificio por una supuesta amenaza de toma”, sostuvo Pedro, uno de los estudiante e integrante de la agrupación UJS de Derecho. “La Policía quiso cerrar las puertas y le pegó a varios compañeros. En el intento de sacarnos de nuestras aulas, algunos estudiantes fueron agredidos por la fuerza y otros quedaron encerrados en el edificio”, relató. “El decano tiene toda la responsabilidad de lo que se vivió esta tarde. Su intención era tratar de impedir el desarrollo normal de una asamblea convocada por los estudiantes a través de una resolución para vaciar la Facultad”, completó.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios