Ciudad

Informe de Ceso

Desocupación en Rosario: en este 2018 llega al 13%

El informe de la consultora estima un crecimiento de casi el 3% el el primer trimestre de 2018, respecto al 10,28% que arrojó el último trimestre del año pasado, cuando para el Indec había sido de 7,6%. Más de la mitad de los desocupados son jóvenes de entre 19 y 29 años. En las mujeres es del 14,89


Los índices de pobreza y desempleo que difundió el Indec en marzo pasado siguen contrastando con las consultoras independientes. Según el informe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso), la desocupación en Rosario se estima en 13,01% durante el primer trimestre de 2018, lo que representa una suba de casi el 3% respecto al 10,28% que arrojó el mismo informe del último trimestre de 2017, cuando para el Indec fue del 7,6%.

El informe de Ceso también destaca la alta informalidad en el mercado laboral rosarino, que ronda el 38,34%. En los últimos tres meses de 2017, fue del 31%, una cifra más cercana a la media nacional. Mientras que la tasa de desempleo es mayor en mujeres que en hombres y representa el 14,89%.

Para el coordinador del Observatorio de Mercado de Trabajo del Sindicato de Trabajadores Judiciales de la provincia de Santa Fe, Cristian Recchio, el crecimiento del desempleo en la ciudad se debe a “los tarifazos, el achicamiento del mercado interno y las importaciones”. Según el ex titular de la seccional Rosario de la Gerencia de Empleo del Ministerio de Trabajo de la Nación, esto genera “un combo explosivo para los comercios y las pymes, que generan el 80% del trabajo asalariado”.

Respecto a la alta informalidad, Recchio recordó que “Rosario siempre fue muy receptiva de los cambios en la política económica. Cuando arranca una crisis se siente más el desempleo y la informalidad. Del mismo modo, cuando la actividad económica mejora, el empleo y el blanqueo aumentan más que la media nacional”.

Cabe destacar que más de la mitad de la población desocupada dejó de trabajar en los últimos tres meses o menos, según el informe de Ceso.

Por otra parte, también creció la subocupación, es decir la cantidad de personas que trabaja menos de 35 horas semanales. De 10,77% en el cuarto trimestre de 2017 (para el Indec fue 9,6%) pasó al 13,91% en los primeros tres meses de 2018.

Esta población figura como ocupado, sin embargo, sus ocupaciones señalan situaciones de vulnerabilidad laboral dado que las menores cargas horarias se asocian con la insuficiencia de empleo de tiempo completo, derechos previsionales restringidos y beneficios laborales incompletos o ausentes.

En jóvenes se duplica

La desocupación de jóvenes de entre 19 y 29 años explica más de la mitad del desempleo observado. En dicho rango etario, el desempleo alcanza el 24,11%, el doble del observado para el conjunto poblacional.

Recchio manifestó que el desempleo joven es un problema mundial, pero la particularidad de la Argentina pasa por “la ausencia de un Estado que acompañe a los jóvenes a acceder a su primer empleo”.

“Todos los programas que había en la gestión de (el ex ministro de Trabajo de la Nación, Carlos) Tomada fueron discontinuados”, se quejó quien estuvo en la Gerencia de Empleo desde 2006 a 2015.

Si te gustó esta nota, compartila