Edición Impresa, País

Desafío inglés en Malvinas

Pese al rechazo argentino se disponen a autorizar más exploraciones petrolíferas en las islas. El inminente comienzo de perforaciones en aguas del archipiélago recalienta la relación entre Buenos Aires y Londres.

La Argentina acusó a Londres de agitar el “fantasma militar” en torno a las Malvinas.
La Argentina acusó a Londres de agitar el “fantasma militar” en torno a las Malvinas.

El gobierno británico de las islas Malvinas recibió esta semana nuevas solicitudes de empresas hidrocarburíferas que pretenden explorar en el archipiélago y ya dio un primer paso para autorizarlas a que comiencen sus estudios, a pesar del rechazo de la Argentina.

Si bien no trascendió el nombre de estas compañías, se trata de al menos dos que se sumarían a Desire Petroleum, Rockhopper Exploration, Falklands Oil and Gas y BHP Billiton.

Según se informó ayer, en una reunión extraordinaria del Consejo Ejecutivo de las Malvinas celebrada el miércoles pasado “fueron analizadas nuevas solicitudes para los estudios sísmicos y geofísicos y se aconsejó el gobernador Alan Huckle considerar la aprobación de ambas”.

El director de Recursos Minerales, Phyl Rendell, afirmó que estos pedidos son “alentadores” para las islas y demuestran la voluntad de las empresas a invertir para la “adquisición de datos adicionales” en la zona.

Si bien resta acordarse los detalles, el Consejo Ejecutivo recomendó al gobernador Huckle que trabaje para lograr la concesión de las licencias y permitir así que se inicien las nuevas exploraciones.

“En ambos casos, los estudios se realizarán fuera del ámbito de la pesca, que estará particularmente activa en los próximos meses”, señaló Rendell.

El inminente comienzo de perforaciones petroleras británicas en aguas aledañas a las islas Malvinas reavivó esta semana la tensión entre la Argentina y el Reino Unido, 28 años después de que los dos países se enfrentaran en una guerra por este archipiélago del Atlántico sur.

El jueves último, la controversia diplomática por la exploración hidrocarburífera subió de nivel cuando la Argentina acusó a Londres de agitar el “fantasma militar” en respuesta a una declaración del Reino Unido que repuso el discurso belicista en el centro del conflicto.

Si bien Londres trató de minimizar la “enérgica protesta” del gobierno argentino por la licitación de áreas de las cuencas marítimas adyacentes a las islas, el diario Financial Times señaló que el gobierno británico estaría preocupado porque la tensión pueda derivar en una nueva confrontación militar.

En la nota de protesta entregada al encargado de negocios británico en Buenos Aires, el gobierno argentino responsabilizó al Reino Unido de incumplir las resoluciones de la ONU que instan a ambos gobiernos a “reanudar la negociación por la soberanía” y a “abstenerse de realizar modificaciones unilaterales”.

Por su parte, Londres alega que el gobierno de las islas “tiene derecho a desarrollar una industria de hidrocarburos dentro de sus aguas”, precisó el Foreign Office, que recuerda que el Reino Unido “no tiene dudas” acerca de su soberanía sobre este archipiélago del Atlántico Sur y las zonas marítimas que lo rodean.

Comentarios