Ciudad, Edición Impresa

Cuando no hay más opción que quedarse trabajando

Mercantiles denunciaron que, bajo amenaza, shoppings y supermercados obligaron a empleados a trabajar.

La Asociación Empleados de Comercio volvió a denunciar públicamente que, bajo amenazas de despidos y extorsiones, trabajadores de los centros comerciales (o sea, lo shoppings) y las grandes cadenas de supermercado de la ciudad obligaron este fin de semana largo a trabajar a sus empleados. En tanto, desde del gremio detallaron que también presentaron –y otra vez sin suerte– un escrito en las últimas horas ante el Ministerio de Trabajo de la provincia con el objetivo de que disponga inspecciones a fin de que se constate dichas infracciones a las leyes vigentes. Como respuesta, afirman que otra vez el gobierno provincial volvió darles vuelta la cara. “Parecería que los empleados de comercios no fuésemos seres humanos. Es asqueroso lo que está ocurriendo”, analizó Susana Treviño, coordinadora del departamento jurídico del sindicato.

Cualquier habitante de la ciudad sabe que la situación que se está viviendo este fin de semana largo de Pascuas (que este año coincide  en uno de sus días con el feriado del 2 de abril) no es nueva. Y tal vez esa naturalización de un hecho que es permanente y se reitera año tras atrás año violando las leyes laborales sea  precisamente una de las razones por las que la lucha de los empleados de comercio se torne siempre cuesta arriba.

En el caso puntual de los días feriados, la prohibición de desempeñarse laboralmente durante esas jornadas está regulada a través de la ley 21.329 de “feriados nacionales”, como así también la ley provincial 12.913, la cual también establece pautas sobre la obligación de contar con medidas de salud y seguridad en el trabajo. En el caso del 2 de abril, fecha en que se conmemora a los caídos en la Guerra de Malvinas, desde el año 2006 dicha fecha de conmemoración fue sancionada por el Congreso nacional como feriado de carácter inamovible.

“Lo que pasa puntualmente con el 2 de abril y el 24 de marzo es lo que más duele. Tienen que ver con la historia reciente de la Argentina y es una vergüenza que no se respeten esas fechas”, opinó Treviño en diálogo con El Ciudadano. El 24 de marzo también fue declarado inalterable el mismo día de la conmemoración y rige desde el 2003. Igualmente, que sean jornadas no laborables poco importa y hace casi quince días los mismos comercios que hoy no acatan la ley tampoco lo habían hecho en el aniversario del golpe de Estado que instauró la última y feroz dictadura cívico-militar.

Si bien la de los feriados es la trasgresión más grave, no es la única. Siempre a espaldas de la normativa vigente, según la cual los empleados deben gozar de su jornada de descanso los sábados a partir de las 13 y los días domingos completos, los shoppings de la ciudad imponen como condición de contratación al personal la disponibilidad para trabajar también los fines de semana (sábados y domingos hasta las 22) en forma rotativa.

Pero eso no es todo: “En esos centros comerciales hay muchos trabajadores no registrados (en negro) a los que no se les respeta ni siquiera el horario fijado para comidas y refrigerios”, explicó Treviño a este diario. Desde el jueves y durante todo este fin de semana, absolutamente todos los locales comerciales de los tres centros comerciales que hay en la ciudad, Del Siglo, Alto Rosario y Portal Rosario, están abiertos al público, como siempre. 

Hace dos años, la comisión directiva de la Asociación Empleados de Comercio planteó la posibilidad de accionar judicialmente contra los centros comerciales y grandes cadenas de supermercados, pero esa idea, al menos por ahora, sigue siendo desechada. “Eventualmente se hará una denuncia, pero eso podría traer inconvenientes para los trabajadores, hacerles perder sus empleos y no queremos perjudicar a nadie”, explicó la letrada, para luego agregar que consultas de los empleados de supermercados y shoppings sobre cómo actuar ante las imposiciones de trabajar domingos y feriados se “reciben todo el tiempo”.

De hecho, este fin de semana no fue la excepción y el miércoles el gremio decidió realizar una solicitada en los medios denunciando la situación.

Sede administrativa

Si bien no se ha reclamado por el hecho a través de la vía judicial, Treviño explicó que desde 1999 existen en sede administrativa del Ministerio de Trabajo de la provincia expedientes con denuncias sobre las irregulares condiciones en que se ocupan gran parte de los trabajadores y hay permanentes pedidos de inspecciones, los cuales nunca se concretan. “Desde que asumió Carlos Rodríguez al frente de la cartera de Trabajo, tuvimos una serie de reuniones tanto con él, como con la gente de su área, en las que planteamos todas estas violaciones a la legislación vigente. Pero hasta hoy no hemos tenido ninguna respuesta concreta –se quejó Treviño– y necesitamos medidas rápidas y efectivas en defensa de los legítimos derechos de los trabajadores”.

En los supermercados, la situación es un caso aparte. Desde hace varias décadas se encuentra vigente una norma legal según la cual estos comercios pueden permanecer abiertos hasta las 22 de los días sábados, pero se permite extenderse exclusivamente por la tarde y hasta ese horario para vender sólo “artículos comestibles de primera necesidad”.

“No sólo que esto no se cumple, como todos sabemos, sino que además se promocionan ofertas especiales de productos como artículos de limpieza (por poner un ejemplo), con descuentos adicionales si los clientes concurren a comprar sábados, domingos o feriados”, sostuvo Treviño.

En rigor, las cadenas que están abriendo este fin de semana son, como siempre, las más importantes: Coto, La Gallega, Jumbo, Dar, Carrefour y Libertad. Y en el gremio relatan que las amenazas y las extorsiones obligando a trabajar son comunes en todas las empresas por igual y ante la llegada de cada uno de los feriados.  

En tanto, en el sindicato evalúan realizar una gran movilización en vísperas del 1º de mayo, Día del Trabajador, para plantear una vez más la situación particular que sufren los empleados de comercio en el marco de los problemas generales de los trabajadores.

Comentarios