Policiales

Puñalada fatal

Crimen y drama en barrio Godoy

Neri Cardozo murió a raíz de una herida de arma blanca en Bertolé al 7900, durante la fría noche de domingo. Los pormenores de la agresión son todavía un misterio. Una familia vecina sostiene que tras el crimen les arrojaron piedras, aunque afirman no tener nada que ver con el ataque


Bertolé al 7900. Foto: Juan José García.

Neri Leonardo Gabriel Cardozo, un changarían de 31 años fue asesinado de una puñalada en el abdomen la noche del domingo en Emilia Bertolé al 7900 . Vivía en esa misma cuadra de barrio Godoy. Mientras la mayoría de los habitantes de ese vecindario se refugiaba de las bajas temperaturas, Cardozo fue herido de muerte en plena calle por razones que todavía son un misterio. El asesinato desató una venganza contra una familia vecina compuesta por mujeres, una de las cuales fue pareja de la víctima hace cuatro años. La separación no fue en buenos términos, la joven se mudó a otro barrio y la Justicia cursó una orden de restricción sobre Cardozo. Las mujeres  ahora están atemorizadas y no encuentran explicación a la agresión, según contaron a El Ciudadano.

Según se supo de fuentes policiales y del relato de vecinos, la cuadra de Bertolé al 7900, siete manzanas al oeste de Circunvalación y parelela a avenida Rivarola, fue escenario de una gresca. Entre los protagonistas estaba Cardozo, que recibió un puntazo en el estómago. “Quedó arrodillado en el medio de la calle, ahí donde está el manchón de sangre”, señaló una vecina. En ese momento la mayoría de los vecinos estaba guarecido del frío en sus casas, por lo que adujeron desconocer los detalles finos de los últimos momentos de Neri. La misma falta de precisión pretextaron fuentes policiales: “Se desconocen los pormenores del hecho”. Otra versión indicó que un solitario atacante se cargó a Cardozo mientras éste estaba parado en la esquina de su vivienda.

Alrededor de las 23, Cardozo fue malherido de una puñalada. Al ver la cruenta escena de un hombre que agonizaba, los vecinos llamaron al Comando. Al arribo, los efectivos policiales se entrevistaron con Claudia, cuñada de Cardozo, y un tal Tomás, que subió a la víctima a un Ford Escort, recorrió un trayecto y se cruzó con una ambulancia del Sies que ya venía en auxilio. El rápido accionar de los allegados y los médicos no bastó para salvarlo; a las 23.30 Cardozo entró al Heca y murió poco después.

El caso está en manos del fiscal de Homicidios en turno Luis Schiappa Pietra. “Se comisionó al gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones. Hay medidas en curso, relevamiento de cámaras y toma de testimonios”, confiaron fuentes de la causa.

El asesinato de Cardozo desató un drama para una familia con arraigo en esa misma cuadra integrada por tres generaciones de mujeres. Antonela, junto a su mamá, Lucía, relataron a El Ciudadano que luego del crimen, de manera inexplicable, allegados a Cardozo arrojaron piedras a su casa, donde en un tiempo funcionó una granjita, como puede apreciarse en la fachada. Preocupadas, contaron que el único vínculo que tuvieron con la víctima fue un noviazgo de Antonela, hace cuatro años. Según su relato, el muchacho era celoso y posesivo, y la chica sufrió episodios de violencia, lo que derivó en la separación y una restricción de acercamiento. “Tenemos tanta mala suerte que viene a pasar esto justo cuando Antonela estaba acá; ella vino porque no tenía luz en su casa –la chica vive en otro barrio–, y como tiene una criatura necesitaba calefacción. Estábamos cocinando cuando pasó esto”. . Por la agresión, llegó al lugar personal de la comisaría 32ª. Por el momento, fuentes de la Fiscalía expresaron que todavía no existe denuncia por este coletazo del crimen de Cardozo.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios