Coronavirus, Política

Comunicado

Coronavirus: el Grupo Bases del Partido Socialista apoya las políticas de la Nación

El sector interno del socialismo orientado por Eduardo Di Pollina y Claudia Balagué señaló su acompañamiento “a las políticas sociales que se están desarrollando y profundizando para los sectores más vulnerables” y cuestionaron a las empresas del establishment por los despidos.


El Grupo Bases, una línea interna del Partido Socialista santafesino orientada por Eduardo Di Pollina y Claudia Balagué, emitió este lunes un documento en apoyo a las medidas adoptadas por el gobierno nacional ante la pandemia del coronavirus. Remarcaron allí las medidas económicas y sociales tomadas por el presiente Alberto Fernández y lanzaron también un llamado a los partidos opositores para dejar de lado las diferencias en el marco de la crisis sanitaria: “No puede haber lugar a especulaciones políticas”.

“Vivimos una situación inédita –comienza el documento– en la que una pandemia ataca a la humanidad sin distinción de fronteras, y en la que las respuestas de los estados nacionales han sido dispares para abordar una crisis sanitaria, económica, social y –en definitiva– humanitaria, sin precedentes. En nuestro país, con un criterio que compartimos y acompañamos, el gobierno nacional convocó a especialistas en salud, infectología y epidemiología, adoptando medidas tempranas de distanciamiento social, aislamiento y refuerzo de los sistemas sanitarios”.

“Asimismo, se hizo un llamamiento a la oposición toda para obtener el máximo consenso posible, apelando a la unidad de los argentinos y argentinas, en torno a las decisiones que impactan profundamente en la vida cotidiana y el futuro de toda la ciudadanía”.

“Desde Bases, apoyamos y acompañamos las medidas adoptadas que han sido acordes a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y de las mayores referencias académicas del mundo, así como han probado ser la única vía para ralentizar contagios y evitar el colapso del sistema sanitario, dando el tiempo necesario para ajustar la capacidad de afrontar en mejores condiciones la correcta atención de las personas infectadas”.

“Compartimos también las políticas sociales que se están desarrollando y profundizando para los sectores más vulnerables (jubilados, trabajadores informales, pequeños cuentapropistas, etc), entendiendo que no puede haber una dicotomía entre el valor de la vida humana y la posibilidad de subsistencia de muchísimos argentinos y argentinas que obtienen su sustento día a día. Estas medidas son tan prioritarias como el fortalecimiento del sistema de salud”.

“En este momento crucial no puede haber lugar a especulaciones políticas: el drama mundial que estamos viviendo nos obliga a estar a altura de las circunstancias. En tal sentido, rechazamos enfáticamente las expresiones reaccionarias de algunos dirigentes y corporaciones mediáticas –voceros de los sectores concentrados de la economía– que aprovechan esta situación para alentar falsas contradicciones, agitando recurrentemente la bandera de la ‘anti-política’ y pidiendo marcha atrás en las medidas, sin aportar argumentos científicos ni experiencia exitosa alguna que avale dicha posición”.

“El establishment de nuestro país –que aprovechó en beneficio propio cada crisis política y económica– es hoy el primero en despedir trabajadores y trabajadoras. Ejemplo de ello son Paolo Rocca (Techint) y Nicolás Caputo (Mirgor) que pretendieron despedir sin miramientos a cientos de operarios de sus empresas, demostrando que no están dispuestos a resignar sus privilegios económicos ni ante una de las más graves catástrofes de la historia. Una vez más, anteponen la defensa de sus intereses sectoriales a los del conjunto del pueblo argentino”.

“No es casualidad que los mismos actores políticos que hoy reclaman más celeridad de respuesta en la repatriación por parte de Aerolíneas Argentinas, son justamente quienes la desfinanciaron. Los mismos que reclaman mayor cantidad y celeridad en los test para detección de la enfermedad, son los que apostaron a destruir el sistema científico nacional, degradaron el Ministerio de Salud, e impulsaron la Cobertura Universal de Salud, totalmente contraria a la existencia de un sólido sistema de salud pública”.

“Esta pandemia está teniendo efectos más devastadores en los países donde se impuso el neoliberalismo: visión individualista de acumulación financiera que propone dejar libradas a las fuerzas del mercado, servicios y derechos tan esenciales como la salud y la educación. El sistema capitalista –que prioriza el lucro por sobre la vida humana– está mostrando su peor cara: pueblos como los de EE.UU, Brasil, Chile y el Reino Unido están pagando las consecuencias de las políticas de Trump, Bolsonaro, Piñera y Boris Jonhson”.

“En contraste, los mejores resultados se están obteniendo a través de estrategias coordinadas desde el Estado, con una clara conducción en las políticas públicas y con amplias convocatorias para realizar un esfuerzo colectivo y solidario en los tiempos complejos que se vislumbran”.

“Desde la agrupación socialista Bases ratificamos la convicción de que, ante circunstancias excepcionales, es necesario innovar a partir de la construcción de consensos con todos los sectores políticos, sociales y productivos. Los valores que deben guiarnos en esta tarea son: la priorización de los intereses de las mayorías nacionales por sobre los sectoriales, el respeto por la vida y la dignidad de nuestro pueblo, la defensa de las y los trabajadores, de las y los desposeídos y las familias vulnerables, que nos encontrarán hoy –como siempre– trabajando junto a ellos por una sociedad más justa, solidaria e igualitaria”, finaliza el comunicado.

Comentarios