País

Sin escrupulos

Córdoba: se registraron 232 casos de triquinosis

Un carnicero de la localidad de Canals fue acusado de faenar clandestinamente y vender sus derivados sin ningún tipo de control. El hombre hacía los embutidos y también prestaba servicio de catering, por lo que tenía llegada a gran cantidad de personas, lo que explicaría los numerosos casos


El carnicero adquiría animales alimentados presuntamente en el basural de Canals.

Un carnicero quedó imputado por el delito de “propagación culposa y contagiosa” de enfermedad por el brote masivo de triquinosis que se originó en la localidad cordobesa de Canals.

Hasta el momento se registraron un total de 232 casos en dicha localidad, pero no descartan que se sumen más debido a que el periodo de incubación de enfermedad –desde que se consume el alimento hasta la aparición de los síntomas– puede ser de hasta 45 días.

Martín Gutiérrez, director general de Fiscalización y Control de Agricultura, dijo a Cadena 3 que “trabajaron con epidemiología para ver los casos”, y en función de los testimonios detectaron la carnicería que habría provocado la enfermedad.

“El hombre (dueño del local) tiene un campo donde faenaba de forma clandestina animales propios, también adquiría animales alimentados presuntamente en el basural de Canals, hacía los embutidos y también prestaba servicio de catering, por lo que tenía acceso a gran cantidad de personas y eso explica los numerosos casos”, detalló.

“Después de que nos enteramos del brote hicimos el decomiso de 500 kilos de carne y embutidos. El Senasa ese mismo día inmovilizó 216 animales en el campo de esta persona que pasaron a faena controlada”, precisó el funcionario.

No obstante, reconoció que se enteran de los casos recién cuando se produce la sintomatología en la población.
Si se tienen en cuenta las últimas ocho semanas, los casos registrados llegan a 310. Las ciudades bonaerenses de Pehuajó, Bahía Blanca, Villarino, Navarro y General Las Heras fueron afectadas por la enfermedad, en tanto, en Venado Tuerto hubo cuatro casos recientes que estarían asociados con los de Canals.

Para evitar la triquinosis, recomienda no consumir carne de cerdo mal cocida y en cuanto a los embutidos no comprar salame casero, sino “productos con etiquetas que garantizan la inocuidad del producto porque su origen está controlado”, advirtó Gutiérrez.

La triquinosis es una enfermedad de notificación obligatoria en el país, lo que significa que médicos y veterinarios deben informar a las autoridades de salud pública y sanidad animal ante la aparición de casos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios