Coronavirus, Región

Santa Fe

Con la morgue al borde del colapso, instalaron una cámara frigorífica en el hospital Cullen

La medida es para anticiparse ante un posible desborde en la morgue del Cullen. El container refrigerado se utilizará para resguardar los cuerpos de las personas fallecidas por Covid. El año pasado habían ocurrido situaciones similares en Rosario y en Granadero Baigorria.


Foto: gentileza Radio EME

Para anticiparse ante un posible colapso de la morgue, en el hospital Cullen de la ciudad de Santa Fe instalaron este miércoles una cámara frigorífica que servirá como refuerzo en caso de ser necesario.

Desde el Ministerio de Salud de la provincia desmintieron un audio que se viralizó en las primeras horas del miércoles sobre un supuesto colapso en la morgue del Cullen.

No obstante, como medida precautoria, dispusieron que se instale en un pasillo interior del hospital un container refrigerado que se utilizará para resguardar los cuerpos de las personas fallecidas en caso de que se ocupe toda la capacidad de la morgue.

Por el momento, según explicaron las autoridades sanitarias, la cámara térmica no está en funcionamiento. “Cómo hay dos hospitales con morgue, es una medida más para anticiparnos ante el alto estrés que tienen los efectores”, señalaron desde el Ministerio de Salud al diario El Litoral.

El objetivo de la medida es que, si fallecen más pacientes de los que podría albergar la morgue del hospital, haya un lugar adecuado a donde trasladar los cuerpos.

La ciudad de Santa Fe atraviesa el momento más delicado desde el inicio de la pandemia. Desde hace una semana el promedio de casos nuevos de Covid se ubicó entre 300 y 400 por día y la curva sigue subiendo.

En ese marco, el último lunes el director del hospital Cullen, Juan Pablo Poletti, señaló que “las camas críticas están entre un 95% y un 100% de ocupación” y alertó sobre el impacto de la segunda ola de contagios de coronavirus, que afecta a personas cada vez más jóvenes.

“Desde hace 10 días las camas críticas están entre un 95% y un 100% de ocupación. Todo esto hace que la dinámica de la cama crítica se base en que se desocupan dos o tres camas que quedan libres pero que se ocupan rápidamente”, indicó el director del hospital Cullen.

No es la primera vez que ocurre algo similar en la provincia. En octubre del año pasado, en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, se instaló un container refrigerado para ampliar la capacidad de la morgue.

También en octubre de 2020 personal del Policlínico del Pami de Rosario denunció que la morgue había desbordado y pidieron que se les provea de un camión refrigerado para almacenar los cuerpos de las personas fallecidas por coronavirus.

La segunda ola pega fuerte en Santa Fe: ya no quedan camas ni oxígeno

Comentarios