Edición Impresa, Política, Últimas

Cogobierno proporcional, la fórmula del barlettismo

Por Ezequiel Nieva/Corresponsalía Santa Fe.- Un sector de la UCR le propondrá a Bonfatti integrar espacios en el gabinete en relación a los votos de Barletta.

Mientras el gobernador electo Antonio Bonfatti negocia con senadores y diputados del Partido Justicialista la sanción del Presupuesto 2012, desde el Grupo Universidad de la UCR santafesina salieron a reclamarle diálogo y –concretamente– espacios dentro del Ejecutivo para sus propios equipos. “Estamos demandando que el grupo político que ha llevado a (Mario) Barletta como candidato a gobernador se integre al gobierno provincial”, sostuvo el diputado reelecto Darío Boscarol.

El ministro de Gobierno y su par de Economía, Ángel Sciara, ya se reunieron con senadores del PJ –entre ellos Alberto Crosetti (departamento Belgrano) y el jefe de bloque José Baucero (San Javier)– para discutir el proyecto de presupuesto, que por primera vez desde que gobierna el Frente Progresista ingresó el viernes pasado por esa Cámara.

Lo mismo hizo Sciara con los diputados Luis Rubeo, Mario Lacava, Ricardo Peirone y Silvia De Césaris, entre otros, con el fin de asegurarse los votos suficientes para la aprobación de la ley de leyes.

Para la semana que empieza está previsto que Bonfatti reciba a los principales referentes del barlettismo, pero los temas de la agenda serán otros: el diseño del gabinete para el período 2011-2015 y la institucionalización del Frente Progresista en la provincia, una demanda de larga data de los radicales santafesinos.

Hasta ahora el gobernador electo mantiene conversaciones fluidas, al interior de la coalición, sólo con sus socios radicales que lo acompañaron en la lista El Cambio Continúa: el vicegobernador electo Jorge Henn, los diputados electos Santiago Mascheroni y Julián Galdeano y los intendentes de San Lorenzo Leonardo Raimundo y de Reconquista Jacinto Speranza.

A esa mesa también se sientan los senadores provinciales Federico Pezz (General Obligado), Rodrigo Borla (San Justo) y Felipe Michlig (San Cristóbal), los dos últimos reelectos por un período más.

En nombre del Grupo Universidad, Boscarol habló de las expectativas con las que encaran la reunión con Bonfatti, que –según estimó– será esta semana: “Estamos demandando que haya una reunión en la que el grupo político que ha llevado a Barletta como candidato a gobernador se integre al gobierno provincial en relación de fuerzas con lo que ha aportado para retener la provincia. Hay voluntad de cogobernar en la proporción que corresponda en el Estado provincial y queremos espacios de integración para que el Frente Progresista se fortalezca en el Ejecutivo”.

—¿Cómo se calcula es proporción?

—No es un cálculo matemático, pero el aporte de Barletta ha sido de alrededor del 35 por ciento en toda la provincia y tiene que tener ese tratamiento. No decimos que tiene que haber una división matemática ni un reparto en términos de esa proporción, pero sí tiene que haber una propuesta acorde a lo que el radicalismo ha hecho, con la candidatura de Barletta, a nivel provincial.

—Bonfatti dijo que hay que definir equipos y luego nombres. ¿Qué les parece?

—Pensamos exactamente lo mismo. Nosotros queremos aportar equipos de trabajo en las distintas áreas; no estamos buscando cargos ni necesitamos ocupar gente. Sí creemos que estamos en condiciones de gestionar el Estado provincial, con equipos, en las distintas áreas que nos correspondan como grupo.

—¿Piensan que va a ser distinta la relación con Bonfatti respecto de la que tienen ahora con Hermes Binner?

—Es distinto el contexto. Binner surge como un referente provincial y no había disputa por debajo de él entre los distintos partidos del frente. Bonfatti llega con otro contexto y este nuevo contexto tiene que quedar reflejado en la distribución de espacios políticos.

—Con el PJ controlando las dos cámaras, ¿se puede concluir que el socialismo va a necesitar de sus aliados más que nunca?

—Más que de los aliados creo que se va a necesitar un espíritu de consenso y de integración para que haya gobernabilidad en la cámaras y en el Ejecutivo provincial. Si no logramos un esquema de acuerdo y consenso en la Legislatura, van a ser muy difíciles los próximos cuatro años.

—¿En qué quedó el reclamo por la institucionalización del Frente Progresista?

—Estamos trabajando sobre algunos borradores y en la primera reunión institucional del frente los vamos a acercar, para que podamos avanzar en un estatuto. Nosotros creemos que este tipo de frentes tienen que tener alternancia, si no no es un frente: es unipartidismo.

Comentarios